Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

11 septembre 2007 2 11 /09 /septembre /2007 10:15

Si la experiencia de Finlandia puede servir de guía, el “renacimiento nuclear” promocionado por el lobby atómico es un sonado fracaso.  Lo que sus apologetas afirmaban era una alternativa económicamente viable al gas y al carbón apenas está  ofreciendo más progreso que hace 20 años cuando se paralizó la construcción de centrales atómicas a causa de continuos retrasos y astronómicos costes que espantaban a los inversores y a los contribuyentes.  Mientras muchas centrales viejas ya cierran este mismo año y otras muchas están a punto de cumplir con sus vidas útiles, las pocas centrales en el mundo actualmente proyectadas o bajo construcción se encuentran en serios apuros económicos y con retrasos técnicos.

 

Olkiluoto 3, en Finlandia, es la primera central nuclear en construcción en Europa desde el desastre de Chernobyl en 1986 y está defraudando las expectativas depositadas en ella por la industria nuclear global.  Fallos graves en las soldaduras, tuberías de refrigeración inutilizables y una cimentación sospechosa, han aplazado el fin de las obras en más de dos años.  El presupuesto inicial 3000 millones ya se superado en más de 1100 millones de euros y sigue creciendo.

 

Pero la planta finlandesa no es la única planta en construcción con problemas. La central china de Tianwan lleva un retraso de más de dos año

s y el proyecto Lungmen en Taiwán ya acumula retrasos de más de cinco años.  Otros proyectos en Asia, como en Indonesia, están siendo replanteados por estar situados en zonas sísmicas, después del cierre de reactor más grande de Japón a causa de una terremoto.

 

 El coste de la construcción de una central atómica es entre 30 y 50% más caro que la de una central de gas natural y más caro que fuentes renovables. El gasto se dispara para cumplir con normas de seguridad cada vez más exigentes y un control de calidad más minucioso.

 

 Los adeptos nucleares insisten en que la electricidad atómica es más barata que si provienen de otras fuentes. Sin embargo, la propia Agencia Estadounidense de Energía estima que la energía de una planta USA en 2015 será 15% más cara que la de una planta de gas natural (no las compara con las fuentes renovables). Además, la energía nuclear ni mueve coches ni suele calentar casas de forma eficiente.

 

Si añadimos a estos claros problemas económicos las amenazas por doquier de la proliferación de armas nucleares, el terrorismo, la falta de una solución para los residuos radiactivos y el gran rechazo popular a la energía nuclear le quedan pocos amigos y muy poco futuro. Su declive en inexorable y el debate nuclear nos desvía la atención de los verdaderos desafíos energéticos.

 

Partager cet article

Repost0
5 septembre 2007 3 05 /09 /septembre /2007 11:26

MÁS PESADO, MÁS PELIGROSO  Y MÁS CONTAMINANTE 

    En el año 2006, el peso medio de los coches nuevos fabricados en Europa aumentó 17 kilos, alcanzando el peso medio de 1.38 toneladas.  Estos coches más grandes suelen contaminar más y matar a más peatones. 

   Lejos de la idea común de que la renovación de la flota de vehículos reduce la contaminación, en España las emisiones de los coches nuevos incluso crecieron hasta alcanzar un nivel por encima de los 160 gramos por kilómetro el año pasado. Esto es debido a la tendencia de comprar coches cada vez más grandes y más pesados lo que desbarata los tímidos avances técnicos hacia la fabricación de coches más eficientes en el consumo y menos contaminantes en sus emisiones. 

  En estos momentos, el Parlamento Europeo está discutiendo la nueva legislación europea sobre los topes de emisiones de los coches nuevos. Hasta ahora los fabricantes de coches han fracasado estrepitosamente en su promesa de cumplir unos compromisos voluntarios para reducir las emisiones medias de los coches a 140g/Km. antes del 2007.  Las nuevas propuestas europeas hablan de unas emisiones máximas obligatorias de 120-130 g/Km. antes del 2012 y de 80g/a.m. antes del 2020. Pero los fabricantes y un grupo de eurodiputados bajo su influencia intentan suavizar las exigencias y permitir más emisiones para los coches más pesados, creando una relación peso-nivel de contaminantes.

    En España las nuevas medidas contra el cambio climático del gobierno premian fiscalmente la compra de los coches un poco menos contaminantes, incluyendo  muchos de los turismos más vendidos, muchos de los cuales superan con creces en emisiones, los objetivos europeos marcados para el 2012.

David Hammerstein

Partager cet article

Repost0
16 juillet 2007 1 16 /07 /juillet /2007 08:43

 El Parlamento Europeo marca el futuro de las renovables en un informe legislativo:

 

Una hoja de ruta para renovables en Europa  

 

  Yo como europarlamentario he sido el representante del Grupo Verde parlamentario en la preparación y la redacción de esta importante iniciativa del Parlamento Europeo.  He preparado 33 enmiendas al borrador original, y gran parte de las mismas han sido asimiladas en el texto aprobado hace unos días por la Comisión de Industria y Energía  en Estrasburgo. 

