Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

17 décembre 2007 1 17 /12 /décembre /2007 17:54

Siempre es un placer llegar a Gran Canaria y bañarme en el calor humano y el trato abierto de los "Canariones".  

   Tuve una charla muy productiva con un músico canario muy talentoso que intenta abrir los caminos de la libertad en la cultura y en el mundo digital.  Frente a la inquisición de la Sociedad General de Autores, el canon digital y otras lindezas de la mal llamada propiedad intelectual, el Copyleft apuesta por compartir la cultura, por un nuevo modelo de negocio orientado hacia los servicios y el trabajo en red en lugar del modelo privativo que persigue el flujo de información.  No se pretende fomentar el plagio y la piratería sino proteger el fructífero proceso de innovación y creación de miles de pequeñas empresas y creadores sin que se sienta el miedo de la denuncia y el chantaje exagerado de los cazadores de “derechos”.  En nuestra época digital no se puede echar un cerrojo a las nuevas bibliotecas o mediatecas en internet.  No debemos criminalizar la cooperación cara a cara, oído a oído y ojo a ojo.  Las líneas de esta batalla están trazadas. Esperemos que gane la cooperación desde una canción hasta la tecnología para combatir el cambio climático en el Sur. 

    Igual que en otras muchas visitas me reuní con plataformas ciudadanas. Esta vez con la que lucha contra la autovía la Agaete – La Aldea que amenaza unos paisajes agrestes singulares en el litoral del sur.  Gran Canaria ya se acerca a Los Angeles en kilómetros de autovía por habitante.  Como al Gobierno Canario le salen casi gratis gracias a las generosas ayudas europeas (70%), es muy difícil romper el consenso del cemento a favor de otras alternativas más sensatas y menos destructivas. 

   También tuve la oportunidad de repasar la realidad ambiental y política de Canarias en distintas emisoras de radio insulares. Comenté la muy lenta instalación de energía solar y eólica en las islas mientras se proyectan plantas de gas y se quema gasoil para desalar agua.  Apenas se ven placas solares térmicas para calentar agua caliente (el modo renovable más eficiente) cuando se utiliza casi exclusivamente la electricidad para agua sanitaria puesto que Canarias goza de 350 días de sol al año. Qué resistencia a abandonar el viejo modelo centralizado y autoritario de las grandes plantas y los caros recibos, en lugar de convertir a todos en productores y consumidores energéticos a la vez. 

Pude platicar con los amigos verdes Rafa, Domingo, Paco y Juan Fran que trabajan duro en el Partido Verde Canario y desde algunos municipios importantes como Santa Brígida donde los Verdes ya gobiernan.

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
15 décembre 2007 6 15 /12 /décembre /2007 15:23

El débil y ambiguo compromiso alcanzado entre Europa y Estados Unidos sobre el cambio climático es un ejercicio inútil para maquillar la cobardía de los primeros y la insensibilidad por el futuro de planeta de los segundos. 

A veces es mejor ningún acuerdo para clarificar las posiciones y hubiera sido mejor no firmar un documento que no establece unos objetivos claros y vinculantes para la reducción de las emisiones de CO2 a partir del 2013. La Unión Europea debe ejercer su liderazgo ambiental claro para que la responsabilidad del posible fracaso futuro de las negociaciones descanse sobre los países más irresponsables dirigidos por EE.UU. El pacto de “bajo mínimos” de Bali intenta disfrazar el fracaso y minimizar la culpa estadounidense de unos pobres resultados. Por el lado positivo, se ha comprometido facilitar la transferencia de tecnología verde a los países del Sur y una fórmula para compensar a los países tropicales por la conservación de los grandes bosques tropicales. Se dice en cierta prensa que Bali ha sido un éxito porque ha conseguido incluir a EE.UU. dentro de un escrito de principios. Ahora empiezan las negociaciones de verdad en las cuales el mundo tendrá que trazar la hoja de ruta climática para después del 2013. El tiempo se acaba para prevenir una mayor catástrofe y gran parte de los estados siguen anclados en la negación de emprender los profundos cambios que necesitamos.

