Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

20 juin 2015 6 20 /06 /juin /2015 12:27
  Podemos debe elegir entre el carbón o la justicia climática

La prueba del algodón de la defensa climática es el carbón y parece que Podemos está a punto de suspender el examen. Dejar el combustible fósil más contaminante en el suelo o seguir quemándolo es una cuestión fundamental y urgente para el presente y futuro del planeta. Otra pregunta muy relevante es si el dinero público de la ciudadanía debe subvencionar la destrucción de la habitabilidad de los ecosistemas básicos que dan soporte a nuestras sociedades. Las recientes declaraciones de los líderes autonómicos de Podemos de Castilla y León y de Asturias a favor de los subsidios públicos para garantizar la viabilidad económica de la minería de carbón mediante la concesión de incentivos económicos a las centrales térmicas que compran carbón español  dejan bastante claro que el morado de Podemos puede quedar muy manchado del negro del carbón. Con una apuesta política innecesaria, destructiva y cara a favor de la continuación del carbón, Podemos abandona en el presente cualquier mínimo compromiso ecológico y ético frente a uno de los desafíos sociales globales más graves.

 

En concreto el nuevo Decreto Real a favor del "carbón nacional" apoyado por Podemos significará  90.000 euros (aumentado del 72.000 euros/megawatio anterior) de dinero público de Gobierno Central entregado a una central térmica por cada megawatio de carbón quemado en una central térmica. Así las térmicas adquieren un compromiso de compra anual de 5.6 millones toneladas de "carbón nacional" frente a los 3.8 millones de toneladas anuales actuales.  Sería más de 405 de millones de euros de fondos públicos en total.No hay una estimación del impacto del nuevo Decreto sobre el crecimiento de las emisiones contaminantes ni sobre la salud humana ni sobre los ecosistemas circundantes. Y esto sin contar el impacto de todo el ciclo de extracción, lavado y transporte del carbón, sean de las minas de interior o de las terriblemente destructivas minas a cielo abierto.

 

Según la Radiografía social del medio ambiente en España de Greenpeace "las emisiones de las centrales térmicas de carbón son un enemigo en la lucha para el cambio climático, pero, además, sus efectos también son un riesgo para la salud, pues esas emisiones llegan a pulmones y circuito sanguíneo, provocan asma, enfermedades cardio-respiratorias, cáncer y hasta la muerte". Estas térmicas han provocado al menos 535 muertes prematuras, 120.000 horas laborables perdidas y 5.800 años de vida perdidos.

 

Es muy preocupante que los eurodiputados actuales de Podemos en Bruselas puedan apoyar una extensión del tope legal comunitario de 2018 para finalizar las ayudas al carbón Decisión 2010/787/UE del Consejo (ya tenían que haber terminado las subvenciones en el 2010 pero la presión asfixiante del lobby del carbón consiguió una prorroga). Según las declaraciones de algunos de sus líderes autonómicos los futuros diputados de Podemos en el Congreso de Diputados también apoyarán a la quema del carbón.

 

Apostar por el carbón es una postura que más bien responde a los postulados de una vieja izquierda anacrónica y “extractivista” (como apunta Naomi Klein en su reciente libro). Además, refleja una gran insensibilidad social y ecológica ante los cambios ecológicos necesarios en Europa para cumplir con las demandas de justicia ambiental que plantearán los países del Sur en la cumbre climática de la ONU en Paris el próximo diciembre.

 

La posición de Podemos a favor de la quema del carbón se basa en unos mitos y unas falsedades que no tiene base en los hechos.

 

Por ejemplo, el líder de Podemos Asturias Emilio León afirma: “Mientras el carbón sea necesario, apostaremos por el carbón autóctono”.

 

Ni el carbón es necesario ni debemos elegir entre el carbón autóctono y el importado. Existe una gran sobrecapacidad de generación eléctrica en España con fuentes mucho menos contaminantes que el carbón, incluso excluyendo la fuente nuclear, y las futuras demandas eléctricas pueden ser satisfechas por el crecimiento de las renovables, el ahorro y por la eficiencia energética.

