Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

13 décembre 2009 7 13 /12 /décembre /2009 15:34

El premio Nobel de la Paz Desmond Tutu ha dado un discurso moral apasionado y conmovedor sobre la gran amenaza que pesa sobre el planeta, y que interpela a toda la humanidad en su conjunto sin distinciones de ningún tipo. 

Desmond Tutu and Yvo de Boer2

Ante miles de activistas que llenaban la Plaza del Ayuntamiento de Copenhague el líder religioso señaló especialmente el sufrimiento provocado por el Cambio Climático entre los más pobres de la Tierra. Desmond Tutu afirmaba que hasta el mismo Dios a menudo llora con desconsuelo al ver tanta destrucción ambiental esparcida por los seres humanos, y señalaba que aunque ahora Dios se pregunta sobre el porque habría tenido la estúpida ocurrencia de crear a la especie humana, también otras veces se alegra esperanzado al ver a miles de personas que se movilizan a favor de la conservación y el cuidado del bien común del planeta. 

 

Desmond Tutu exigió a los líderes de los países ricos e industrializados que asumieran su responsabilidad de financiar la defensa climática mundial, y a la vez también exigió a los líderes de los pueblos del Sur que se embarquen en un nuevo y diferente modelo de desarrollo y de bienestar que no copie la sucia y dañina economía del Norte.

 

Entre canciones y alegría, y al vaivén de las danzas africanas Tutu reivindicaba un acuerdo vinculante para todos los países porque ya apenas queda tiempo, y porque está en juego algo tan básico y central como es la supervivencia colectiva y común para "las hermanas y hermanos de todo el planeta".

clima-nena-corazon.jpg
 

 

      A continuación habló también el principal negociador de la ONU Yvo De Boer que acudía a la concentración directamente desde la mesa de negociaciones, y dijo que los gobiernos hacían oídos sordos al clamoroso dolor del planeta y de todos sus seres vivientes ya que solo hablaban de "sus problemas económicos, industriales y financieros" para excusar su falta de compromiso con las urgentes necesidades del clima. También afirmó que solo la presión y la lucha popular podría ser capaz de convencer y conmover a unos líderes que sufren de un profundo "problema de déficit moral".

 

Después el grupo de Rock "Outlandish" cantó una emocionante versión del "Solo le pido a Dios que no sea indiferente ..." de Mercedes Sosa con el acompañamiento entusiasta del propio Desmond Tutu. 

 

DAVID HAMMERSTEIN


 

Partager cet article

Repost0
13 décembre 2009 7 13 /12 /décembre /2009 10:39

 Entre la imparable destrucción climática y la miopía política 

 

cuervo-clima.jpg
 

Los contenidos y el tono de las negociaciones no refleja la urgencia de acción global exigida en las grandes manifestaciones ecologistas de estos días en las frías calles de la capital danesa, unas grandes movilizaciones que han sido pacíficas en su inmensa mayoría, aunque han contado con la escandalosa detención indiscriminada de 900 manifestantes, siendo que solo tres han sido acusados de violencia.  

   

Aquí en Copenhague, los negociadores no han conseguido todavía un texto digno de ser considerado por los ministros y los jefes de estado. Estamos bastante lejos de una convergencia entre la agenda de objetivos de la Unión Europea, las posiciones de los países más reticentes como son EE.UU y Japón, y las reivindicaciones de "derechos al desarrollo y justicia" que piden el heterogéneo grupo de países del Sur. Está casi descartado el que pueda darse un acuerdo final en Copenhague con objetivos de reducción de emisiones legalmente vinculantes. 

women coal 


Ante este fracaso el mundo da un paso más hacia el abismo. Al menos se espera que pueda darse un mandato político claro y un marco de principio de acuerdo que pueda ser vinculante durante el próximo año 2010. Incluso, hasta este modesto objetivo de mínimos se augura que será difícil de alcanzar. 


Hay dos propuestas generales enfrentadas entre los países del Norte y el Sur, con muchas variaciones en cada una, y con una multitud de cifras que bailan (de hecho, los distintos textos que circulan contienen en cada punto cifras muy dispares para poder elegir a la carta). Estas posiciones fundamentales representan dos opciones antagónicas y en contradicción. Por el lado de los países del Sur, como son India, China y Brasil, se pide mantener el modelo actual del Tratado de Kioto con objetivos más fuertes de reducción de emisiones para "los países industrializados" junto a una transferencia de tecnología y de dinero hacia "los países en desarrollo", pero a la vez sin que se apliquen a éstos "países en vías desarrollo" unos objetivos obligatorios y legalmente vinculantes de reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera. En todo caso, solo proponen objetivos de "aspiración". Los países del Sur justifican estas demandas a partir de "la deuda ecológica histórica" y "la contaminación per capita mucho mayor" de los países del Norte. 


Por el contrario, algunos gobiernos de los países de la UE apuntan críticamente que con la simple prolongación de los acuerdos de Kioto solo se abordaría un tercio de las emisiones mundiales, lo que debilitaría cualquier esperanza civilizatoria de poder frenar el Cambio Climático por debajo de los 2 grados de aumento de temperatura, y teniendo en cuenta el rápido crecimiento de las emisiones contaminantes de países como China, India y Brasil. 

pinguinos-clima.jpg 


En definitiva, el drama y la confrontación entre el desarrollo y la supervivencia ecológica están sobre la mesa. Se trata del choque irreconciliable entre lo percibido como "socialmente justo" y como "derecho al desarrollo" reclamado por los grandes países del Sur, y lo ecológicamente imprescindible de la actual situación climática del planeta que exige una drástica reducción global de las emisiones que amenazan las condiciones de habitabilidad y continuidad de la vida en la Tierra. El simple deseo político de una "justa y equitativa" convergencia de emisiones destructoras del clima "per capita" entre el Norte y el Sur dentro de 50 años, no es solución para poder afrontar las amenazas climáticas. Es decir, esta temible reclamación de igualación entre Norte y Sur de las emisiones contaminantes por persona, no puede frenar la imparable realidad biofísica del acelerado desorden climático. 


