Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

17 avril 2008 4 17 /04 /avril /2008 10:49

 

    

 

 

       Si hay un fallo técnico o humano en un parque eólico o en una planta solar, no pasa nada grave, no hay secretismo ni hay miedo. En cambio, el enorme peligro gestionado mediante la falsedad y el engaño es intrínsico a la actividad de una planta atómica. La gestión nuclear es una actividad muy privada y llena de secretismo a la vez que sus peligros son grandiosos, irreversibles, se socializan y difunden sin control, y los impactos biofísicos de la contaminación y residuos radioactivos se eternizan en el tiempo.

 

   Desde hace cuatro meses se viene ocultando la verdad y los datos objetivos sobre los fallos de la central atómica de Ascó, en Tarragona. Solo la insistencia de unos ecologistas valientes ha obligado al reconocimiento de la verdad por parte de la Administración.  Seguramente, será difícil llegar saber el alcance real y los daños potenciales en las personas y el medio ambiente a causa del impacto de la fuga radioactiva. La naturaleza opaca del engranaje  y lobby nuclear junto al optimismo irresponsable de las retóricas pro-nucleares, no permite una reflexión pública abierta y honesta, no permite un "debate nuclear" transparente y contrastado, como ha propuesto el Gobierno Español. 

 

    Es rotundamente falso lo que se afirma en la editorial pro-nuclear del "El País" del 17 de Abril del 2008:  "La tecnología nuclear dispone de sofisticados sistemas de seguridad para evitar cualquier daño humano o medioambiental. Cuando se aplica con criterio y prudencia, la generación electronuclear es tan segura como la hidráulica"  Según  este diario, lo realmente preocupante del incidente radioactivo de Ascó es que se dañe injustamente la imagen maltrecha de la energía nuclear en un momento en que algunos intereses industriales buscan "el renacimiento" nuclear". Parece que buscan ocultar la irracionalidad y la enorme imprudencia ética, social, y política de la energía atómica, intentando reducirla a una simple cuestión de marketing para construir una opinión pública a favor. 

 

   Hoy la tecnología nuclear no dispone de sistemas de seguridad capaces de poder evitar las grandes destrucciones y peligros socioecológicos que comporta en todo su ciclo de producción, desde la extracción de materiales hasta el transporte de elementos radioactivos, y pasando por el tratamiento de los residuos radioactivos generados. La tecnología nuclear tampoco tiene respuestas ante posibles atentados terroristas, ni ante la proliferación de armamento y tráfico nuclear, ni ante desastres naturales imprevisibles como son los terremotos. La producción atómica tampoco tiene soluciones ante la necesidad de cantidades ingentes de agua y su calentamiento. La creencia sobre la eliminación de "los fallos humanos y los fallos técnicos" de la gestión nuclear, se asienta más bien en una ilusión prometeica o en un peligroso delirio humano de omnipotencia.  

 

    ¡Ya está bien de engaños a la ciudadanía!. Ha llegado la hora de dejar atrás esta anacrónica, antieconómica y peligrosa tecnología.  Por culpa de un poderoso e influyente lobby atómico (que aún hoy tiene acólitos muy activos como son Sarkozy y Brown), todavía hay grupos que proponen perpetuar este modelo energético centralizado, autoritario, peligroso, y muy vulnerable, pero que solo produce un poco más del 1% del total de la energía consumida a escala mundial, y alrededor del 5% a nivel europeo. La energía atómica se encuentra en un declive inexorable, diga lo que diga "El País" y los pronucleares.  

Hay que recordar que las centrales nucleares solo producen electricidad, y que esta solo corresponde al 16% de nuestro consumo energético.  Las nucleares no mueven coches, ni suelen calentar casas. Por ejemplo, la Francia nuclear de hoy no es menos dependiente del petróleo que España. Las soluciones energéticas democráticas, limpias y responsables existen y son múltiples: eficiencia, ahorro, diseños inteligentes, y fuentes renovables de energía. La energía de origen nuclear es ya una fuente residual  que de seguro nos dejará una herencia muy amarga y persistente. 