   Uno de los objetivos principales a conseguir con este informe es el de  trazar un camino a medio y largo plazo para impulsar las energías renovables y animar a los reticentes, Se trata de crear confianza entre los inversores y fomentar en general la reconversión de la economía energética y las fuentes de energía ante los retos y urgencias del cambio climático.

Antes de la votación realizada esta semana en Estrasburgo que aprobó definitivamente el informe en la Comisión de Industria y Energía, llegamos a unos acuerdos comunes entre todos los grupos políticos sobre los puntos más importantes a desarrollar. Los Verdes hemos podido dejar una marca pronunciada sobre este proyecto legislativo. Pero en relación a los biocombustibles, tan solo hemos conseguido algunos objetivos limitados.  El voto en el plenario será en septiembre próximo. 

En resumen, algunos de los avances más importantes que se han conseguido son los siguientes:

1.     Calor y frío con renovables. Recuerda que no hay provisiones legales para la promoción de calefacción y aire acondicionado de fuentes renovables, y exige a la Comisión la pronta preparación de un marco legal con objetivos vinculantes antes del final de 2007. 

2.     Precios justos. Es urgente el fortalecimiento del esquema de comercio de emisiones para internalizar todos los costes ambientales externalizados de las energías contaminantes y así garantizar un mercado justo para las fuentes renovables. 

3.     Planes claros y vinculantes. Hace una llamada para que cada estado adopte un Plan de Acción para las Renovables (PAR). 

4.     Que no se cree otros nuevos problemas ambientales añadidos. Cada PAR debe someterse a una evaluación ambiental estratégica para asegurar que la reducción de emisiones contaminantes por el aumento de renovables  no tenga unos importantes impactos ambientales sobre otras preocupaciones ambientales como la biodiversidad. 

5.     Energía  y consumo descentralizados. Se solicita a la Comisión y a los estados miembros que trabajen para un ambiente de mercado que favorezca activamente la descentralización tanto en la producción como en el consumo de las energías renovables. 

6.     Consecuencias para quien no cumple. Se solicita que haya consecuencias económicas para los estados miembros que no cumplen con los objetivos de producción de energía renovable. 

7.     Estadísticas no sesgadas contra las renovables: Critica la vigente metodología estadística de la Comisión que subestima la contribución de la energía solar y la eólica a la producción de energía eléctrica, y pide a la Comisión que base sus cálculos en la energía final consumida y que desarrolle una metodología que no distorsione la competencia entre las distintas tecnologías. 

8.     La red debe adaptarse a las renovables. La electricidad procedente de renovables debe tener un acceso a la red prioritario, justo y transparente.  Las redes eléctricas deben adaptarse al flujo variable de alimentación eléctrica de las renovables. No pueden haber trabas administrativas a la conexión a las redes nacionales. 

9.     Menos trámites burocráticos. Se hace una llamada a la reducción de los procesos administrativos tortuosos que frenan a las renovables en Europa. 

10. Más Eólica marina.  Se pide un aumento fuerte  de la energía eólica marina y pide a la Comisión la presentación de un plan de acción a favor del desarrollo de los parques eólicos marinos. Pide unos planes de ayudas especiales para esta forma de energía. 

11. Menos subsidios perversos. Se pide la abolición de las subvenciones a las energías contaminantes y la utilización de las licitaciones y compras públicas para reducir el coste de la eficiencia y las energías renovables. 

12. Más fondos europeos para renovables: Critica el hecho de que la política energética de la UE no se refleja en los planes de gasto de los fondos estructurales y de cohesión de la UE.   

13. Más apoyo e investigación de la solar alta temperatura.  Toma nota del desarrollo de las plantas de energía solar de alta temperatura en los países del sur y pide inversiones para conseguir bajar los precios de producción. 

14. Mejor almacenamiento. Pide una rápida y ágil financiación de la investigación y desarrollo del almacenamiento de energía de fuentes renovables. 

15. Formas de calefacción diferentes. Reclama más atención a la creación de infrastructuras de calefacción y aire acondicionado de fuentes renovables y de la utilización del calor sobrante de plantas de energía. 

16. Hagamos bioconstrucción: Recuerda de que el 40% de la energía consumida es en el sector de la construcción y vivienda y pide un giro hacía la arquitectura solar, la bioconstrucción, los diseños energéticos y la integración de las renovables para conseguir edificios de muy bajo consumo, o incluso  unas casas que tienen  un balance energético positivo.  Exige a la Comisión la presentación de un programa de implementación antes del final del 2007. 

17. Cambiemos el transporte no el clima. Se hace una llamada a favor de una política de transporte más integral donde los biocombustibles producidos de forma sostenible pueden desempeñar un papel junto al cambio de modos de vida, la reducción del tráfico y medidas estructurales en la planificación urbanística y regional. Pide reglas más estrictas de eficiencia de los vehículos, gestión de la demanda y el transporte público más limpio. 

18. Biocombustibles: sí pero.  Se respalda el objetivo vinculante de un 10% para los biocumbustibles, pero exige que sea producido de modo que no afecte negativamente a la biodiversidad o a la seguridad alimentaria. Pide la creación de un sistema de certificado que garantiza la producción sostenible, sin un dumping ambiental o social, y que el ciclo de vida del biocombustible  muestre que ahorra significativamente en emisiones contaminantes en relación con los combustibles convencionales.  Si no cumple estos requisitos no debe recibir ni subsidios ni ventajas fiscales. Pide a la Comisión que lleve esta propuesta a la OMC y a otros organismos internacionales. 