Contrariamente, lo necesario desde el punto de vista de las exigencias climáticas del planeta es una transición rápida hacia una economía limpia en el Norte junto a un "salto de la rana" por parte de los países del Sur, para que estos no sigan miméticamente el actual camino suicida de atravesar primero la etapa histórica de la revolución industrial sucia basada en los combustibles fósiles, tal y como históricamente lo han hecho los países del Norte, e iniciar con ello una transición gradual y conjunta hacia una economía ecológicamente limpia. Esto obligaría a una gran transferencia de tecnología verde y a unos cambios significativos en las pautas mundiales de sobreconsumo y destrucción de los bienes naturales comunes. 


clima--hombre-dispara.jpg

El gobierno danés no ha ayudado 

 

Un factor añadido a las dificultades de las negociaciones ha sido el propio gobierno anfitrión de Dinamarca.  El muy conservador gobierno danés no está jugando un papel útil de mediador y promotor de un consensuado acuerdo de mínimos. Resulta bastante macabro el hecho de que el mismo gobierno danés encargado de organizar la cumbre está financiando las muy visibles campañas de los "negacionistas" en Copenhague: los que niegan la importancia y la prioridad de combatir mundialmente el Cambio Climático. Hace unos días se produjo la filtración de una propuesta danesa muy escorada hacia las posiciones más favorables a los EE.UU y los países del Norte, lo que creó un ambiente muy tenso y polarizado en el inicio de las negociaciones. En el fondo se duda del papel imparcial y consensuador de un gobierno que incluye a unos ministros abiertamente en contra de un acuerdo internacional ambicioso. 


En suma, es muy grande la influencia de los lobbys industriales ambientalmente sucios, tanto en Dinamarca como en la cumbre en general, lo que contribuye a que los líderes políticos de los gobiernos pongan en suspenso la responsabilidad con los prioritarios intereses de la ciudadanía mundial y con la vida del planeta.
La tragedia climática está servida.

 


DAVID HAMMERSTEIN

 
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Anexo informativo: 
Resumen en inglés del estado de las negociaciones, elaborado por el grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo

 

The COP and COP/MOP resumed work today, to discuss AWG-KP and AWG-LCA Chairs’ proposed draft texts.

The text under the ad hoc working group under the Convention track (LCA) received positive comments from developing countries, and critical from KP Parties and US. The Chair of the working group highlighted in the beginning that it was not in the mandate of the ad hoc working group to discuss the legal nature of the outcome of the COP15 or the negotiation process in general.

 


The LCA draft (attached) some general remarks:

+ reference to both 1,5C and 2C objective remain, as well as different options for 2050 target, but

- long term targets they are aspirational.

- no global peak year

- no timetable for legally binding

- review is late, 2015 and although IPCC 5AR is mentioned it is only to inform, not to serve as basis

+ aggregate developed country reduction targets [25-40] [30] [40] [45] by 2020 compared to 1990

- 8 year period

+ Reductions [primarily] through domestic efforts;

Developing country mitigation action supported by international finance shall be subject to measurement, reporting and verification.

New and additional financial resources for developing countries

 

In this morning’s debate, the US was critical that the text did not adequately reflect the comments made. EU says the two texts do not give certainty for maintaining climate change to 2C and that the LCA was not balanced in terms of developed and developing countries. EU said also that to continue with KP without clarity for rest was not acceptable. The EU called for a new radically different approach to this negotiation.

AOSIS/Grenada also highlighted that legally binding outcome must be preserved.

Most developing countries underlined the two track approach and that the text has too keep as basis the continuity of KP, several delegations including India spoke of the sanctity of the continued Kyoto Protocol.

Australia said they had serious concerns and said that issues related to credible mitigation efforts from all countries, which are quantified and solidified in treaty, legally binding outcome in a fixed and short timeline, transparency of achievements and long term financing should be discussed at plenary and ministers.

Japan was most critical and called for high level informal consultation to be taken. Canada again criticised the mitigation part as insufficient to support agreement and called for international review of supported and autonomous actions of developing countries.

 


KP text (attached) remarks:

+ aggregate targets [30-45] by 2020 compared o 1990

- LULUCF regarding forest management, all pick their own reference level? (need to check)

- harvested wood products included

- nuclear and CCS both options included

+ discounting CDM is included as option

+ withholding AAUs for adaptation funding is included as option

 


In todays COP/MOP plenary developing countries represented by Sudan and South Africa for G77 and China reiterated their concern for the slow progress in the consideration of new commitments for developed countries as required by the Kyoto Protocol and the necessity for there to be a continuity of the KP for an agreement to be found. South Africa commented on the Parties that insist that the outcome needs to be a single undertaking. He criticised that in essence that those parties would like to have the discussions under KP forum to be concerned with detail and rules on LULUCF etc. but that the outcome would not be reflected as amendment to annex B (developed country reduction targets) as required by 3.9 of KP, but that KP become redundant, or superseded.

 


He explained that for South Africa, Convention and its Protocol and Decisions under COP or COP/MO represent a single undertaking and that legal outcome on amendment B as well as binding outcome under the Convention is needed as a single undertaking of the international community to address climate change.

 


PNG criticised the draft regarding LULUCF saying that the fraudulent option is all that remains from the options discussed.

EU/SWE reiterated that KP only represents 1/3 of global emissions and that legally binding agreement for this track alone will not suffice and not an option. EU also said that rules on AAUs, LULUCF and bunkers must be known before there is agreement on new commitments.

 


Japan reiterated that simple continuation of KP not enough, and said that chair’s proposal is not a solution. Canada criticised that KP discussions presume a legal form when there is no decision for the legal for for commitments for others, representing a fundamental imbalance. Called for Hedegaard to intervene and bridge divide between two tracks.

 


After the draft text was discussed the Chair returned to the previous point on the agenda that had not been finalised, i.e. the consideration of amendments that had been tabled to the protocol in accordance with KP article 21. The Chair said there according to her consultations there was no agreement to open formal work under a contact group. The representative of Tuvalu made a very emotional appeal, finishing in tears, to the Chair and the other Parties to agree to consider the amendments tabled by Tuvalu, in accordance with KP rules, saying that the issue at stake was not of personal vanity or financial gain, but of the survival of his country.