 

Partager cet article

Repost0
13 avril 2008 7 13 /04 /avril /2008 17:29
(primera parte sobre agricultura) 
   Elena Espinosa es la nueva Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. En un primer apunte positivo sobre el cambio de nombre y la fusión de agricultura y medioambiente en el nuevo gobierno de Zapatero, cabe destacar que junta e integra el "sector agrícola" de producción en el de medioambiente. Es decir, coloca la actividad agrícola de producción en un lugar medioambiental, reconociendo así lo que constituye realmente su sustancia básica: la frágil productividad primaria que realizan unos seres vivos llamados plantas y sus ecosistemas de tierra, sol y agua. Contrariamente, la visión agroindustrial canonizada por los Ministerios de Agricultura se funda en una errónea y simplificadora comprensión de las cosechas y granjas como máquinas industriales para maximizar la producción.
    Quizás estemos de enhorabuena, con este pequeño avance simbólico-cultural de la fusión ministerial entre agricultura y medio ambiente podamos recolocar la agricultura en lugar ecológico que realmente le corresponde. Este cambio nominal minimiza el vigente dominio del productivismo agrícola a favor de un más complejo "medio rural" que incluye el desarrollo económico diversificado de los pueblos, el papel de guardianes el miedo ambiente de sus habitantes y un giro de la producción agrícola hacía la calidad y la ecología.
     Quisiera dar un voto de confianza a la Ministra en su nueva acometida pero el historial de Elena Espinosa como Ministra de Agricultura no da muchos motivos para el optimismo en un cambio del modelo rural. Su gestión no ha prestado una mayor preferencia financiera hacia el desarrollo rural y la calidad alimentaria. Ha mantenido un muy débil apoyo hacía el llamado "segundo pilar" de la Política Agraria Común de la Unión Europea, que busca reorientar los fondos públicos que subvencionan a la producción intensiva hacia otras actividades agroambientales y alternativas para mantener a la vez a la población rural y su entorno rural. Más bien el contrario, su conservadora gestión ha defendido un bajo nivel de "desacoplamiento" de la producción de las ayudas públicas dadas a los activos rurales. El tiempo dirá si acaba apostando decididamente a favor del cambio rural que por lo menos queda anunciado en el nuevo nombre del ministerio.
     Es previsible que haya crecientes contradicciones entre los objetivos agrícolas y los ambientales del nuevo ministerio fusionado. La gestión pasada de Espinosa no ha frenado la utilización excesiva de tóxicos fitosanitarios y fertilizantes, como establecen los nuevos objetivos europeos, y que tantos problemas causan en el medio ambiente, el agua y la salud. Ante la "guerra de trasvases" entre regiones ha sido precisamente el Ministerio de Agricultura quien ha bloqueado la importante propuesta de la ministra de Medio Ambiente Narbona de un "canon de agua" para frenar el despilfarro hídrico agrícola y para comenzar a internalizar a los costes reales del agua. Será interesante ver como Espinosa lidia en el interior de un ministerio único con dos discursos muy antagónicos sobre pesticidas, ayudas a la producción y a la exportación, bienestar animal, seguridad alimentaria, producción ecológica y agrocombustibles. La agenda esquizofrénica con intereses agrícolas enfrentadas a los ambientales está servida.
      A pesar de estos previsibles problemas la apuesta de Zapatero de contextualizar y redimensionar a la agricultura dentro del medio ambiente es globalmente positiva y valiente.
    David Hammerstein

Partager cet article

Repost0
31 mars 2008 1 31 /03 /mars /2008 13:22
 
Morir de hambre por el éxito de  la  globalización en la producción y el consumo

Probablemente, si las cosas siguen como hoy van, y si continúan las actuales tendencias mundiales en la producción y venta de cereales, dentro de unos pocos años decenas de millones de personas sufrirán grandes hambrunas a consecuencia de una combinación de factores como son la creciente demanda de arroz, el alza del precio de los combustibles, la degradación ambiental de sequía y desertificación que acompaña al cambio climático, y con todo ello, la gradual desaparición de las tierras fértiles, en particular los arrozales. Ya el precio del arroz y otros productos alimenticios de primera necesidad como son el trigo, soja y maíz se han disparado sus precios durante el último año.  En el caso del arroz, que ha subido casi un 80% en los últimos meses, la situación es especialmente crítica ya que tendrá dramáticas consecuencias sociales sobre centenares de millones de pobres en países como Bangladesh, Indonesia, la China y las Filipinas, que solo pueden asegurar una suficiencia alimentaria si hay un precio asequible de este alimento que es la base de su dieta diaria. 