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
13 décembre 2007 4 13 /12 /décembre /2007 19:28

En la cumbre sobe el clima de Bali se habla de justicia ambiental pero apenas se avanza un ápice hacia unos acuerdos. Los países del Sur, incluido China y la India, afirman con razón que el Norte industrializado es el principal responsable histórico del cambio climático y son los ricos quienes deben cargarse con los compromisos vinculantes de reducción de los gases. Sin embargo, donde crecen más rápidamente las emisiones contaminantes es en países como la India, Brasil o la China, que pronto se convertirá en el primer contaminante del mundo por delante del los Estados Unidos. Países como la China también afirman que sus emisiones deben ser compartidas con los consumidores europeos y americanos ya que una parte importante de su producción contaminante se dedica a la fabricación de productos que luego compramos masivamente. Según esta lógica hay una responsabilidad actual e histórica de los estados pero también del consumidor individual que fomenta las formas de producción más dañinas con sus compras de objetos importados supuestamente baratos. ¿Cómo salir de este atolladero? La solución, según muchos analistas y gran parte de la Unión Europea, es establecer un objetivo de emisiones per cápita mundial a 20-30 años de ahora. Este nuevo objetivo se añadiría a una renovación de las obligaciones de reducción de emisiones, que comenzaron con Kioto, de por lo menos 20% en el año 2020 para los países ricos, lo que Estados Unidos rechaza de plano. Este doble acuerdo significaría orientar los países hacía una convergencia de emisiones de cada habitante de la Tierra en aras de un reparto justo de las cargas de luchar contra el cambio climático. Desde la perspectiva verde, en cambio, los países del Sur deberían aplicar el modelo del "salto de la rana". Es decir, que su modelo de desarrollo no tiene porque seguir las pautas históricas sucias de Europa y Estados Unidos. Pueden saltar por encima de las terribles etapas destructoras de la revolución industrial, como la vemos hoy en China, y entrar directamente en la era solar, la ecología industrial y un consumo compatible con el planeta. Para que esto ocurra los países más pobres necesitan acceso a tecnología limpia avanzada sin las pesadas cargas económicas de la propiedad intelectual de estos inventos patentados. Es imprescindible fomentar una rápida y ágil transferencia del conocimiento ambiental y de tecnología de bajas emisiones hacía los países del Sur. Sin embargo, se repite un debate similar al debate sobe el software libre que exige un flujo cooperativo de información. Unas pocas empresas controlan gran parte de los inventos "verdes" en el mercado y no quieren compartirlos mientras el planeta necesita urgentemente estas medicinas innovadoras para curarse. Algo parecido pasa con los medicamentos caros patentados contra el SIDA que los países pobres intentan suplir con medicamentos genéricos. Una de las soluciones climáticas para los países del Sur es crear una tecnología verde genérica libre de patentes procedente de la investigación con fondos públicos en los países del norte. Necesitamos unos medicamentos genéricos para la Tierra.

 

 

Partager cet article
Repost0
12 décembre 2007 3 12 /12 /décembre /2007 19:33

      Hace 24 horas cundía el optimismo. Había un borrador sobre la mesa con un cierto consenso. Ahora en cambio, la entrada de lleno de los Estados Unidos en las negociaciones ha significado un jarrón de agua fría. Los estadounidenses se oponen a cualquier referencia a objetivos cuantificables de reducción de emisiones contaminantes al estilo del Tratado de Kioto.   Ni siquiera aceptan una mención de una reducción de emisiones de 20%-30% antes de 2020. 

  Esta dura posición estadounidense ha arrastrado a China y a los demás países del Sur que ahora se enrocan en posiciones en contra de cualquier compromiso vinculante con el clima. Lo que queda por ver es si los EE.UU. están dispuestos a cargar con la culpa del fracaso de la cumbre. Por otra parte, la Unión Europea ha perdido prestigio entre los países más pobres por su negación de fomentar la transferencia de tecnología limpia a los países del Sur mediante la supresión de patentes y otras reglas de propiedad intelectual que evita el acceso a las formas de producción menos contaminantes. Visto el nivel de irresponsabilidad de muchos estados y ante su falta de urgencia, es aterrador pensar que se acaba el tiempo para frenar la subida rápida de las temperaturas por encima de los 2C°.