 


On bunkers, things have definitely taken a turn for worse: Annex 1 is not coalescing around a nice level of ambition – on the one hand  EU is calling for adoption of targets in Copenhagen and agreement for ICAO and IMO to sort out global mitigation measures within 2 years. On the other Norway has effectively lined up with the USA, Canada and Japan to achieve as low a level of ambition as possible and preferably everything to be referred back to ICAO and IMO to deal with the issues at a pace largely of their own choosing. Australia that used to have a good position for targets to be set at UNFCCC is choosing a vague middle ground between these two positions. The latest text mentions finance to go to developing countries but without targets, there won't be much to be realised. According to NGOs, the text currently on the table is not worth sending to Heads of States, and for shipping European NGOs are close to shifting priority for unilateral measures in the EU.

 

Regarding sectoral mechanisms for the future of CDM, it seems that despite general lack of support for the EU proposal there will be some language allowing for it to be further considered, probably at the next COP.

 

The REDD discussions have moved up from more technical level to AWG-LCA, with the key issue of national and/or subnational baselines remaining open. As a negative development all language regarding safeguards has been changed to formulations of ‘should be promoted’. On the good side, the text is referring to emissions, rather than loss of forest cover for example, improving the environmental integrity of the text.

 

Ps. Quote of the day from Nigeria at the COP/MOP plenary (referring to attempts by KP industrialised country parties to discontinue with the Protocol): “You do not kill the mother before the baby is born.”

 

 

 

 

 

Partager cet article

Repost0
10 décembre 2009 4 10 /12 /décembre /2009 21:17

 

Las estrategias para alargar la vida del contaminante combustible fósil del carbón son al menos de dos tipos: los experimentos con el "carbón limpio", y las subvenciones del estado a la minería extractiva del sucio carbón.

 

 carbon-banksymus13_3.jpg

 

El apoyo financiero de la Unión Europea a una planta piloto de secuestro de CO2 en León, en realidad no cambia en nada la gran equivocación cometida con la continuación de las ayudas públicas masivas a la extracción y quema del carbón español en las muy contaminantes centrales térmicas. 

El llamado proyecto de "carbón limpio" aunque se nos quiere adornar con tecnoptimismos de todo tipo, en realidad no cambia en nada el hecho de que el Real Decreto que prepara el Gobierno español vaya a aumentar en más de 20% las emisiones de CO2 del sector eléctrico. Las térmicas actuales en España seguirán escupiendo todo su contaminante humo ácido a la atmósfera, y las minas a cielo abierto seguirán destrozando unas montañas llenas de vida y el agua de los ríos y fuentes seguirá bajando llena de tóxicos peligrosos para la vida humana, vegetal y animal. 

carbon_no_cabron2.jpg

 

La inmadura tecnología del llamado "secuestro y almacenamiento de carbón", a día de hoy sigue siendo un sueño prometeico ya que no acaba de mostrar su viabilidad económica, energética y ambiental. Las inversiones económicas que necesita esta experimental y faústica tecnología son enormes hasta conseguir las metas de separación del CO2 de otras sustancias, de su conversión en liquido, de la construcción de unas enormes tuberías para el transporte y del mantenimiento de los almacenes subterráneos durante décadas.   

Tampoco está nada claro el balance energético final de este endiosado engendro tecnológico dado el enorme gasto energético implicado en la separación y la compresión de los gases, en el transporte y en la inyección en el subsuelo es tan sustancial que plantea dudas sobre la misma viabilidad y el objetivo de estas operaciones.

Desde el punto de vista ambiental se ha comprobado en EE.UU. que el contacto del CO2 concentrado con los acuíferos puede provocar una reacción química que contamina irreversiblemente las aguas subterráneas. Además, también se ha mostrado que es imposible evitar el escape al exterior de alrededor del 1% de los gases al año!   Según algunas voces de expertos también existe el peligro de explosiones. 

 

Ante el enorme gasto de recursos económicos implicados en los experimentos del "carbón limpio" y ante las grandes incertidumbres y riesgos que afectan a su viabilidad y eficacia  ¿Acaso  no sería mucho más sensato y mucho mejor dejar el carbón en el suelo? 

Partager cet article

Repost0
30 novembre 2009 1 30 /11 /novembre /2009 11:56
¡Más carbón!
El "extraño ecologismo" de la izquierda



Estoy perplejo ante tanta contradicción e hiprocresia practicada por gran parte de la izquierda ante el problema del Cambio Climático y el carbón. Hablan mucho del "nuevo modelo económico sostenible" y dicen abrazar las ideas ecologistas de Al Gore, pero a la hora de la verdad, en la política concreta se pliegan a clientelismos y a neocaciquismos ambientales que hacen la defensa de unos estrechos y particulares intereses localistas: los de tres o cuatro empresarios mineros y los de unos centenares de sindicalistas antediluvianos.         


El mismo Gobierno Español que ahora reivindica una "Economía Sostenible" y afirma estar en primera línea en la lucha contra el Cambio Climático, mediante un Real Decreto quiere imponer la extracción y quema obligatoria del carbón español en respuesta a su crónica falta de rentabilidad económica.  El carbón español es tan contaminante, tan caro y de tan poca calidad que se utiliza cada menos en el mix eléctrico. 
 
También la muy "verde" Izquierda Unida ahora resulta que está en primera línea de combate, y lucha a brazo partido por la energía del carbón bajo el eufemismo del empleo en las cuencas mineras. Esta desgastada izquierda comunista en realidad hace una defensa del apuntalamiento del decadente sector empresarial del carbón mediante el mantenimiento y la extensión de las inmensas ayudas públicas del Estado para empresarios mineros: piden miles de millones de euros para el carbón nacional hasta el 2018, violando con ello las actuales directrices europeas. 
 
A pesar de que actualmente la legalidad y el Reglamento aprobado por la Unión Europea exige que termine el proteccionismo del Estado Español en el año 2010, curiosamente también el sindicato de Comisiones Obreras (CC.OO) que afirma públicamente estar en lucha contra el Cambio Climático con su Departamento de Medio Ambiente a la cabeza, ahora resulta que se despacha públicamente con declaraciones en las que sus dirigentes aplauden enérgicamente todas las  subvenciones anunciadas por el Gobierno Español, es decir, las que fomentan la producción y quema del carbón. Ahora parece que olvidan sus habituales proclamas contra el Cambio Climático y defienden sin ninguna vergüenza pública el aumento de la energía fósil del carbón con todo tipo de falsedades ideológicas en los análisis y en los datos. Con ello también publicitan su peligrosa indiferencia ambiental al externalizar de sus análisis los efectos colaterales de la economía del carbón que tanto reclaman: el aumento de las emisiones de CO2 contaminantes a la atmósfera, las que suponen un 20% del conjunto de emisiones contaminantes generadas por el "mix eléctrico" en su conjunto. 
 