Las tierras más fértiles se pierden ante el avance de la expansión urbana e industrial, y además, también los agricultores prefieren cultivar cosechas más orientadas hacia la exportación y las crecientes sequías hacen  que los arrozales sean inviables. Los principales países exportadores de arroz como son Vietnam y Tailandia, son cada vez menos capaces de satisfacer la demanda exterior de arroz por las pérdidas de decenas de miles de hectáreas de cultivo cada año. Como ha afirmado el Ministro de Agricultura Vietnamita Cao Duc Phat "En cinco años, la pérdida de arrozales equivaldrá el volumen actual de exportaciones,  lo que significará que no dispondremos de arroz extra para exportar y que la seguridad alimentaria estará amenazada." Este año Vietnam reducirá sus exportaciones de arroz en 20% comparado con el 2007, y esta medida tendrá un gran impacto social sobre países importadores como Filipinas o Indonesia. El responsable camboyano Kit Seng ha vaticinado que "pronto faltarán campos de cultivo y los precios de los alimentos básicos se convertirán en un lastre para el país."

   No hay buenos augurios para el futuro en el terreno de la alimentación humana en el planeta.  Aunque el precio del combustible ya supera los cien dólares el barril de petróleo, y ya muchos analistas proyectan que puede llegar hasta los 150 o incluso los 200 dólares, la China y otros países siguen asfaltando a gran parte de su rica agricultura periurbana que alimenta sus mercados locales. El cambio climático, los grandes proyectos hidráulicos, unos acuíferos diezmados y la contaminación industrial desbocada, están haciendo estragos en los cada vez más escasos recursos hídricos necesarios para la agricultura asiática.  

Pero las prioridades políticas de los gobiernos parecen estar ciegas y sordas a los déficits alimentarios que se avecinan, continúan apostando por un crecimiento económico basado en la industria, la construcción salvaje, y las exportaciones de cualquier cosa.  La productividad agrícola orientada hacia la seguridad alimentaria de la mayoría de las poblaciones simplemente no es lo más importante para los gobiernos asiáticos ni para sus socios europeos y americanos. Solo con importantes giros de rumbo de las insensibles pautas económicas mundiales y del modelo agrícola especulativo, y junto a una firme defensa de los ecosistemas locales y globales podríamos llegar a tiempo de frenar esta catástrofe ecológica y alimentaria que se avecina. El desgobierno irresponsable de la globalización económica amenaza con provocar lo que sería la primera gran hambruna del siglo XXI.  Pero esta vez, la causa no serán las guerras. Tampoco será consecuencia de una crisis económica más. Se trata más bien de lo contrario. Será el resultado terrible del propio "éxito" combinado de nuestro sistema de producción y consumo.

David Hammerstein
Eurodiputado de Los Verdes

Partager cet article

Repost0
27 mars 2008 4 27 /03 /mars /2008 22:20

  

Energía Solar: empezar la casa por el tejado

Lo pequeño es más hermoso bajo el sol  

España tiene un clima especialmente favorable para la energía solar fotovoltaica, es decir que transforma la radiación solar en energía eléctrica mediante paneles. El balance de energía invertida/energía recuperada es especialmente positivo, ya que en 3 o 4 años se recupera la energía invertida en hacer la planta solar, y siendo  que la vida  productiva de la misma es de 30 a 40 años.

La energía solar es una fuente energética muy apropiada para la producción descentralizada y las redes  inteligentes. Una desventaja que tiene es que para producir mucha energía se necesita ocupar unas superficies relativamente grandes, pero es una fuente energética especialmente adecuada para su instalación en los techos o en las estructuras de las edificaciones, cumpliendo así una doble función. Aunque la potencia solar de España está en pleno auge y avance, sin embargo la energía solar ha de crecer mucho más bajo formas aún más sanas, socialmente más equitativas, y más eficientes.