19. Los combustibles fósiles también deben cumplir. Se solicita que haya un sistema de certificación parecida para los combustibles fósiles que tome en cuenta todo el ciclo de vida de los hidrocarburos y todos sus costes ambientales, incluyendo los accidentes y los vertidos. 

20. Buenas prácticas con la biomasa. La explotación de biomasa de bosques y otros orígenes debe seguir pautas sostenibles estrictas con la promulgación de buenas prácticas y un método de coordinación abierta entre los estados. 

Bruselas, 14 de Julio 2007

Partager cet article

Repost0
8 juillet 2007 7 08 /07 /juillet /2007 15:35

¿DONDE ESTÁN LAS POLÍTICAS DE AIRE LIMPIO?

Comienza haber un cierto hartazgo ante la inflación de información mortífera y de proclamas bienintencionadas ante los tóxicos ambientales. Un ejemplo sangrante se pone de relieve en el titular del El PAÍS del pasado domingo 8 de Julio: “50 grandes ciudades superan los límites de contaminación del aire”.

Es evidente que sigue habiendo un abismo entre el ya cansino lamento por el estado de deterioro ambiental de nuestras ciudades y la total ausencia de medidas políticas frente al problema. No se hace prácticamente nada para mejorar nuestra salud ambiental y con ello la de nuestros cuerpos porque no es una prioridad política. No entra en las prioridades industriales y financieras de este gobierno, ni se encuentra en el centro del debate político de las grandes fuerzas políticas.

Y no hace falta inventar la rueda para reaccionar con realismo ante los vehículos que devoran nuestro entorno y nuestra salud. En muchas ciudades europeas existen medidas con contrastado éxito para reducir las emisiones de los coches: los peajes urbanos, la reducción de las plazas de aparcamiento en los centros, el corte de las arterías de acceso a la ciudad, la moratoria en la construcción de nuevos viarios, el aumento radical del espacio reservado para el transporte público, los peatones y ciclistas, las fuertes medidas fiscales a favor del transporte de mercancías por tren, la compra de coches híbridos o de muy bajo consumo, la obligación de colocar filtros especiales en todos los vehículos diesel para reducir las partículas contaminantes en suspensión.

Ya está bien. Si no respiramos mejor es porque la política al uso y los políticos que la gestionan no quieren.

 

David Hammerstein

Partager cet article

Repost0
7 juillet 2007 6 07 /07 /juillet /2007 22:12

La agricultura sostenible puede alimentar al mundo pero no puede llenar los depósitos de nuestros coches

  1. La euforia de los combustibles vegetales: una amenaza a la seguridad alimentaría global. Con los precios del petróleo creciendo cada vez más los agricultores ven su futuro en cultivos para la producción de fuel como etanol o biodiésel. Hasta el aceite de girasol suele ser más barato que la gasolina. Cada día es más rentable quemar cereales que hacer pan o alimentar a las vacas lecheras. La euforia de los combustibles vegetales puede poner en peligro la seguridad alimentaría de Europa y del mundo.

2. Los biocombustibles no sirven para luchar contra el cambio climático Todas las plantas verdes reducen el C02 transformándolo en azúcar y oxígeno. Sin embargo, las prácticas agrícolas intensivas utilizadas para producir maíz, cereales, caña de azúcar, aceite de palma y soja para los combustibles vegetales, son todas muy dependientes en los combustibles fósiles. Muchos estudios científicos afirman que el balance energético de los biocombustibles es negativo. Los estudios que defienden a los biofuels suelen externalizar a los importantes insumos energéticos (fertilizantes y fitosanitarios) tanto en la producción como en el transporte.

3. Los Kilómetros alimentarios: los peligros de un suministro lejano de alimentos En la UE hay un alto nivel de importación de alimentos, un uso masivo de fertilizantes y pesticidas, y un creciente procesamiento y concentración de la producción, lo que ha provocado un gran incremento del transporte de alimentos. Como este aumento del transporte obliga a la industria a evitar el mantenimiento de muchos alimentos almacenados, el riesgo de un colapso de los suministros de alimentos es cada vez más alto. De hecho, las reservas de grano están en su nivel más bajo desde hace 40 años. Para reducir estos peligros y bajar la dependencia del petróleo haría falta un sistema alimentario más local y regional. La producción de biocombustibles alejará aún más la producción alimentos para nuestras mesas.

4. El boom de los combustibles vegetales es el producto del dumping socio-ambiental y de los bajos precios de los alimentos. El auge de los biocombustibles es un reflejo de la producción agrícola insostenible que se basa en esconder los daños sociales y ecológicos que genera en los países del Sur. En la importación de los países pobres, los precios tan irrisorios son generados por la externalización de los costes ecológicos y sociales. En cambio, la agricultura local y ecológica no genera estos daños socio-ambientales, y por ello se da la paradoja de que la comida ecológica al reflejar el precio justo y real es más cara, además de ser más transparente y más eficiente al utilizar un 30-50% menos de energía procedente del petróleo, y con ello provoca mucho menos daño social y ambiental.