También el sindicato de la UGT compite con el de CC.OO en la dantesca carrera para llegar a ser el campeón en la extracción de este negro y sucio mineral. Este sindicalismo tan masculino olvida olímpicamente sus compromisos con el futuro del planeta, y por una puñado de empleos en las cuencas mineras está dispuesto a tirar por la ventana los valiosos bienes ambientales comunes del planeta.
 
 
Esta alianza sindical por el carbón al mismo tiempo juega al despiste, ya que nos dicen que ellos también se suben al carro de la sostenibilidad, y así, desde el metafísico reino de las palabras estas fuerzas sindicales juegan a la confusión social y cantan al unísono la melodía en defensa del planeta: afirman estar a favor de un "acuerdo ambicioso y vinculante" en la próxima Cumbre internacional de Copenhague contra el Cambio Climático. Pero la roca dura de la realidad y de los hechos prácticos les delata: ninguno de ellos quiere asumir las responsabilidades y los deberes ambientales en relación al carbón, en la propia casa y en el ahora.  
 
También resulta muy llamativo el inquietante silencio o la débil oposición al carbón practicada "solo con la boca pequeña y en muy pequeño comité" por parte de algunos grupos ecologistas más conocidos. Grupos ecologistas de gran implantación en el suelo español (Greenpeace es una magnífica y ejemplar excepción a esta inacción y pasividad) no están simpre actuando como actores sociales ambientalmente comprometidos contra el carbón. Sus sonoras campañas públicas y su necesaria presión política brillan por su ausencia cuando se trata de las subvenciones públicas al carbón español.


Parece ser que para algunos ecologistas no es "políticamente correcto" el apartarse de las posiciones de la izquierda tradicional y de los sindicatos, y prefieren no romper filas con esta vieja izquierda productivista y con ello optan por no opinar públicamente y por no dar prioridad alguna a la lucha y presión política del día a día contra el carbón, y a pesar de que son buenos conocedores de la capacidad destructiva de las centrales térmicas y de las minas a cielo abierto que causan la muerte y contaminación de ecosistemas locales y del clima global. Al estar algunos de sus líderes y portavoces demasiado identificados con las posiciones y discursos de los partidos de la izquierda también suelen tener obstáculos ideológicos para el adecuado análisis y la buena reflexividad ambiental. Parece que les resulta muy difícil el aceptar las características singulares que se dan en este concreto caso histórico de las subvenciones al carbón en España.

El problema central y la causa impulsora de la destrucción ambiental con el carbón no está directamente en el libre mercado globalizado, ni en las actuales políticas neoliberales, ni en las empresas multinacionales, ni en los acuerdos internacionales del libre comercio, sino que las raíces y causas determinantes de este específico problema de destrucción sociombiental están en la política económica intervencionista y proteccionista del Estado Español, empeñada como está en mantener e impulsar las economías y los cuantiosos negocios empresariales: de las minas de interior y de cielo abierto, de la quema del carbón en las centrales térmicas, y de  la electricidad del carbón con gigantescos beneficios para las empresas eléctricas que reciben primas para comprar la cara electricidad que viene de las térmicas de carbón. Es decir, todo un endemoniado ciclo del carbón (del subsuelo a la atmósfera) que se alimenta y mantiene artificialmente con las políticas económicas de un irresponsable Estado intervencionista y protector de estos deprimidos sectores productivos tan contaminantes como privilegiados. Aquí el mercado no es totalmente el problema, sino que puede que sea parte de la solución para acabar con este mortecino desarrollo industrial nacional impulsado y mantenido por las mismas instituciones públicas del Estado. 



Si damos por buenas las viejas explicaciones heredadas sobre los problemas, sin querer podemos dar vida a ideas zombis que son impotentes y ciegas a la hora de comprender y captar las prioridades y retos ambientales del momento presente. Esta estrategia de repetición de viejos esquemas analíticos ante realidades radicalmente nuevas y muy complejas en sus múltiples niveles en interacción tiene a la vez unos desaconsejables efectos colaterales: la ceguera y el inmovilismo autocomplaciente. Quizás, detrás del culpar unidirecionalmente a las multinacionales, a los EE.UU, a la globalizacion capitalista, puede que solo haya un repetido error de comprensión y análisis, y no una premeditada opción política, normativa y moral, al menos yo quiero pensar esto.

Algo parece estar claro con las subvenciones al carbón nacional: si no hay ayudas estatales, aquí y en toda Europa, de seguro que se quemará menos carbón, y con ello, aunque sea como consecuencia no buscada, al menos se mejorará y saldrá ganando la vida global y local del planeta. Los cambios de mejora ambiental no pueden esperar, aunque sean avances parciales e insuficientes y aunque no se consigan al mismo tiempo todas las metas  de emancipación social y cambio económico.
       
       

Partager cet article

Repost0
25 novembre 2009 3 25 /11 /novembre /2009 10:50

 

DIEZ RAZONES CONTRA EL REAL DECRETO DE AYUDAS A LA PRODUCCIÓN Y QUEMA DE CARBÓN

 

El Consejo de Ministros está a punto de aprobar un Real Decreto ayudas para la quema de carbón. El mundo parece estar al revés para el Gobierno Español ya que ahora prefiere que las empresas españolas de producción eléctrica dependan más del consumo del sucio carbón español y menos de las energías renovables mediante masivas subvenciones a una caduca minería extractiva sin viabilidad económica. Se trata de la defensa numantina de un particular sector industrial en declive económico en respuesta a las presiones neocaciquiles de empresas mineras y sindicatos mimados que históricamente subsisten gracias a  ingentes cantidades de dinero público. Con este alargamiento artificial y ruinoso de la minería del carbón en España no solo se impide el crecimiento de las energías renovables, también se tirarán por la borda los compromisos de reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, la real liberalización del mercado energético y el cumplimiento de la legislación europea ambiental por parte del Gobierno español. Toda una irracional política energética de proteccionismo estatal contra los intereses comunes del medio ambiente, l@s consumidor@s y la ciudadanía.