Al contrario de lo que ocurre en otros países europeos, en España no se prima económicamente más la instalación solar en los tejados de los edificios que la instalación en los huertos solares. Tampoco se fijan grandes diferencias en la remuneración económica recibida por la energía inyectada a la red por parte de las pequeñas, las medianas o las grandes instalaciones solares. Actualmente en España se está dando un desequilibrio que es urgente alterar: más del 90% de la capacidad fotovoltaica generada está siendo instalada en el suelo y menos del 10% en los edificios.  Por ejemplo, ocurre lo contrario en Alemania, donde hay una legislación que favorece más la integración de los paneles solares en los edificios, y más del 90% de la potencia solar está instalada en cubiertas, más de 250 mil personas poseen ya placas solares fotovoltaicas. ¡Ya es hora de reivindicar la integración arquitectónica de la energía solar!. 


1. La energía solar y los solares en su justa medida

La generación energética por medio de energías renovables suele ser muy intensiva en su necesidad de superficies, y además suele ser muy agresiva por su daño al paisaje.  La proliferación de enormes huertos solares sobre tierras fértiles o sobre ecosistemas frágiles podría tener unos impactos ambientales preocupantes. Además, podrían darse repercusiones de daño ambiental en las líneas de evacuación, sobretodo si son de alta tensión. Con las centrales solares muy grandes se copia el modelo energético, económico y geográfico concentrado de las sucias energías fósiles derivadas del petróleo. Aunque todo lo grande no tiene porqué ser feo y agresivo, la realidad en energía solar es que lo pequeño suele ser mucho más hermoso. Los huertos solares han de tener una justa medida porque el sol brilla más por encima de nuestras casas. En consecuencia, las ayudas públicas deben ser orientadas preferentemente hacía la instalación de energía solar en edificios y en zonas industriales. 

2. Decentralización energética

El modelo energético vigente está muy centralizado, es ineficiente, autoritario, y es poco democrático.  Actualmente, las grandes centrales eléctricas de unas pocas empresas operan lejos de la vista y de la apreciación informada de l@s consumidor@s de energía. En cambio, un modelo ecológico solar debe significar que la energía se consuma más cerca de donde se produce, creando con ello una compenetración y sinergias entre la eficiencia, la proximidad y la protección de medio ambiente. Muchas más personas deben ser dueñas de su energía, y cuanto más se reparta la producción de energía sobre el territorio y entre la población, más ganan la sociedad y la naturaleza al mismo tiempo.

3. Autosuficiencia energética 

En un futuro más verde se ganará seguridad, concienciación, responsabilidad, y eficiencia, ya que las casas producirán, consumirán e intercambiarán con la red. Hay que potenciar la autonomía energética de edificios, industrias e instalaciones de todo tipo, para que puedan tener energía propia, incluso si tuvieran que desconectarse de la red. El conocimiento y los sistemas tecnológicos basados en la eficiencia, geotermía, cogeneración, bioclimatismo y bioconstrucción, son unas herramientas muy útiles para asegurar la autosuficiencia energética. 

 

4.  La energía solar debe ser la regla y no la excepción. 

El poder observar los paneles solares sobre las casas y edificios de nuestras ciudades debe ser la regla y no la excepción (como ocurre actualmente). Es urgente una legislación para la instalación obligatoria de paneles solares fotovoltaicos y térmicos en la casi totalidad de los edificios expuestos a suficiente sol. Es necesario eliminar del Código Técnico de Edificación la numerosas exenciones a la obligación de instalar energía solar térmica y fomentar en serio la instalación de la energía solar fotovoltaica en viviendas.  El gobierno central y los gobiernos autonómicos deben marcar unos objetivos y planes ambiciosos para la colocación de paneles solares en medio millón de viviendas y edificaciones antes del 2012. 

5.  La energía solar a favor de la experiencia estética y el paisaje. 

Las instituciones autonómicas y estatales deben adoptar unos códigos de buenas prácticas para la integración armónica de los paneles solares en las edificaciones. Los valores estéticos de experiencia  pueden compatibilizarse con los de eficacia.  Además, se pueden fomentar incentivos y concursos para favorecer las integraciones más estéticas, armoniosas y eficientes. Hacen falta más ayudas públicas especiales para la integración de la energía solar en los edificios históricos y en los pequeños pueblos y ciudades.   