5. Con una agricultura sostenible no haría falta tanto petróleo. No sobra tierra fértil en un sistema alimentario sostenible. Europa es el importador neto más grande de alimentos y piensos del mundo. La UE utiliza millones de hectáreas por todo el mundo, y para mantener sus métodos agrícolas químico-intensivos y el transporte a grandes distancias consume enormes cantidades de petróleo (además de empeorar la calidad de los alimentos, agua y tierras, y de aumentar la erosión de los suelos). Para reducir la dependencia del petróleo y para combatir el cambio climático es necesario el fomento de la producción local y regional, la más rica en calidad y ecología.

6. Cortando bosques tropicales para plantar combustibles para coches. El aceite de palma y otras cosechas son responsables de la destrucción de los bosques tropicales. Entre 1985 y 2000 el 87% de la deforestación de Malasia ha sido debida a las plantaciones de aceite de palma para biocombustibles. Se proyecta arrasar otros 6 millones de hectáreas de bosque en Malasia y otros 16.5 millones de hectáreas en Indonesia para más plantaciones de aceite de palma. Mucho bosque tropical de Brasil ha sido cortado para las plantaciones de caña de azúcar y de soja que se utiliza para la producción de bioetanol y combustible vegetal para uso nacional, y cada vez más para la exportación a Europa y EE.UU. De hecho, el 80% de las emisiones contaminantes de CO2 de Brasil proceden de su alarmante proceso de deforestación.

7. ¿Alimentar a personas o a coches?. Hay una creciente competencia y contradicción entre las necesidades de los 800 millones de propietarios de coches y las necesidades de dos mil millones de personas más pobres del mundo. A nivel global, los conductores de coches pueden comprar comida y gasolina, pero al mismo tiempo la mayoría de los pobres no tienen suficiente para comer. Por todo el mundo, los ganaderos y los agricultores advierten de la falta de seguridad alimentaria y de la escasez de aceites, piensos, leche, huevos y carne, a efectos de la creciente pugna entre la producción de alimentos y la producción de combustibles vegetales.

8. El hambre de energía contra la soberanía alimentaria. Más demandas de energía no renovable mina el acceso a alimentos. El crecimiento económico de Brasil, China y la India tiene un hambre insaciable de energía, lo que a su vez acabará provocando más hambre para sus habitantes. Al mismo tiempo, Norteamérica y Europa consumen el 65% del petróleo siendo que solo tienen el 19% de la población mundial. El creciente consumo de carne (que necesita hasta 10 calorías vegetales para producir cada caloría de carne) y el despilfarro de alimentos en su cadena productiva (más del 35% en la UE) están erosionando la seguridad alimentaria global. Solo una drástica reducción del consumo energético del Norte industrializado y un uso más sostenible de recursos en el Sur podrán evitar los conflictos y las consecuencias catastróficas sobre la energía y los alimentos en el futuro.

9. Europa necesita una agricultura de bajo consumo energético. La reintegración de la ganadería sostenible y la producción agrícola pueden ahorrar mucha energía y cortar los kilómetros de transporte hasta que los productos llegan a nuestra mesa. La utilización de energías renovables, combinada con el uso de excrementos y con la producción descentralizada de electricidad y calefacción en las granjas, deben ser una prioridad en la agricultura moderna de bajo consumo.

10. Certificación obligatoria y evaluación de impacto sobre la seguridad alimentaría en la producción e importación europea de combustibles vegetales. La UE debe garantizar una estricta evaluación ambiental y alimentaría de cada explotación y en la importación de biocombustibles. Deben incluirse los impactos globales sobre los ecosistemas de zonas tropicales, y debe asegurarse que se de un balance energético positivo en cada operación. Se debe instaurar un sistema de certificación y control que incluya los impactos sobre la biodiversidad, el agua y el suelo, además del acceso de la población local a éstos recursos y a los alimentos. Toda ayuda financiera o ventaja fiscal a los combustible vegetales debe ser ligada a criterios de sostenibilidad mediante el sistema de certificación.

David Hammerstein, Eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article

Repost0
10 mai 2007 4 10 /05 /mai /2007 08:52

La Tecnología     

España tiene un clima especialmente indicado para la energía solar fotovoltaica, es decir que transforma la radiación solar en energía eléctrica mediante paneles. El balance de energía invertida/energía recuperada es  especialmente positiva ya que se recupera la energía que se ha  necesitado en hacer la planta en 3 o 4 años, mientras la vida  productiva de la misma es de 30 a 40 años. Es una fuente energética  muy apropiada para la producción descentralizada y de redes  inteligentes. Tiene la desventaja de que para producir mucha energía  se debe ocupar unas superficies relativamente grandes. Sin embargo,  es una fuente especialmente adecuada para su instalación en los  techos o estructuras de edificaciones, cumpliendo así una doble función.