 

calaveras-carbon.jpg

 

1. El empleo debe salir del "nuevo modelo económico" sostenible, y no de la vieja y contaminante economía. Los dineros públicos han de dirigirse a los trabajadores y familias que sufren el cierre del anacrónico, contaminante y no rentable sector del carbón, y no para llenar de beneficios a los empresarios mineros y a las compañías eléctricas. Las gigantescas ayudas públicas al sucio sector del carbón, que actualmente salen a una media de 200 mil euros por cada minero empleado, deben separarse de las ayudas a las empresas. Han de dirigirse exclusivamente a destinos sociales y a nuevas alternativas económicas en las cuencas mineras.  Solo trabajan unas 5 mil personas en el sector del carbón mientras en el pujante sector de las energías renovables se generan 180 mil empleos que pueden ser los grandes perjudicados por la obligación de quemar más carbón.  

 

2. Cada vez hay más energía limpia: mejor dejar el carbón en el suelo.  Resultan alarmantes las cuentas kafkianas del Gobierno Español: que convierte en un "problema" el hecho de tener demasiada energía producida y que por ello se queme menos carbón. La capacidad de generación eléctrica del Estado Español supera por cuatro la demanda media del 2009, y como la producción de energía renovable, sobretodo la eólica, ha crecido mucho no hace falta apenas carbón para quemar en las centrales térmicas. El Real Decreto propuesto por el gobierno de Zapatero obligará la quema de carbón español por parte de las centrales térmicas y aumentará la emisiones contaminantes de CO2 del sector eléctrico español en alrededor de un 20%. No es verdad que simplemente se sustituya el más barato carbón de fuera por el "carbón nacional" ya que se aumentará globalmente la quema de carbón en más del 20%. Carece de todo sentido el querer subvencionar con masivos fondos públicos la extracción de un carbón caro y altamente destructor del medio ambiente y la atmósfera. En términos puramente ambientales es altamente irracional el mantener el consumo de carbón mediante subvenciones cuando el actual mercado económico de la electricidad está expulsando del mix eléctrico a la fuente más contaminante.

 

 

3. Es falso y deshonesto el querer vender el muy incierto "carbón limpio" del futuro para justificar el carbón sucio en el presente. El llamado "carbón limpio" no existe, es solo una optimista promesa tecnocientífica para el futuro que hoy carece de viabilidad económica y técnica. No existe ni una sola planta comercial de secuestro y almacenamiento de carbón en el mundo. Solo existen plantas experimentales que ensayan unas técnicas muy discutibles a nivel ambiental, energético y económico. Hasta por lo menos el año 2020 no se sabrán los resultados de estos ensayos científicos muy inciertos. 

 

4.  Es una burda mentira afirmar que "el carbón sea la única fuente de energía autóctona".  ¡Acaso no son autóctonas otras fuentes energéticas como son la eólica, la solar, la biomasa, la geotérmia, la hidroelectricidad y la marmotriz! ¿Acaso no és autóctona la eficiencia, el ahorro, el reciclaje y la reutilización?  La autosufiencia energética solo se conseguirá meidante una fuerte gestión de la demanda eléctrica hacia abajo, con medidas institucionales y de mejora técnica para reducir el consumo energético, con una revolución en la eficiencia (hacer más con menos), y con una máxima expansión de las energías renovables. Para reducir la dependencia energética española se debería prescindir por completo del contaminante carbón, tanto del nacional como del importado. Es importante apuntar que el carbón español no sustituye la dependencia del petróleo. Se podría reducirse drásticamente la importación de petróleo mediante grandes cambios en el actual modelo de transporte que sigue favoreciendo al coche con motor de combustión.

 

5.  Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario europeo sobre el mercado único.  Se violan las reglas del libre mercado interno y la competencia que prohiben a los estados miembros las medidas proteccionistas que no hayan sido específicamente aprobadas por la Comisión Europea. Las subvenciones estatales a la extracción y quema del carbón propuestas para el periodo 2010-2012 incumplen las leyes y reglamentos europeos que prohiben el apuntalamiento de sectores económicos en declive y carentes de rentabilidad. Las leyes de la Unión Europea para la liberalización del mercado energético no permiten distorsiones del mercado salvo excepciones con una importante motivación social, como es la lucha contra el Cambio Climático para el caso de las ayudas públicas a las energías renovables. Además, organismos son la Comisión Nacional de la Competencia y la Comisión Nacional de Energía, han realizado fuertes críticas sobre la distorsión del mercado y las "incongruencias" de subvencionar la quema del carbón. 

 

6. Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario sobre las leyes ambientales europeas. Una parte muy importante del carbón subvencionado español proviene de minas a cielo abierto que destrozan impunemente ecosistemas, montañas y una valiosa biodiversidad a pesar de las numerosas denuncias ciudadanas y sentencias judiciales españolas contra estas actividades mineras. Hasta la misma Comisión Europea ha llevado ante el Tribunal Europeo de Justicia al Gobierno Español por vulnerar la Directiva Hábitat con la minería de cielo abierto en zonas de altísimo valor ambiental reconocido internacionalmente y dentro de la europea Red Natura 2000, como en el Valle de Laciana (León). ¿Como se puede otorgar masivas ayudas públicas al carbón extraído de minas de muy dudosa legalidad?

 

7. No se pueden justificar unas primas económicas para la quema del carbón nacional a partir del inexistente problema de "seguridad de suministro eléctrico". La retórica empleado por el Gobierno Español: "de garantizar la  seguridad de suministro" constituye una burda manipulación que oculta la sobreproducción eléctrica existente: la capacidad de generación eléctrica en España roza los 90 millones de KiloWatios mientras el consumo actual en noviembre de 2009 es alrededor de 20 millones de KiloWatios. Cada mes entra en funcionamiento más capacidad eólica y solar, además del gas natural, que está susituyendo la necesidad de quemar más carbón. Con la crisis económica la demanda eléctrica se ha reducido en el 5.6% en el último año. España sigue siendo un exportador neto de energía eléctrica al mandar mucha más energía a Portugal y Marruecos que la cantidad que entra desde Francia. 