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
3 décembre 2007 1 03 /12 /décembre /2007 19:23

En Polonia con el nuevo Ministro de Medio Ambiente y en un acto de ecología urbana 

    El ministro pidió hablar conmigo sobre el conflicto de valle de Rospuda, el disputado trazado de la Vía Báltica que acecha sobre una de las regiones más ricas en biodiversidad de Europa. Antes de reunirme con él, asistí a su lado a un acto de entrega de premios académicos de medio ambiente.  En su discurso explicó su rechazo a los cultivos transgénicos y denunció la presión de los lobbies y de la misma Comisión Europea para que Polonia aceptara la legalización de más variedades transgénicas.

(Pie de foto: Valle de Rospuda, Polonia)

    Nowitzki acaba de ser nombrado ministro después de ganar las elecciones con el partido liberal-conservador "Plataforma Cívica". Nowitzki es un biólogo con una gran sensibilidad ecológica pero tendrá grandes dificultades en girar la política polaca hacía la sostenibilidad y la sensatez energética por algunas razones de peso. Polonia tiene un gran portafolio de litigios ambientales con las instituciones europeas, uno de los cuales, el del valle de Rospuda que ya está en los tribunales europeos. En el plano energético Polonia sigue siendo muy dependiente del carbón para su electricidad y ahora aborda un debate sobre la posible construcción de una central nuclear. Sobre el trazado de la Vía Báltica que amenaza uno de los espacios naturales más singulares de Europa, Nowitzki me confesó su oposición al trazado destructivo pero lamentaba que la alternativa menos dañina se tardaría 6 años en construir por la burocracia tortuosa. Quedamos en seguir conversando sobre esta emblemática cuestión durante su próxima visita a Bruselas.

 El viernes yo había dado una conferencia sobre Ecología Urbana en la Universidad de Torun como parte de la Campaña Europea de las Ciudades del Grupo Verde. Mi conferencia versaba sobre prácticas concretas urbanas en los campos del consumo, urbanismo, transporte y energía.  Conocí a muchos jóvenes estudiantes ambientalistas que miran hacia el oeste para seguir buenos ejemplos y cené con activistas verdes locales que organizan mensualmente una “masa crítica” a favor de la bicicleta y el medio ambiente en esta muy hermosa y histórica ciudad universitaria a 200 kilómetros de Varsovia. 

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
26 novembre 2007 1 26 /11 /novembre /2007 17:37

     Según Joksha Fischer, en una alusión marxiana, la historia de las negociaciones sobre el conflicto de Oriente Próximo se repite primero como tragedia y después como una farsa.  Es decir, que después del acuerdo de Oslo en los 90, el entonces Presidente Clinton intentó repetirlo en el 2000 en Camp David pero la tentativa acabó en la tragedia general de la segunda Intifada  y ahora, Bush, también al final de su mandato, plantea reeditar la escenografía pacificadora  como una farsa con casi nulas expectativas de éxito.  ¿Será la reunión de Anápolis simplemente una oportunidad fotográfica que intenta maquillar la impotencia y dejadez de la comunidad internacional ante un drama enquistado pero resoluble? 

      La constelación familiar de Anápolis, en cambio, apunta hacia una perversa conjura de unos líderes débiles que necesitan, como maná del cielo, algún progreso hacia la paz como una tabla de salvación personal. El “pato cojo” Bush ha fracasado en Irak y tiene su plato lleno con el conflicto nuclear con Irán. El primer ministro israelí, Olmert, apenas se mantiene a flote después del fiasco de la guerra del Líbano, numerosos escándalos y una muy débil coalición gubernamental con ultras y religiosos que están a punto de dar la espantada.  Abbas, el líder palestino, es el hermano más pobre y débil de todos, sin gobierno real, sin territorio y una ciudadanía muy dividida y  descreída. 

        Pero la debilidad política de Olmert no esconde la tremenda ventaja con la que parte Israel a causa de la división de los palestinos y por el apoyo incondicional que recibe de Bush.  Se suele decir que la paz no se consigue cuando un lado es demasiado fuerte para aceptar un compromiso justo  y es evidente que Israel abusa muy equivocadamente de su posición de fuerza frente los palestinos. La ausencia de una declaración común en Anápolis sería el resultado de unos negociadores israelíes que han luchado a brazo partido para no volver al punto muy avanzado donde terminaron las negociaciones de 2000 en Camp David y Taba. Se rechazan las propuestas sobre fronteras y Jerusalén de Clinton y ahora saca de la chistera una nueva exigencia de principios: no basta con reconocer el estado de Israel sino que los palestinos deben jurar sobre la aceptación de un “estado judío”.  Y ni siquiera acepta Israel la congelación del crecimiento de los asentamientos existentes en contradicción con la Hoja de Ruta. 