La situación actual de la fotovoltaica en España

El Gobierno estatal está a punto de firmar un nuevo decreto para regular las instalaciones solares fotovoltaicas, fijar el precio de compra de la energía inyectada a la red y establece el objetivo y el tope de energía a ser conectada a la red hasta el año 2010.  En estos momentos hay conectados a la red unos 125 Megavatios y están a punto de conectar otros 125/150 MW. Por lo tanto, solo quedan 125 MW más por instalar para llegar al tope establecido por el gobierno para el 2010! Esto significa que con solo 12 grandes instalaciones solares más se cubrirá el objetivo y el tope para el año 2010! Este decreto corre el riesgo de haberse nacido muerto. Unos meses después de su publicación ya habrá cubierto la potencia máxima proyectada para ser conectada a la red. 

Además hay otro problema. Al contrario que otros países en España no se prima más a la instalación solar en los tejados de edificios que los huertos solares.  Tampoco fija grandes diferencias en la renumeración de la energía inyectada a la red entre las pequeñas, medianas o grandes instalaciones solares. Con la legislación española el 95% de la fotovoltaica estará instalada en el suelo. En Alemania, por ejemplo, donde hay una legislación que favorece los paneles en edificios más del 90% de la potencia solar está instalada en cubiertas y más de 250 mil personas poseen placas solares fotovoltaicas. 

Los problemas son los siguientes:  

 

- hay poca potencia solar en los objetivos del Gobierno.  

 

- no favorece el tramo de producción de menos de 100 kw de potencia, que suele ser en tejados.  

 

- fomenta la centralización  de la producción de energía lejos del consumo dañando la eficiencia, concentrando en un punto la seguridad energética y impidiendo redes inteligentes.  

 

- prima la ocupación del territorio con posibles problemas ambientales y afectaciones por las líneas de evacuación.  

 

- favorece la tecnología más primaria y ignora las enormes ventajas técnicas y sociales de la integración estructural, con la creación de una tejido empresarial denso y  descentralizado.  

 

- no fomenta el autoconsumo ni la conciencia energética de centenares de miles de productores de electricidad. 

 

La Legislación que hace falta

- Modular el apoyo público a la cercanía del consumo, el uso más correcto posible del territorio, la seguridad energética y la creación de un tejido económico descentralizado.  

 

- Favorecer a la instalación e integración en estructuras construidas.  

 

-  Aumentar el tope de potencia para conectar a la red.  

 

-  Posibilitar el autoconsumo y no obligar la venta total a la red para reducir el transporte, aumentar la eficiencia y ahorrar inversión.  

 

- Eliminar los subsidios y otras ayudas a las energías sucias, internalizando sus costes ambientales, lo que encarecería a la energía convencional y haría innecesario la ayuda pública a la energía solar dentro de un periodo de 6 a 10 años.  

 

- Hacer redes complejas de distintas escalas para favorecer la solución de problema intrínsico de la energía solar que es su discontinuidad con distintos niveles de almacenamiento.  

 

El pequeño es hermoso, aunque lo grande no es siempre feo

Con esta crítica no quisiera dar la impresión de estar en contra de los grandes parques o huertos solares. Ante el cambio climático nos hace falta todo tipo de instalaciones solares, incluso las grandes y las muy grandes. Solo quiero pedir que no orientemos todo nuestro futuro solar según los parámetros anacrónicos del modelo actual centralizado, insensible al paisaje y socialmente concentrado e injusto. 

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article

Repost0
30 avril 2007 1 30 /04 /avril /2007 08:38

Irresponsabilidad moral y retórica ante el cambio climático  

 

Pocas veces ha habido una separación tan nítida entre las palabras de preocupación oficial y la enorme irresponsabilidad expresada en los hechos.  Según nos dice el Sr. Zapatero se han encendido "todas las luces rojas" y el cambio climático ya está aquí con sus temibles consecuencias para todos, y afirma que será "inflexible y firme" en su lucha contra el efecto invernadero y el cambio climático. También todo Ministro y político que se precie corre para reunirse con Al Gore ante las fotos de la prensa y asisten con devoción a la proyecciones de "La Verdad Incomoda".  Junto al mundo científico, la clase política y nuestros gobernantes parece que ya reconocen los malos tiempos que se avecinan si no se modera y frena la destrucción de los equilibrios vivos de nuestro clima planetario. Por un lado nos dicen que van a intentar paliar con firmeza el calentamiento de nuestro clima terrestre, lo que obliga a la urgencia y a la profundidad en los cambios estructurales pendientes en las políticas energéticas, en la industria del carbón, del gas y del petróleo, pero por otro lado, todo parece quedarse en meros fuegos artificiales cuando se trata de medir las palabras con políticas prácticas reales. Más allá de este folklore de las declaraciones públicas, las políticas del gobierno continúan con las peligrosas inercias destructivas con el clima y la biodiversidad debido a que no cuestionan ni alteran las políticas energéticas e industriales, ni las prioridades de los ministerios, ni el engranaje económico, ni las pautas socioculturales de consumo y bienestar. Las políticas del gobierno siguen insensibles al mal que impulsan, y como si nada pasara continúan dando las mismas medicinas que matan.  