 

8. Subirá el recibo de la luz  por las nuevas ayudas al carbón.  Las leyes europeas obligan reflejar en los precios finales las ayudas estatales recibidas. Como España ya ha sido objeto de fuertes críticas y amenazas judiciales por no internalizar en los precios el total de los costes de producción de energía (el "déficit tarifario"), tendrá que pasar al consumidor final cada euro de subvención que el Gobierno otorgue al sector minero. Esta  subida de las tarifas eléctricas (hasta el 6%) será la forma de socialiizar las pérdidas de las empresas mineras. Es decir, que paguemos todos la ciudadanía tres veces por el carbón: una vez en la subida de nuestro recibo de la luz,  otra vez en nuestros impuestos desviados a los empresarios mineros, y finalmente en los gastos sanitarios y ambientales por respirar un aire más contaminado y por contribuir más al Cambio Clímático. A cada contribuyente español le tocará pagar bastante más por comprar los derechos de emisión de CO2 marcados por el Tratado de Kyoto, puesto que con las primas al carbón serán cada vez más gravosas. 

 

9. .  Poca luz y mucho humo. El carbón en España produce menos de 15% del total de la luz eléctrica (según algunos cálculos recientes menos del 10%), pero este mortecino combustible fósil multiplica su capacidad destructiva ya que escupe  hasta  el 27% de las emisiones globales de CO2. En esta dantesca carrera ambiental, el carbón solo tiene por delante al sector de transporte motorizado que es responsable de un 33% de las emisiones contaminantes a la atmósfera. 

 

10.  España y el Gobierno Español serán la oveja negra ante la Cumbre de Copenhague contra el Cambio Climático. Al subvencionar masivamente al carbón España pierde credibilidad en la lucha contra el Cambio Climático, y no puede pedir a países del Sur que hagan el esfuerzo de reducir su dependencia del carbón. Tanto el G-20 como la OCDE como la Agencia Intenacional de Energía están en contras de estas ayudas al carbón.

Partager cet article

Repost0
20 novembre 2009 5 20 /11 /novembre /2009 01:23

 

 

Preguntas al Presidente Zapatero
ante la aprobación del Real Decreto de ayudas públicas al carbón


 

 

 


1. ¿Como justifica usted el dar primas económicas públicas para quemar el carbón extraído de las minas a cielo abierto del Valle de Laciana en León, cuando estas actividades mineras extractivas a cielo abierto a la vez se encuentran ante el Tribunal Europeo de Justicia a iniciativa de la propia Comisión Europea por vulnerar el derecho ambiental europeo, y que además ya han sido consideradas ilegales por distintas sentencias judiciales  en España debido a sus impactos destructivos sobre maravillosos espacios naturales protegidos?


2. ¿Cual es su relación política y personal con un importante empresario minero leonés,  el mismo que se beneficiará más que ningún otro empresario de las masivas ayudas públicas a la electricidad producida por el carbón? ¿Acaso no conoce usted los antecedentes judiciales y las sentencias condenatorias del mencionado empresario minero, que tiene en su haber numerosas dictámenes judiciales firmes, con multas a efecto de las denuncias y acusaciones penales en su contra?


 3. ¿ Está usted de acuerdo con la reciente propuesta de la Comisión Nacional de Energía (CNE) de excluir a las explotaciones de carbón a cielo abierto de las masivas ayudas públicas propuestas por su gobierno? 


4.  ¿Por qué su gobierno no desacopla las ayudas económicas a las empresas mineras de las ayudas a los trabajadores y familias mineras? ¿Por qué no destina las subvenciones públicas únicamente a fines sociales y económicos para las cuencas mineras y para la reconversión de la actividad minera del carbón, en lugar de tratar de apuntalar una actividad empresarial sin rentabilidad económica y ambientalmente destructiva del clima y de valiosos ecosistemas locales?  


5. ¿Por qué utiliza usted una optimista promesa de futuro sobre el llamado "carbón limpio", pero que en realidad aún está en fase de experimentación y estudio, para justificar en el presente la quema del altamente contaminante carbón? ¿Porqué justifica usted la continuidad extractiva del carbón nacional cuando sabe que en realidad es una tecnología todavía muy inmadura y que hasta dentro de muchos años no se sabrá si tiene alguna mínima viabilidad económica y técnica?


6.  ¿Cómo espera usted luchar contra el cambio climático tal y como afirma en sus discursos públicos si a la vez fomenta la fuente energética más sucia que produce hasta el 27% de las emisiones de CO2 de España?


7. ¿Como puede usted anteponer los menos de 5 mil empleos del sector minero a los 180 mil que genera el sector de energías renovables? ¿Por qué teme la expansión de las energías  renovables y limpias?


8. ¿Como justifica usted las medidas de proteccionismo del carbón nacional dentro de las reglas y directrices europeas del libre mercado interno europeo? ¿Por qué no ha solicitado usted la opinión y el permiso obligado que ha de otorgar la Comisión Europea antes de aprobar el Real Decreto de ayudas a la electricidad del carbón?


9. ¿Todos l@s consumidor@s deberemos tener que pagar más en las facturas del consumo de electricidad debido a las innecesarias, insensatas y contraproducentes subvenciones al carbón?

 

    

 

Partager cet article

Repost0
22 octobre 2009 4 22 /10 /octobre /2009 09:31

Negro carbón

ANNA MARÍA GOULA - Barcelona - 22/10/2009 El País

 

 

El futuro de las regiones mineras del carbón no pasa por subvencionar su actividad tradicional, desfasada y altamente contaminante; su futuro pasaría necesariamente por un valiente viraje hacia la reconversión de los trabajadores de la minería hacia el sector estratégico y de futuro de las energías renovables, y en especial en el de la biomasa, fuente energética sostenible, mal aprovechada y muy abundante en las regiones mineras del norte.


Esta necesaria reconversión y especialización permitiría no sólo garantizar unos empleos y reducir las emisiones de CO2, sino algo mucho más importante, abrir nuevas expectativas de futuro para unas regiones que requieren para sobrevivir de la permanencia de su gente joven, evitando así la despoblación de muchos núcleos que nacieron y vivieron de un sector minero, que si bien estratégico en épocas pretéritas, resulta ya totalmente inviable.

