Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

22 février 2008 5 22 /02 /février /2008 12:34

Interesante artículo de opinión de Carolina López, asistente de David Hammerstein en el PE

Una Unión Europea dividida se enfrenta a la declaración de independencia unilateral del último estado nacido de la ex-Yugoslavia. La  amenaza de Rusia de provocar procesos similares en las repúblicas independentistas de Georgia y el miedo de España a que Euskadi exija las mismas medidas oscurecen el debate que tendrá lugar el miércoles en el Pleno de Estrasburgo.

El pasado domingo, Pristina declaraba su independencia, con el beneplácito de Los Verdes en el Parlamento Europeo y presencia de tres de sus diputados, Joost Lagendijk, Angelika Beer y Bart Staes.

La declaración ha sido rápidamente aceptada por la mayoría de los Estados miembros de la Unión y EEUU. Como era de prever, Rusia, China y España, entre otros estados europeos como Rumanía o Bulgaria, rechazan el reconocimiento del estado 193 del mundo. Entre tanto, Serbia exige la retirada de los embajadores de aquellos países que apoyan la independencia.

La independencia de Kosovo, última nación de la ex-Yugoslavia en desmembrarse, es un caso único y excepcional, que la Unión Europea afirma que no sentará precedente. Sin embargo, la idea causa pavor en España, donde desde la entrada en el gobierno de los socialistas, la oposición ha acuñado frases como "balcanización de España" para referirse a procesos democráticos recientes como la aprobación del Estatut d'Autonomia catalán. Sin embargo, que la independencia de Kosovo pueda tener consecuencias en el País Vasco parece del todo improbable. En cualquier caso podría reabrirse un debate sobre la autodeterminación de Euskadi.


Mucho más preocupante que un posible conflicto en España son las consecuencias de esta independencia para Georgia, que se enfrenta a la amenaza de Rusia de apoyar a las provincias secesionistas de Abjasia y Osetia, aunque si ambas cuestiones se tratan con diplomacia se podría conseguir no desestabilizar el Cáucaso.

Pero, ¿y los Balcanes? Mientras todo el mundo aventura las consecuencias de la decisión para la Unión Europea, Rusia o EEUU, pocos hablan de lo que la independencia de Kósovo puede significar en los Balcanes. Las esperanzas que suscitó la elección de Tadic en Serbia para la paz en la zona han desaparecido ante sus declaraciones de que Belgrado jamás aceptará la separación y continuará considerando la región bajo su autoridad. Declaraciones que lejos de zanjar el asunto lo perpetúan, y nos hacen recordar las dos guerras sufridas por la población serbia en la década de los noventa.

El desafío de la UE hoy por hoy consiste en evitar que Serbia convierta sus declaraciones en un nuevo conflicto armado que termine con la frágil estabilidad conseguida y que termine dividiendo más aún la política exterior comunitaria. Europa necesita urgentemente una voz única para sortear un problema muy delicado y con unas consecuencias hoy por hoy totalmente impredecibles.

Partager cet article

Published by Europa en Verde - dans Internacional
commenter cet article

commentaires

Ramón Linaza 22/02/2008 13:03

El problema no es la independecia de Kosovo, sino la desaparición de Yugoslavia, de la que Kosovo es la penúltima consecuencia. ¿Como afectará a la vecina Bosnia? ¿con que argumentos se puede negar la independencia de la República Serbia de Bosnia? La ceguera de la UE fue reconocer la independencia de Eslovenia y Croacia. Estamos ante un paso más en la dinamitación de estados multiculturales. Es obvio que el caso de Kosovo está muy lejos del Pais Vasco o incluso de Flandes, pero no deja de ser un paso más en la idea de una nación = un estado, que arranca con la desaparición del Imperio Austro-Hungaro. ¿Volverán a unirse Los Balcanes dentro de la UE? Todo lo sucedido desde que en 1989 Milosevic anulara la autonomía de Kosovo va en el sentido opuesto a los valores y objetivos de la UE.Tal vez en el marco de una Europa federal, unida políticamente, se podría abrir el debate sobre si sus estados miembros deben o no coincidir con los estados actuales. Pero en el contexto de una UE donde pierden peso las políticas comunitarias frente a la dinámica intergubernamental, la independencia de Kosovo abre nuevas incertidumbres sobre el futuro de los Balcanes.