 

Pero no parece de sensatez ni de responsabilidades mínimas el mirar a otro lado cuando se te quema la casa, algo así nos está ocurriendo. Este no pasa nada que nos incita a no cambiar nuestras formas energéticas de vida, hoy constituye una peligrosa idea que trivializa el gigantesco genocidio que se incuba contra la vida en nuestro planeta. El cambio climático aparece así como un simple simulacro discursivo para exhibir preocupación y ganar credibilidad social y electoral, cuando en realidad es percibido como un problema sectorial y ajeno a las prioridades de la realidad económica y social que en su inercia multiplican y aceleran el desastre con el clima. La exitosa invocación ritual contra el cambio climático en realidad carece de conexión con el día a día, y se convierte en un nuevo tema fatalista de conversación que busca valores éticos añadidos a la acción política dando pinceladas ambientales a las anacrónicas y destructivas políticas de gobierno en materia energética. Esta banalización del mal en la lucha contra el cambio climático utiliza cínicamente la grandilocuencia mediática, y a la vez oculta que el cambio climático en realidad es tratado sólo sectorialmente y con numerosas trampas ante los planes de reducción de emisiones que salieron de Kyoto. Parece que los intereses del gobierno están en continuar con prácticamente las mismas tasas de emisiones de gases nocivos a la atmósfera, es decir, se trata de no meter en cintura a las decisiones y prioridades que causan la destrucción del clima y que actualmente dirigen la producción, el consumo, la industria, y la economía nacional y mundial.  

 

Esta gigantesca irresponsabilidad moral con el cambio del clima en nuestro planeta también se expresa en la ausencia de debate político entre los partidos. Para ellos el cambio climático deja de existir cuando se trata de llevar a cabo políticas de todo tipo, como son la expansión urbanística, las nuevas infraestructuras y carreteras, las subvenciones directas o indirectas al carbón, a las cementeras, o a la , las OPAs de Endesa, la fiscalidad de los coches, los alimentos agroquímicos e industriales globalizados, los nuevos centros comerciales por doquier, la política de residuos de "usar y tirar", el fomento de los vuelos de los bajo coste y los nuevos aeropuertos regionales...etc.  A la hora de verdad los políticos de todos los colores buscan desesperadamente excusas y demoras con tal de no enfrentarse seriamente a lo que es en realidad un grave daño a la estabilidad de los metabolismos climáticos, lo que hoy supone además una gran amenaza a la misma habitabilidad humana en la Tierra.  

 

Para los partidos y políticos al uso, todo parece ser compatible con "la protección ambiental". Están atrapados en el "mito de la compatibilidad" entre opciones antagónicas que en la realidad práctica se anulan mutuamente: el desarrollo económico máximo como sea y la protección de la naturaleza. En la retórica de la defensa ambiental actúa una orquestación y fuerte consenso a favor de la banalización del mal autogenerado y que amenaza cada vez más la supervivencia y la salud humana en nuestra limitada y frágil casa terrestre. Para la clase política podemos seguir la vida como siempre y mejorar sin sobresaltos, y a la vez ser responsables con el planeta y el clima. Podemos seguir con nuestra "grand bouffé" de bienes naturales que enferman o desaparecen, y sin ningún riesgo de indigestión. Se puede seguir apoyando unas tarifas eléctricas por debajo del coste real y subvencionando masivamente las energías contaminantes, fomentando con ello el despilfarro destructivo y el freno a la emergencia de las energías renovables, y a la vez proclamar a los cuatro vientos la apuesta por las energías limpias. Se puede estar a favor de mantener más tiempo las masivas subvenciones del estado al Carbón en Asturias y León, tal y como hace la vieja izquierda comunista de IU y Llamazares, y todo sin quitarse la etiqueta publicitaria de "ecologistas responsables".   Se puede favorecer cualquier industria contaminante como son las azulejeras de Castellón o cualquier fabricante de coches violando toda racionalidad y sensatez con el control de emisiones a la atmósfera y al mismo tiempo ponerse medallas en la protección ambiental y responsabilidad con el clima.  

 

Para muchos partidos y políticos, la tan cacareada palabra de "desarrollo sostenible" significa sencillamente la defensa de la mágica compatibilidad entre más y más desarrollo junto al cuidado ambiental, algo que por cierto es imposible de llevar a la práctica sin que haya siempre el mismo perdedor: la naturaleza. A la hora de la verdad ya sabemos quien gana cuando se impulsa a toda costa el libre juego de las fuerzas económicas y se renuncia a políticas que aumenten la presión fiscal sobre las actividades y productos de producción y consumo más contaminantes.   Ahí están los innumerables ejemplos: Refinerías en Extremadura, nuevas autovías por Tarifa o Los Picos de Europa, Pistas de Esquí en San Glorio o las minas de cielo abierto de Leon...    

 

David Hammerstein, Eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article

Repost0
5 avril 2007 4 05 /04 /avril /2007 10:19

España y su Plan Nacional de Asignación de Emisiones 2008-2012: El principal plan español para la reducción de emisiones y el cumplimiento de sus obligaciones en el Protocolo de Kioto como país miembro de la Unión Europea se ha presentado para su revisión por la Comisión Europea. En lugar de enfrentarse con el gran reto del cambio climático este plan trata de escaquear, trampear y disfrazar. Todo menos acometer las profundas reformas económicas, fiscales y técnicas necesarias para fomentar el ahorro, la eficiencia y las fuentes de energía renovables.  