6.  Transparencia y tarifas justas y ecológicas frente a los monopolios sucios 

Los consumidores deben poder elegir la fuente energética de su electricidad doméstica, tengan o no una instalación solar.  La elección de la fuente energética debe ser fácil, y la claridad explicativa ha de darse en el recibo de la luz de cada mes, tal y como marca la legislación europea.  La energía foltovoltaíca no debe sufrir la competencia desleal de unas tarifas eléctricas más baratas que favorecen a los monopolios energéticos contaminantes, y que desde hace décadas han gozado de subsidios públicos y del favoritismo del estado. Hay que acabar cuanto antes con el "déficit tarifario" que vende la electricidad por debajo de coste real. Ya es hora de tener unos precios justos que reflejan los reales costes externos y ambientales de cada fuente de producción energética. La desagregación de los grandes consorcios energéticos es necesaria para permitir un mercado más justo para las nuevas empresas pujantes en fuentes energéticas renovables, y al tiempo es más acorde con los derechos de los consumidores y ciudadanos, y con la salud del planeta. 


7. Educación, investigación y ciencia para el futuro solar

Hay que orientar la investigación científico-técnica en energía y su financiación hacía las energías renovables. Con ello hay que cambiar la actual prioridad que destina la mayoría de los fondos públicos hacía la investigación y el desarrollo de los combustibles fósiles y de la energía nuclear. Con soluciones energéticas limpias y renovables, y en particular con la energía solar,  se puede avanzar más y más rápido en la lucha contra el cambio climático. Hoy se están desarrollando grandes avances técnicos que podrán permitir la expansión masiva de las fuentes solares a unos precios cada vez más bajos y asequibles. 


8.  La ciudad debe ayudar al nacimiento de la época solar 

Los ayuntamientos deben incluir objetivos de autoabastecimiento y de producción fotovoltaíca  en sus planes urbanísticos. La planificación de nuevos barrios y construcciones deben tener en cuenta los balances energéticos implicados en la orientación del sol, las áreas de sombra, y han de dotarse de un mínimo porcentaje de superficie construida apta para la producción solar.


9. Mujeres con la energía solar  

En los singulares papeles sociales que desarrollan en la vida social y familiar, las mujeres suelen ser gestoras directas del consumo familiar en la cotidianidad doméstica, y pueden favorecer con ello los hábitos responsables de ahorro energético y eficiencia, y la solidaridad con la salud del planeta. En el Sur las mujeres a menudo se encargan del trabajo de encontrar provisiones de madera y agua para las necesidades de sus casas y familia, dos recursos naturales básicos y cada vez más escasos, más degradados, y más difíciles de encontrar. Sus vidas y las de sus familias mejorarían sustancialmente con la instalación masiva de la energía solar para la iluminación, la extracción de agua, para cocinar y lavar. De esta manera, se podría luchar a la vez contra la desertización, la deforestación, y contra los impactos sociales y ecológicos del cambio climático en los países más afectados. 

10. Transferencia tecnológica solar para el Sur

El Sur necesita programas integrales a favor de la energía solar mediante la liberalización de las reglas de la propiedad intelectual para permitir un mayor acceso a las nuevas tecnologías. los países de Norte deben favorecer el desarrollo limpio en el Sur liberando ciertas patentes que se han conseguido gracias a la financiación pública. También hacen falta amplios proyectos de formación profesional, intercambios académicos y becas técnicas, para que los jóvenes del Sur puedan liderar las revoluciones solares que necesitan sus pueblos y sus amenazados ecosistemas vivientes.

  

David  Hammerstein

Eurodiputado de Los Verdes


Partager cet article

Repost0
26 mars 2008 3 26 /03 /mars /2008 18:17
26-03-08-Hammerstein.JPG


En la sala, en señal de solidaridad con el pueblo tibetano por la represión china, un buen número de diputados portaban banderas tibetanas y vestían camisetas negras con los siete aros olímpicos en forma de esposas estampadas en el pecho.