 

El carbón “autóctono” o “nacional” subvencionado generalmente no sustituye al carbón importado sino aumenta radicalmente el porcentaje de carbón en la mezcla energética española y en consecuencia las emisiones contaminantes. Cuando en marzo de 2010 todavía no existía el Real Decreto que subvenciona la quema del carbón “nacional” había bajado la participación del carbón en el “mix eléctrico” al solo 3.8% del total. Un año después de la entrada en vigor de las subvenciones, ahora respaldadas fuertemente por Podemos, había subido al 12.8% del total. Como resultado dantesco, las emisiones de CO2 del sector eléctrico subieron el 82% en solo un año en medio de una crisis económica!

 

La cifras desmienten tajantemente el argumento de que se trata simplemente de sustituir la quema del carbón importado por el carbon autóctono, tal y como insisten los empresarios mineros y Podemos, y muestran que las ayudas al carbón multiplican enormemente el consumo global de la fuente más contaminante en el sistema eléctrico español. Huelga decir que también que hay que luchar contra el carbón importado.

 

Los líderes de Podemos de Castilla y León y de Asturias exigen que los presupuestos generales del Estado incentivan mediante subsidios la compra del carbón para mantener el empleo en las cuencas mineras ahora “para ir buscando alternativas económicas de re-industrialización a medio y largo plazo”.

 

Es chocante que Podemos utiliza los mismos argumentos que los negacionistas y de la derecha ante el cambio climático: siempre y durante décadas trasladan el problema hacía un futuro indeterminado sin asumir responsabilidad alguna aquí y ahora. Esto es el cuento de la lechera que surge cada vez se acerca el fin de la subvenciones al carbón y otros compromisos vinculantes climáticos.

 

Las cuencas mineras han recibido miles de millones de euros de ayudas públicas durante los últimos 25 años para un cierre paulatino y socialmente justo de a minería de carbón. Por desgracia las mafias patronales y la corrupción sindical y política han despilfarrado la mayoría de estos recursos. Pero invertir ahora más dinero público en apuntalar unas minas social y ambientalmente inviables es postergar aun más las alternativas sociales necesarias. Podemos debe elegir entre tirar más dinero a un pozo sin fondo o construir ya alternativas compatibles con el medio ambiente y el empleo.

 

Podemos no niega el cambio climático en abstracto pero sí en los hechos y en el presente. Es una ironía que sus máximos líderes como Podemos como Pablo Iglesias hayan firmado el manifiesto ecologista “La última llamada” https://ultimallamadamanifiesto.wordpress.com/el-manifiesto/ que afirma que la acción climática, sobretodo en el rico Norte, es “inaplazable” dentro de una "transición rapida" hacia otro modelo energético y de produccion pero al mismo tiempo, posterga en el tiempo las medidas energéticas que se pueden tomar ahora. Es triste que Podemos utilice supuestas y falsas coartadas sociales del “presentismo” productivista que queman las naves de la casa común (como afirma el Papa) en un pacto faústico y efímero simplemente para ganar un apoyo electoral puntual.

 

Podemos debe responder a algunas preguntas relevantes:

 

¿Es socialmente justo dar dinero público al carbón en lugar de la sanidad pública o la educación cuando existe una gran escasez de recursos públicos?

 

¿No es mucho más sensato y eficaz para el empleo invertir en sectores económicos viables y socialmente útiles como las renovables, la rehabilitación energética o el desarrollo rural sostenible?

 

¿Por qué Podemos con razón niega las subvenciones públicas al maltrato animal de los espectáculos taurinos pero en cambio, está a favor del enorme maltrato planetario, social y natural, que representa la quema del carbón?

 

Ahora que Podemos entra en la política institucional debe asumir la responsabilidad de elegir. ¿Luchar contra el cambio climático o defender el carbón?

 

P { margin-bottom: 0.21cm; }A:link { }

Partager cet article

Published by Europa en Verde
commenter cet article

commentaires