 

 El compromiso de España con Kioto era de no sobrepasar el 15% de crecimiento de emisiones desde el año base de 1990.  Ahora el PNA del Gobierno proyecta llegar al año 2012 con un crecimiento de 37% de las emisiones contaminantes, 22% por encima de su compromiso, pero intenta maquillar esta gran irresponsabilidad climática con la obtención de créditos de emisión (el 20%) con la desproporcionada utilización de fondos para la ayuda al desarrollo, llamado dentro de Kioto el Mecanismo de Desarrollo Limpio junto con el aumento de sumideros (2%).  Además, se planea subvencionar al sector eléctrico con una gran asignación gratuita de derechos a la emisión y se incentivará la producción eléctrica con carbón. Así se socializan las cargas financieras y ambientales de Kioto, mientras se libra de grandes esfuerzos a los sectores privados más responsables de que seamos la oveja negra ambiental de Europa.  

 

Acudir de esta forma a los fondos de ayuda al desarrollo está prohibido por Kioto que afirma que conseguir créditos contaminantes así debe ser solo “suplementario a la acción interna” de los estados firmantes y no puede sustituir el esfuerzo principal de reducir las emisiones dentro de cada país.  

 

En España se pretende aplicar un curso intensivo de “cambio verde en diez días sin esfuerzo”. Sin embargo, este ejercicio de autoengaño puede no convencer la Comisión Europea que debe evaluar al Plan Nacional de Asignación de Emisiones. En todo caso, esta estrategia aplaza aún más las más dolorosas decisiones que serán de obligado cumplimiento conforme se manifiestan las  graves crisis climáticas y energéticas que nos avecinan. 

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes  

Partager cet article

Repost0
12 mars 2007 1 12 /03 /mars /2007 20:09

 Prohibición europea de las bombillas convencionales  

"Acabemos de una vez con las bombillas derrochadoras"

 

El proyecto de acabar con las antiguas bombillas incandescentes y también las halógenas, está más cerca de convertirse en una realidad para los países miembros de la Unión Europea. Los líderes europeos han acordado un máximo de dos años para adaptarse a las bombillas ecológicas, bombillas fluorescentes de bajo consumo. La gran ventaja para el consumidor estriba en una vida más larga de la bombilla con lo que, aunque su coste resulte en un principio más caro, al final resultará un ahorro. Además, para el medio ambiente, supondrá  un descenso sustancial de los gases CO2, ya que en este momento representan el equivalente al 70% de las emisiones de los vehículos ligeros en todo el mundo. 

 

El eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein, ha declarado que  "la prohibición de estas bombillas anticuadas en toda la Unión creará un mercado enorme para las bombillas ecológicas, que hará que su coste inicial disminuya permitiendo un ahorro sustancial en las facturas de la luz. Desde luego, es una propuesta ganadora ya que la prohibición de las bombillas derrochadoras es una forma importante de luchar contra el cambio climático"  Además añadió "hay que pedir un plan contundente y preciso al Gobierno español, a los gobiernos autonómicos y demás instituciones públicas para la sustitución masiva de las docenas de millones bombillas incandescentes que representan un despilfarro energético".


Es imprescindible este cambio porque según proyecciones la iluminación mundial crecerá un 80% de aquí al año 2030 y para ofrecer servicio a las 1,6 millones de personas que viven sin acceso a la iluminación eléctrica. "Solo con la eficiencia y el ahorro podremos dar luz a la humanidad".

 

David Hammerstein  

 

Partager cet article

Repost0
23 février 2007 5 23 /02 /février /2007 10:58

¡TÚ PUEDES PARTICIPAR!

 ¡Muévete por el clima y por tú salud!

 El tráfico urbano es responsable del 40% de las emisiones nocivas del transporte. Así y todo, la mayoría de viajes de menos de 5 kilómetros se realizan en coche. Además del cambio climático, el tráfico daña la salud, contamina el aire y nos hace dependientes de la importación de petróleo. Caminar o ir en bicicleta cada día, además, es más sano. Los Verdes actuamos para una planificación sostenible de las ciudades que acerque los servicios a las personas y reduzca la necesidad de desplazamientos motorizados individuales. Trabajamos por un transporte público eficiente, un ciclismo seguro y una mejor calidad de vida con menos tráfico urbano.

 ¡No deteriores el clima, compra productos locales!  

 

 Una gran parte de la huella que dejamos en el clima depende de muchos de los productos que compramos. Además de las emisiones relacionadas con la extracción de materias primas, su manufactura y eliminación final, las emisiones derivadas de su transporte también contribuyen en gran medida al deterioro del clima. Un kilo de manzanas transportado desde Nueva Zelanda causa un kilo de emisiones de CO2, cuando las manzanas locales no causarían más de 50 gramos. Comiendo alimentos ecológicos producidos localmente, podrás disfrutar de una comida más sabrosa y fresca, y contribuirás al recorte de las emisiones. Los Verdes favorecemos a los productores y a la economía local. Los Verdes trabajan para que los precios de los productos reflejen la realidad de los impactos negativos ambientales generados por el transporte, y actúan para sustituir el transporte de mercancías por carretera por el transporte por ferrocarril.