“Todos queremos hacer nuestra contribución para que los deportistas del mundo puedan ir a Pekín para hacer una competición libre e equitativa, pero nuestros valores y nuestra dignidad también nos exigen que no perdamos para ello el respeto a nuestros principios", insistió Pöttering.

A continuación, varios eurodiputados de los distintos grupos políticos hicieron intervenciones sin arribar a ninguna posición común, algo que deberá llegar en forma de resolución en la sesión plenaria que se celebrará en la sede de la Eurocámara en Estraburgo. 

Tal vez la intervención más subida de tono fue la Daniel Cohn Bendit, que en representación del grupo de Los Verdes pidió a los líderes políticos que no acudan a la ceremonia de inauguración de los Juegos, a los que definió como un acontecimiento "político".

“Los Juegos Olímpicos son un acto político si se celebran en una dictadura. La UE tiene que dejar de participar en la ceremonia porque es una respuesta política”, dijo.

“El próximo paso es lanzar un debate sobre el boicot a la ceremonia entre los jefes de Estado, atletas y periodistas”, afirmó.

Partager cet article

Repost0
26 mars 2008 3 26 /03 /mars /2008 17:40

IMPUNIDAD Y DESTRUCCIÓN

EN LA MONTAÑA LEONESA


1.  LA DESTRUCCIÓN DE BOSQUES PROTEGIDOS

A pesar de ser una zona protegida por la legislación europea (Red Natura 2000 protegido, Directiva Hábitat, dentro de una ZEPA y LICB), en Villablino los bosques de robles ricos en biodiversidad caen bajo las dentelladas de las máquinas y la dinamita que destripa las montañas. Miles de árboles y de una variada y singular vegetación de estos valiosos ecosistemas de montaña han sido destruidos durante el mes de marzo 2008 a consecuencia de la ampliación de la explotación minera a cielo abierto El Feixolín en Villablino (León), y a cargo de la empresa MSP (Minería y Siderrugia de Ponferrada) . 


Concretamente, en el paraje del Bicharino y en la ladera de la aldea de Orallo se están arrasando impunemente miles de árboles junto a toda la capa vegetal y el acuífero que alimenta a la fuente del Bicharino.  Esta ampliación de la explotación a cielo abierto de El Feixolín se constata en las fotografías de "Google Earth", y se registra también en las imágenes disponibles en la página web de Los Verdes de Laciana (http://www.losverdeslaciana.com/), y de otros grupos ecologistas. Muy cerca de la explotación a cielo abierto de El Feixolín está también la explotación de Fonfría, otra actividad de extracción del carbón que de forma similar devora la biodiversidad de estos montes leoneses. 



2. LOS MONTES SIN LEY

Se incumple la ley europea de protección ambiental y tampoco se aplican las sentencias judiciales condenatorias de las explotaciones de extracción de carbón a cielo abierto.  Desde hace varios años se han producido numerosas sentencias judiciales españolas en contra de ésta y de otras explotaciones a cielo abierto en el municipio de Villablino, por vulneración de la legislación de protección medioambiental. Por ejemplo, en marzo de 2007 se dictó una sentencia firme que exigía el cierre de la actividad de El Feixolín, pero sin embargo ninguna de las sentencias condenatorias han sido realmente aplicadas por las autoridades locales y autonómicas. Se da así una preocupante coincidencia en el incumplimiento de la legalidad por parte de las instituciones públicas implicadas y sus responsables políticos, y por parte de los particulares intereses económicos de la empresa MSP, todos parecen actuar a favor de la ilegal continuidad y ampliación de la extracción del carbón a cielo abierto en estos montes del Valle de Laciana. 