      Durante años distintos líderes israelíes han echado en falta “interlocutores válidos” por el lado palestino.  Para ellos unos eran demasiados radicales, otros eran corruptos y la mayoría fueron tachados de “terroristas”  o benevolentes con la violencia.  Ahora esta excusa ya no existe. Abbas y Fayad son “moderados”, “demócratas”  y “luchadores contra del terrorismo”.  Sin embargo, meses de negociaciones con los “palestinos buenos” no han conseguido nada significativo en cuanto a avances concretos hacia la paz ni mucho menos en cuanto de la mejora de la muy difícil vida cotidiana del pueblo palestino.  Si la política de Israel de que "no hay socio” ha fomentado a Hamás, ahora parece que se aprovecha de los buenos oficios de Abbas para enrocarse en posiciones imposibles de ser aceptadas en el mundo árabe. Solo las posiciones más radicales y violentas de ambos lados se beneficiarían. 

       Se da la cruel paradoja que mientras casi todo el mundo sabe más o menos lo que procede hacer para conseguir la paz, incluyendo fronteras, refugiados, Jerusalén y seguridad (en suma una mezcla del Plan de Ginebra y el Plan Clinton), no existe la voluntad política internacional para imponer una dosis de sensatez en la mesa de negociación. 

        Como la anterior ronda de negociaciones infructuosas desembocó en una espiral de violencia con miles de muertos ahora todos insisten en que “el fracaso no es una opción”. Ha llegado la hora del marketing y del maquillaje. Se esforzarán en ver el vaso medio lleno cuando apenas contiene unas gotas de vino para brindar en la cena oficial de la Casa Blanca. 

        No será creíble si esta reunión acaba en unas vagas declaraciones sobre el deseo de cumplir con la Hoja de Ruta.   Si en las próximas semanas no se ven unas medidas israelíes de buena voluntad (movimiento, presos) y no se inician conversaciones sobre los asunto claves, estaríamos más cerca de la tragedia que de la farsa.  

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
23 novembre 2007 5 23 /11 /novembre /2007 18:55

La tarta de la Tierra es finita. Cada vez somos más personas que queremos un trozo más grande de esta tarta. Sin embargo, hay una cantidad de harina justa y todas las habas del planeta están contadas. Para más fastidio, nuestra tarta no solo no crece sino se encoge por el envenenamiento de la levadura a causa de unos malos humos.

Frente a la sacrosanta mantra de “crecimiento” es muy difícil plantear políticamente nuestra crisis de sobreconsumo y la imperiosa necesidad de poner fin a la obscena glotonería de los países del Norte. Pero no es solo una cuestión de supervivencia ambiental sino también una exigencia de justicia social global. Es evidente que tenemos una deuda ecológica colosal contraída con el Sur.

 La segunda ley de la termodinámica, o ley de entropía, implica que la energía se degrada constante e irrevocablemente hacia un estado no disponible. En otras palabras, cuanto más avanza nuestro modelo de crecimiento económico depredador menos energía y sustento de vida permanece. Es un proceso irreversible ya que la flecha del tiempo solo va en una dirección y es imposible recomponer a los pedacitos ya centrifugados de nuestro entorno. Mientras la economía dineraria artificial crece sin cesar, la bioeconomía real de la tierra no deja de menguarse. Como concluye el gran economista natural Georgescu-Roegen: “la humanidad, al igual que cualquier otra forma de vida, se enfrenta a una dependencia absoluta de energía y materia que se degradan irrevocablemente. La segunda ley nos deja solamente una opción: reducir drásticamente nuestro consumo de energía y materia hasta respetar los límites de la biosfera“.

Desde la óptica radical-realista del “decrecimiento” el término “desarrollo sostenible” es una contradicción en términos y un engaño. La primera palabra desordena todo el mundo biofísico de forma irreversible frente a la segunda que intenta mantener el orden natural. Incluso afirma que el reciclaje más perfecto está lejos de salir “gratuito” para la tierra. Llega a polemizar a nivel teórico con el “comercio justo” o “verde”, apostando por una utópica relocalización de la economía.