Asimismo, más que aumentar indiscriminadamente los impuestos, el Gobierno debería imponer una ecotasa a aquellas actividades contaminantes, para que las que no contaminen puedan prosperar sin la competencia desleal que supone que algunos sectores contaminen gratuitamente dejando la factura medioambiental para las futuras generaciones.

 


Partager cet article

Repost0
13 octobre 2009 2 13 /10 /octobre /2009 09:17


FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO:
MÁS ENERGÍAS LIMPIAS Y EFICIENCIA ECONÓMICA
 EN LUGAR  DE LAS AYUDAS DEL GOBIERNO AL CARBÓN

      

 

 

Los objetivos de reducir las emisiones  de gases contaminantes se contraponen a las subvenciones públicas para los empresarios mineros. Las medidas propuestas por el Gobierno para primar el consumo de "carbón nacional" por parte de las empresas eléctricas amenazan la única alternativa energética real y posible: el crecimiento de las energías renovables. El cierre del anacrónico sector de carbón en España exige respuestas exclusivamente sociales para las cuencas mineras. Lo que es irracional es dedicar miles de millones de euros de fondos públicos para intentar apuntalar la no rentable actividad de extracción y quema del combustible fósil del carbón, que es especialmente contaminante y destructivo del planeta viviente.

 

Un sistema eléctrico más limpio exige un paquete de inversiones y cambios en el actual modelo energético para aumentar radicalmente la capacidad de producción mediante las fuentes renovables de energía, fomentar el ahorro, la eficiencia y la inversión en redes eléctricas inteligentes capaces de orientar el consumo y la producción en las horas puntas de mayor demanda, para maximizar con ello la eficiencia y el aprovechamiento de la energía ya disponible. El carbón que queda debe seguir en el subsuelo, esta es la propuesta de la comunidad científica internacional para frenar el Calentamiento Global.

 

Existe suficiente producción electrica en España,  el problema no es de cantidad sino de la falta está de eficiencia de todo el sistema, incluidas las redes eléctricas y las consecuencias de daño ambiental. Actualmente la capacidad de producción eléctrica es cuatro veces el consumo. España exporta bastante más energía a Portugal y a Marruecos que la que entra de Francia. 

 

La electricidad de la energía eólica y en algunos casos del gas están sustituyendo la producción eléctrica de las centrales térmicas de carbón.  Lo que está en juego en el actual debate sobre la ayuda estatal española al carbón es el enfrentamiento entre el carbón y las energías limpias, y no entre el carbón y la energía nuclear. O se continua por el camino de impulsar la emergéncia de las fuentes renovables o volvemos a las viejas fórmulas de subvencionar la fuente energética del carbón, el causante más fuerte del Cambio Climático. 

 

 

Solicitamos al Gobierno que abandone las propuestas que premian económicamente, directa o indirectamente, la extracción y quema de carbón en las térmicas españolas. Las empresas eléctricas españolas no deben recibir compensación alguna por utilizar el muy contaminante y caro carbón español. En vísperas de la Cumbre de la ONU de Copenhagen sobre el Cambio Climático el Gobierno Español no puede dar un ejemplo de tan grande irresponsabilidad al mundo al seguir subvencionando a la fuente de energía más contaminante.


Partager cet article

Repost0
1 octobre 2009 4 01 /10 /octobre /2009 06:37


Mi amigo Jordi López Ortega, de la Universidad Carlos III, escribe este interesante artículo en Diario Montañés (30-9-09) y después publico un trozo de un artícuo de Alberto Valverde en Cambio 16 sobre la irracional situación energética española.

La propuesta de Sarkozy para instaurar un impuesto sobre emisiones de CO2 ha generado un intenso debate político. Un debate que aún no ha traspasado el Pirineo. La escenificación no ha podido esta mejor estudiada. Encargada a una comisión presidida por Michael Rocard, con un escaño de eurodiputado desde 1994, ex secretario general del Partido Socialista Francés y dos veces primer ministro con François Mitterrand. Mantiene la estrategia de reclutamiento de socialistas de alto prestigio intelectual y unos de los pensadores más lúcidos. 

No podemos catalogar la propuesta de populista, ni mucho menos de electoralista. Propone una tasa con la que afrontar el reto de la crisis climática y energética. Un impuesto de 32 euros toneladas de CO2. ¿Qué supone? 7,76 céntimos más para gasolina sin plomo y 8,52 céntimos para el diesel, quien llenen el deposito dos veces al mes supone 100 euros. El fuel de calefacción podría suponer 170 euros.
 

Jean Louis Borloo ministro de ecología y Christine Lagarde ministra de economía supone una medida de contribución social más justa, al penalizar quienes utilizan combustibles fósiles de un modo más intenso, empezando por el transporte. ¿Significa un modo de recaudar más impuestos?
 

Explica que sea calificada por Daniel Conh-Bendit, líder de Europa Ecológica que dio la sorpresa en las elecciones europeas de medida "revolucionaria". Con el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner escribió hace años "Quand tu seras president?". Una lluvia de ideas que diríamos hoy. Situar en la agenda problemas reales que afrontar con las luces largas, en lugar de las luces de posición a las que estamos habituados, cuando no se contemple el futuro por el retrovisor.
 

La elección de Michael Rocard no es casual. Cuando se aprobó el Protocolo de Kyoto apoyo la propuesta de presidente de la Comisión Europea, que ostentaba Jacques Delors, para crear una tasa de energía y clima, con una reducción fiscal sobre el trabajo. Fracaso ante la falta de unanimidad en la Europa de los 15. Toda una muestra de euroesclerosis. El botón de muestra de la incapacidad de los gobierno tomar decisiones, cuando la toma de decisiones es un recurso renovable.
 

No quisiera aburrirles con el "Sudoku" fiscal autonómico, que en lugar de resolver problema los crea. Se ha insinuado que podría ser una medida que formase parte de la ley de economía sostenible, capaz de transformar los brotes verdes en bosques verdes y selvas verdes. Propuestas del céntimo ecológico, mucho más simbólica que reales, tuvieron una escasa vida de horas. Dinamarca fue el primer país en aplicar en 1993 una reforma fiscal ecológica, con la que afrontó una crisis que disparó el desempleo. Impulsar la eficiencia energética, las energías limpias y, con ello, el empleo. Mientras aquí se devaluaba tres veces la peseta, en lugar de mejorar la competitividad de la economía.
 