 ¡Apuesta por los electrodomésticos eficientes!

 El consumo de electricidad de frigoríficos, lavadoras, televisiones y otros electrodomésticos puede variar mucho. Los electrodomésticos con una alta eficiencia energética consumen mucha menos electricidad y suelen ser de mejor calidad. Busca los modelos etiquetados con A++; un frigorífico de alta eficiencia consume alrededor de cinco veces menos la energía que consume uno de media en Europa, y además te ahorrarás mucho dinero a lo largo de su vida útil. Cambia las bombillas incandescentes por fluorescentes compactos (CFLs). Los fluorescentes compactos gastan cuatro veces menos energía, duran ocho veces más que una bombilla incandescente y te ahorrarán dinero a pesar de su precio de compra superior. Los Verdes luchamos por unas leyes europeas que exijan estándares de eficiencia para que los productos que utilizan energía minimicen su impacto medioambiental y para que, además, ahorremos dinero.

 ¡No te quedes en stand-by!   

El 85% de la electricidad utilizada por los aparatos electrónicos se consume cuando en realidad no están encendidos. Tu cargador de móvil está usando energía si está enchufado, aunque no se esté cargando el teléfono. Verifica los aparatos que compras: la pérdida en stand-by debería ser inferior a 1 vatio. En Europa, el consumo en stand-by de una televisión varía entre 0,1 y 20 vatios. Dejar un ordenador encendido durante todo un año podría costarte casi tanto como el consumo eléctrico total de un hogar de alta eficiencia eléctrica. Los Verdes están luchando por una ley europea que exija a los productores un límite de consumo en stand-by no superior a los 0,5 vatios por aparato.

 ¡Calefacción y aire inteligentes!   

El consumo de calefacción y aire acondicionado en los hogares difiere enormemente a lo largo y ancho del planeta, sin importar las condiciones climáticas y sin diferencias de comodidad. Bajar la temperatura 1ºC en su casa te ahorrará entre un 5 y un 10% del consumo total de energía. Piensa en el uso de la energía cuando cambies de casa o construyas una nueva. Busca soluciones de energía renovable, y evita la calefacción eléctrica. Los hogares inteligentes utilizan solo una fracción de energía en comparación con un hogar de tipo medio en Europa. Los Verdes actuamos a favor de estándares de aislamiento estrictos en edificios y en el desarrollo de “casas pasivas” y “casas energy-plus”, que producen su propia energía, o más. Los Verdes exigimos objetivos de ahorro energético para que llegue más tecnología sostenible al mercado.

 ¡Consigue energía verde!   

Gracias a los políticos Verdes, los consumidores y consumidoras tendrán que estar informados de las fuentes de electricidad de acuerdo con la ley europea. Al poder optar por energía verde de fuentes renovables, podrás evitar una gran parte de las emisiones que produces. Cada vez que la cantidad de energía eólica instalada se dobla, el precio de la tecnología cae hasta un 20%. Puedes contribuir al desarrollo de tecnología para energías renovables y abaratarlas. Los Verdes actúan para conseguir que al menos un 25% de la energía total provenga de fuentes renovables para 2020 en Europa.  

 

¡Elige un coche más limpio!

 La mitad de todas las emisiones de gases invernadero del transporte proviene de coches. Un coche deportivo se traga tres veces más gasolina que un coche pequeño y eficiente. Piensa a lo grande y elige lo más pequeño, si es que realmente necesitas uno. Cada vez habrá más coches híbridos de electricidad y gasolina, y otros tipos de coches más ecológicos. Los Verdes luchan por vincular legalmente los límites de emisión de gases invernaderos para coches nuevos y para que los impuestos y costes añadidos a los vehículos reflejen las diferencias en sus emisiones y la carga ecológica total que genera cada tipo de vehículo.

 ¡Las vacaciones… más cerca de casa!

 Aunque menos del 5% de la población ha viajado alguna vez en avión, la aviación representa ya el 10% del efecto invernadero global. 1 tonelada de CO2 te llevarán a 3.000 Km. de distancia, un coche a 7.000, y un tren a 17.000. Lo mejor es no volar. Los Verdes luchan por poner límites a las emisiones globales de la aviación, poniendo freno al impacto de los vuelos de la Unión Europea sobre el clima para 2008. Los Verdes trabajamos para mejorar los entornos dedicados al ocio en los lugares donde vivimos.

 ¡Piensa y actúa en verde!   

 Las noticias que confirman el consenso científico existente en torno a la gravedad del cambio climático global aparecen casi todos los días. Fenómenos numerosos y variados lo atestiguan: las pruebas de que los casquetes polares se están derritiendo, las sequías, las inundaciones, las tormentas, la desaparición de especies animales, la proliferación de enfermedades debido al rápido aumento de la temperatura global. El clima se nos está yendo de las manos. Los encargados de tomar decisiones en el ámbito local, regional y nacional no están comprometidos en la lucha responsable para resolver el problema.

 ¡Únete a los Verdes!

 Lucha activamente en una organización ecologista y ¡utiliza tus propios recursos para el cambio! 

David Hammerstein

Partager cet article

Repost0