Es muy difícil encontrar una eficaz traducción política de este importante movimiento pero la lectura del texto “Decrecimiento” es muy recomendable para establecer unas premisas muy útiles para los tiempos que avecinan. (Sección de Documentos, La Sostenibilidad en www.davidhammerstein.org). 

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
23 novembre 2007 5 23 /11 /novembre /2007 12:41

¿Se debería poder recetar el antidepresivo Prozac a los niñ@s de ocho años?

 

Según nos contaba un peticionario de Madrid y psicoanalista esta tarde en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, la Comisión Europea ya ha abierto la veda a la masiva entrada de los antidepresivos al aprobar su consumo para menores sin haber estudiado bien las consecuencias sobre la salud de los niñ@s. El peticionario criticó que no hubiera unas condiciones estrictas para recetar esta droga y las consecuencias físicas y psicológicas pueden ser graves. Se teme un aumento masivo del consumo de medicamentos antidepresivos aquí como en Estados Unidos, donde millones de niños son tratados cada día de esta forma por estados de estrés o de nervios. Los diputados que hemos pedido precaución y una ciencia independiente de los lobbies farmacéuticos hemos sido tachados de “anti-modernos” por algunos otros diputados. Yo he pedido un estudio científico del Centro Común de Investigación de la Unión Europea sobre su impacto a medio plazo sobre niños y un seguimiento social en la UE sobre la utilización  y posible abuso de esta droga (si no se acompaña de terapia psicológica, cambios en los hábitos de vida o en las relaciones de familia), además de seguimiento por parte de la Comisión Europea los criterios de su receta por médicos y su dosificación.  Seguiremos esta interesante cuestión de cerca en la Comisión de Peticiones.

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
12 novembre 2007 1 12 /11 /novembre /2007 15:29

El debate político español sobre la destrucción del clima es superficial y cosmético. Apenas toca la superficie de las urgentes medidas que necesitamos. Es falso que con unos cuantos retoques todo pueda seguir igual en la economía y en la sociedad. Si realmente queremos reducir nuestra dependencia del petróleo es imprescindible tomar algunas nuevas y atrevidas medidas para ecologizar la economía, nuestro marco fiscal y nuestros estilos de vida y de consumo. Aquí van algunas pocas de las propuestas incómodas. Algunas de estas han sido apoyadas en principio hasta por el mismo gobierno francés.   

 

Por un consumo responsable que no exporte contaminación. Se debe crear a escala europea una tasa económica contra el dumping ambiental de todo tipo de productos de países que no alcancen las normas ambientales de la UE. Se deben favorecer los productos más sostenibles mediante la aplicación de un IVA reducido, y con ello aliviar la presión destructiva contra el clima. Se podrían evitar, por ejemplo, la avalancha de productos chinos intensivamente contaminantes. Esta protección y arancel europeo a favor de la calidad ambiental del planeta podría revertir a proyectos de ecodesarrollo y de producción limpia en los países del Sur. Además,  España debe apoyar desde la UE la instauración de una tasa de CO2 sobre el comercio mundial para comenzar a domesticar la globalización. 

(Foto: Parlamento Europeo)

 

Dejemos de subvencionar la destrucción del planeta. Urge el dejar de dar subvenciones públicas a la extracción de carbón y otros minerales contaminantes. Es necesario suprimir todas las ayudas estatales directas e indirectas a las actividades intensivas en energías sucias y contaminantes, como son la agricultura química, la aviación comercial, o la industria petroquímica. El estado no debe sufragar coste alguno para mantener el empleo en actividades especialmente contaminantes. En caso de crisis laboral se debe fomentar la reconversión limpia de la actividad económica que también demanda empleo.  

 

Peajes urbanos contra el uso del coche en las ciudades. Hay que instaurar peajes urbanos para poder acceder en coche convencional particular a los centros de las ciudades. Las recaudaciones económicas han de revertir en la mejora del transporte público.   

 

Moratoria en la construcción de nuevas autovías y peaje para todos. Debe darse una absoluta prioridad a la ampliación de la financiación pública del tren y otros transportes públicos por encima de inversiones públicas en más autovías. Todas las autovías existentes deben ser de peaje para favorecer el transporte público, salvo los bypass de las ciudades y núcleos urbanos.  El transporte de mercancías por carretera debe ser gravado para estimular una transición hacía el ferrocarril.   