Según se afirma en El Mundo-La Crónica de León del 18 de septiembre de 2007: "Una investigación de la Guardia Civil realizada el 2, 6 y 28 de agosto revela que la empresa MSP sigue impunemente extrayendo carbón a cielo abierto. La Junta de Castilla-León y el Ayuntamiento de Villablino que tienen dicho informe desde hace semanas, aún no han tomado medida alguna para frenar la continuidad ilegal de la actividad de la MSP a cielo, incluyo han llegado a negar los hechos asegurando en su día que "no se estaban cometiendo ilegalidades por parte de la MSP". La denuncia de la Guardia Civil coincide casi punto por punto con las denuncias publicadas en EL MUNDO / LA CRÓNICA en los pasados 9 y 11 de julio del 2007. Pero curiosamente, esto está ocurriendo a plena luz del día, con los agentes de la Guardia Civil de Villablino presentes. Día tras día y sin ningún reparo, y al margen de lo dicho y reiterado por los jueces y las sentencias, la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) sigue sacando carbón a cielo abierto de El Feixolín. Los daños ecológicos infringidos por la actividad extractiva a cielo abierto son incompatibles con la preservación de unos valiosos valores ambientales reconocidos y protegidos por las instituciones y leyes europeas. La actividad extractiva a cielo abierto incumple la ley ambiental europea al ser la causa de contaminación, muerte y enfermedad de unos ecosistemas de montaña frágiles y singulares, empobreciéndolos y amenazando su capacidad de autoregeneración y continuidad. 


"La actividad sin ley" de la empresa minera MSP continua, aún a pesar de que dos sentencias declaran su absoluta ilegalidad por carecer de licencias desde hace casi 12 años. Pese a los taxativos pronunciamientos de jueces para que se evite la extracción y el transporte de carbón", incomprensiblemente las administraciones públicas competentes hacen "oídos sordos" a las denuncias y sentencias judiciales contra las explotaciones a cielo abierto en el Valle de la Laciana. Hay indicios de complicidad y prevaricación generalizada en la administración local y en la Junta de Castilla-León.





3. LA AMPLIACIÓN ANUNCIADA DE LA VULNERACIÓN DEL DERECHO COMUNITARIO

Por parte de la empresa extractora del carbón se han solicitado recientemente nuevas ampliaciones de la explotación de El Feixolín y de otras explotaciones a cielo abierto a la Junta de Castilla-León, lo que supone  más muerte y destrucción anunciadas para mucha de la vida animal y vegetal de las montañas de Villablino en el Valle de Laciana.  Al mismo tiempo que la Junta de Castilla-León admite a trámite la solicitud de ampliación de la explotación industrial a cielo abierto, la misma Junta de Castilla-León continua ignorando la destrucción ambiental y las denuncias, y se niega a cumplir la legislación europea y las sentencias judiciales.

 

4.  LAS AGUAS SUPERFICIALES Y SUBTERRÁNEAS CON VERTIDOS TÓXICOS

Con las explotaciones a cielo abierto también se produce una evidente y escandalosa vulneración de las leyes europeas en materia de aguas y vertidos de residuos venenosos (Directiva de Aguas Subterráneas, de la Directiva Marco de Agua y de la Directiva de Residuos tóxicos). Se vierten diariamente centenares de litros de aceites de la maquinaría, sin contar los grandes impactos medioambientales de la lavandería de carbón situada junto a los ríos Sosa y Luna.  


  1. LA RESTAURACIÓN FICTICIA 

DE LAS MONTAÑAS

Mientras que la ley marca que se debe reponer el suelo y la vegetación al estado anterior tras las actividades de explotación minera, la realidad es muy diferente. Las llamadas restauraciones realizadas por esta actividad minera solo se limitan a reponer una fina capa de suelo vegetal que con las lluvias fuertes de la zona se erosiona, se mezcla formando lodos, y se arrastra por las laderas dañando ríos y prados. La piel viva de los ecosistemas de la montaña acaba desapareciendo y convirtiéndose en suelos empobrecidos e inertes que han perdido todos sus valores y funciones de productividad medioambiental. Con estas restauraciones ficticias y carentes de vida se mata y sustituye por erial y desierto lo que antes fue una densa y variada vegetación. Bosques de robles y otras especies de crecimiento lento con abundante biodiversidad se pierden para siempre. 


  1. SUBVENCIONES DIRECTAS E INDIRECTAS

A ACTIVIDADES DE DUDOSA LEGALIDAD

Según afirma el diario El País del 25 de marzo del 2007, la empresa extractora del carbón recibe unos 43 millones de euros en subvenciones públicas. Las mismas instituciones europeas y estatales tienen responsabilidad y participan en el mantenimiento de esta anacrónica, ilegal  y contaminante actividad industrial de extracción de carbón a cielo abierto. ¿Como las instituciones públicas europeas y estatales pueden justificar las inmensas subvenciones de dinero público a estas sucias actividades extractivas fuera de la legalidad europea ?