La calificación de revolucionara a la propuesta de Sarkozy es de calado. Los gobiernos de todo signo prefieren afrontar la crisis con soluciones fáciles, inyectar dinero público a la economía, más endeudamiento, y todos, otra vez, keynesianos. ¿No ha sido el brutal endeudamiento, un una economía financiera al menos 4 veces mayor que el PIB mundial, el que ha provocado la crisis? ¿No deberíamos curar antes la hemorragia de hacer más transfusiones?
 

Pensar que con la caída de los tipos de interés, por el desplome del euríbor, facilitará el acceso al crédito, la concesión de hipotecas y, de nuevo, a generar burbujillas especulativas resulta una broma. Hoy nos preguntamos como nadie lo vio. Hasta el gurú de Allan Greenspan solo vio burbujilla. ¿Queremos salir de la crisis abriendo el grifo crediticio que ha provocado la mayor recesión?
 

Se puede hacer otras cosas. Aquí la propuesta de Sarkozy resulta revolucionaria. Incrementar el coste de la energía vinculada a combustibles fósiles que impulse la mejor de la competitividad, hacer más con menos, capaz de desbloquear el crédito con inversiones a largo plazo, facilitar la creación de empleo reduciendo cotizaciones sociales. Algo que sí permite ver selvas verdes. 

 

Alberto Valverde escribe en Cambio 16  30-9-09:

 


Sucede todo esto cuando la crisis económica ha sumido al sector energético y, especialmente, al eléctrico - en una crisis de demanda sin precedentes. La menor actividad económica, en efecto, ha reducido la producción eléctrica en un momento en que las tarifas, en parte como consecuencia de la crisis pero fundamentalmente como resultado de una ciega política gubernamental de trasladar costes a futuro, han originado una serie de desequilibrios que se han traducido en menores ingresos, una paralización de la actividad de generación y un agujero financiero (conocido como el déficit de tarifa) que se tardará años en solventar y cubrir.

 En este ya de por sí complicado contexto global ha surgido el problema de los productores nacionales de carbón, en su mayor parte centrados en una zona geográfica (León y sur de Asturias) en la que además el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene su base electoral. La minería de esta zona depende fundamentalmente de la industria eléctrica para su supervivencia, ya que son las centrales térmicas las que adquieren su producción para ser utilizada en la generación. Las empresas se han visto obligadas, por la crisis, a reducir la producción y habida cuenta que el carbón es un combustible con un precio político y considerablemente alto han tenido que reducir su utilización en aras de otras energías, como el gas y las renovables. La consecuencia ha sido catastrófica para las empresas mineras que acumulan su producción en las propias minas o en los depósitos de las centrales. Y ese no es el único problema. 

Partager cet article

Repost0
30 septembre 2009 3 30 /09 /septembre /2009 20:24
Escándalo y vergüenza nacional en los Presupuestos Generales del Estado para el 2010 que se van a votar en el parlamento español

¡967 millones para el carbón y solo 67 millones para las renovables!


¡Las cifras cantan Sr. Zapatero!. Este es su temerario modelo energético: 967 millones de euros de las arcas del estado para el combustible del carbón y 50,9 para la energía atómica.



¿Donde quedan sus declaraciones a favor de una nueva economía en lucha contra el cambio climático y compatible con la sostenibilidad ambiental? ¿Donde queda su apuesta por las energías renovables y no contaminantes?¿Donde queda el cumplimiento de las directrices europeas de reducción y cierre de la industria del carbón?.

El actual Gobierno de Zapatero pretende dar un trato privilegiado y un proteccionismo rampante al negocio de las empresas que más contribuyen a la aniquilación de los equilibrios climáticos y la biodiversidad. Con millonadas de dinero ciudadano el Gobierno y todos los partidos parlamentarios que han votado a favor del "rescate" del carbón traicionan el interés común al apuntalar la anacrónica y sucia industria de un carbón nacional que no tiene viabilidad económica, y que solo puede mantenerse con inacabables subvenciones masivas de dinero público del estado. Con estas gigantescas ayudas inyectadas a las centrales térmicas de carbón para que continúen comprando carbón nacional a precios artificialmente rebajados y baratos se tiran por la borda los compromisos europeos y del gobierno español en la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera. Pierde la naturaleza, la salud humana, el interés colectivo y el futuro.

En el modelo energético del gobierno de Zapatero se cede a los particulares intereses biocidas de "la mafia minera" constituida por la férrea alianza de sindicatos y empresas carboníferas. Los innumerables e incontrolables daños a la supervivencia, la salud y habitabilidad humana en el planeta no parecen interesar a este tipo de gobernantes.

Los partidos de izquierda y nacionalistas como IU, IC, y ERC también se suben a este vergonzoso plan de rescate del carbón
, ¡es así como entienden la "cuestión ambiental" con la que alardean en sus discursos y programas electorales!. Esta es una prueba más de que el espacio político verde debe construirse con urgencia y con fuerza en España, y muy al margen de esta vieja política del consenso productivista de las izquierdas. Una  cosa es apoyar políticas sociales ante el cierre de las minas y otra por completo es apuntalar una actividad caduca y ruinosa.


Con esta política energética de empuje al carbón nacional se burlan las reglas europeas a favor de la liberalización del mercado energético y se vulneran las directrices adoptadas en la Unión Europea, que como excepción ya ha dado el ultimatun y una fecha final del 2012 para las ayudas al carbón en España. El Gobierno de Zapatero se coloca así a contracorriente, ya que desde Europa se quieren recortar los combustibles fósiles porque fomentan el despilfarro y la ineficiencia energética, amenazan los sistemas vivientes del planeta, reducen nuestra seguridad energética, impiden la inversión en fuentes de energía limpias y socavan los esfuerzos necesarios para hacer frente a los daños y amenazas del cambio climático.

Estas indecentes subvenciones públicas al sucio carbón nacional impulsadas por el Gobierno de Zapatero no pasarán desapercibidas para la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el resto de países de la Unión Europea que sí han hecho los deberes de reducción y cierre de la minería del carbón, y de seguro empañarán y debilitarán enormemente la credibilidad y honorabilidad de la futura Presidencia española del 2010.

David Hammerstein

Partager cet article

Repost0