 

La construcción a favor del clima. Para el sector de la construcción son urgentes unas estrictas normas de consumo energético (50kwh/m2) antes del 2012, y aplicables en todos los edificios públicos y de nueva construcción. Hay que eliminar las numerosas exenciones a la aplicación del ya tímido código técnico de la edificación, y hay que legislar a favor de auditorias energéticas en los materiales de construcción con medidas fiscales de fomento para los biomateriales de baja energía acumulada. También necesitamos auditorías obligatorias y públicas sobre emisiones de CO2 en todos los edificios nuevos, centro comerciales, y sobre cada nueva urbanización. Es posible alcanzar el 25% en el reciclado de materiales de construcción y escombros en 5 años mediante el aumento progresivo de las tasas de vertidos de materiales inertes, y así ahorrar grandes cantidades de energía.  

 

Gastar más en investigación I+D sobre energías renovables y eficiencia energética. Es urgente dar la vuelta a las actuales prioridades inversoras que favorecen la investigación en energía atómica y en combustibles fósiles. Es necesario aumentar la investigación y transferencia tecnológica sobre la eficiencia energética y sobre la producción limpia.   

 

La energía solar empieza por el tejado. Es necesaria una fuerte modulación de las ayudas públicas a favor de la colocación de la energía solar térmica y fotovoltaica en edificios, naves y polígonos industriales, para superar la actual situación que prima la instalación en el suelo.  Han de darse ayudas especiales y con trámites simplificados a las comunidades de propietarios que decidan instalar energía solar en sus fincas. Con un gran plan de reconversión y descentralización energética se podría conseguir la instalación de placas solares en 2 millones de edificios durante los próximos 8 años.   

 

Que pague más quien más energía consume. Hacen falta nuevas tarifas eléctricas moduladas en precios para favorecer el ahorro energético y disuadir el sobre-consumo y el despilfarro.  Hay que eliminar de una vez el actual déficit tarifario (precios artificiales debajo del coste de la energía)  y el privilegio de dar tarifas más bajas al consumo energético de las industrias. Las bombillas incandescentes y otras tecnologías caducas de gran despilfarro energético deben ser prohibidas. 

 Dejemos de comer petróleo.  En cuatro años podríamos duplicar la superficie dedicada a la agricultura ecológica que consume la mitad de energía y triplicar el consumo de sus sanos productos, lo que supondría un ahorro ingente de los combustibles fósiles incorporados en los fertilizantes y pesticidas fabricados con derivados del petróleo. Si alcanzáramos más del 5% de consumo de alimentos ecológicos, bajaría los precios de estos y además se ahorraría mucho petróleo. Podríamos comenzar con conseguir una comida ecológica  a la semana en colegios públicos, hospitales y otras instituciones públicas. Además, todos los alimentos locales y regionales deben gozar de una a discriminación positiva mediante compras públicas, para reducir así los crecientes kilómetros alimentarios. Debemos adoptar  exigentes planes para la reducción progresiva de pesticidas y fertilizantes derivados del petróleo, en todo el sector agrícola.    

 

No existe una  solución mágica ni una panacea técnica para luchar contra el cambio climático. Solo unos cambios profundos en todas las facetas de la vida pueden frenar la rápida pérdida de la habitabilidad del planeta. 

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0
9 novembre 2007 5 09 /11 /novembre /2007 11:23

Cuando la ultra periferia europea se convierte en una feria: barra libre comunitaria para emborracharse de cemento en medio del Atlántico.

La Comisión Europea ni sabe ni contesta. Una pequeña isla con pocos coches y mucha biodiversidad quiere una señora autovía a pesar de carecer de tráfico y de necesidad. Sólo se puede hacer por poder disponer de una sustanciosa financiación europea gracias a su condición de región ultra- periférica.  Así la obra le sale casi gratis a la Comunidad Canaria. Ya es hora que la Comisión Europea reaccione ante esta desvirtuación de las leyes y objetivos de la Unión Europea costeada por el contribuyente europeo.  (Foto: Typicalish)

"La isla bonita" de La Palma posee una naturaleza singular con un modelo urbanístico bastante moderado. El proyecto de autovía desde el aeropuerto hasta el puerto de Tazacorte tiene un gran impacto sobre el municipio de El Paso, corta por el medio de una cordillera muy boscosa y cree un temerario efecto de llamada para el urbanismo salvaje y masivo.

David Hammerstein, eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article
Repost0