 

7.  IRRESPONSABILIDAD Y DEJADEZ INSTITUCIONAL  A NIVEL MUNICIPAL, AUTONÓMICO Y ESTATAL

Las administraciones implicadas coinciden en el fomento de una impunidad de la actividad empresarial que perjudica gravemente al medioambiente, a la salud de la gente, a las condiciones de habitabilidad local, y al estado de derecho. El incumplimiento de las leyes de europeas protección ambiental y de las repetidas sentencias contra la actividad extractiva de Feixolín la supedita el interés colectivo y la ley pública a los intereses particulares de una empresa indiferente a las necesidades de salud de los ecosistemas y del municipio de Villablino y sus aldeas.


8. INDEFENSIÓN, DEMOCRACIA LOCAL AMENAZADA, Y SECUESTRO DE LOS DERECHOS BÁSICOS DE CIUDADANÍA

Los grupos y personas que se oponen y denuncian la explotación ilegal han sufrido toda clase de presiones, calumnias y amenazas físicas. Concretamente, en la pasada campaña electoral municipal el mitin del arranque de la campaña local de Los Verdes de Laciana fue boicoteado por docenas de empleados de la minería armados con palos. Además, una web ha sido cerrada por decisión judicial a causa de la campaña de calumnias que difundía contra los dirigentes y militantes de Los Verdes. Las explicaciones públicas de la empresa ocultan la situación de ilegalidad e impunidad al defender la continuidad y  la ampliación de la actividad ilegal bajo la amenaza y "el chantaje" al municipio y a su ciudadanía "del cierre y el desempleo" de las minas de interior. 


9. LA EXTRACCIÓN DEL CARBÓN  A CIELO ABIERTO HIPOTECA Y AMENAZA EL FUTURO

ECONÓMICO Y SOCIAL

Las generosas subvenciones públicas y la concentración de recursos económicos estatales y europeos que se invierten en esta actividad industrial decadente y contaminante, además de empobrecer y enfermar las condiciones locales de salud socioambiental, también arruinan las muchas posibilidades económicas alternativas capaces de proteger y a la vez rentabilizar social y económicamente  el inmenso y singular capital natural del Valle de Laciana.


10. EL GOBIERNO ESPAÑOL VULNERA EL DERECHO EUROPEO

En el pasado mes de marzo del 2008 la Comisión Europea envió una "Carta de Emplazamiento" al gobierno español para iniciar un “procedimiento de infracción” por la vulneración del derecho comunitario europeo por la explotación minera de El Feixolín. 


Próximamente se conocerá la situación de las explotaciones a cielo abierto por parte de funcionarios de la Comisión Europea, que visitarán la zona con la intención de recabar información directa de las condiciones y consecuencias de la extracción  del carbón a cielo abierto.

Partager cet article

Repost0
16 mars 2008 7 16 /03 /mars /2008 11:38
undefined 

El fragmentado voto verde ha sido más testimonial que nunca.  Incluso sumando las distintas opciones "verdes" no se llega al 0.7% de los votantes. Donde se ha acudido en coalición con IU o con otros aliados, los resultados no han sido mejor. Además, en las coaliciones de sopa de partidos y de siglas tampoco han sumado los votos de las partes participantes, como se ha dado en el caso de Valencia.  

 

No se puede achacar los malos resultados verdes solo al voto útil o a la división interna. Incluso si Los Verdes tuviéramos una potente estructura organizativa (de la que carecemos), no es probable que el voto verde fuera mucho mayor.  No quiere esto decir que no sea urgente la creación de un partido verde federal unitario con una estructura organizativa estable. Pero tan importante como los recursos físicos u organizativos son los recursos humanos y el capital político con el que se cuenta.

 

Desgraciadamente, es posible que el crecimiento verde sea lento como en una larga travesía por el desierto, y acompañando al crecimiento de las numerosas crisis socioambientales que se avecinan. A  fin de cuentas, la política verde es a menudo percibida como una política aguafiestas en una sociedad que vive aún en el delirio entusiasta del desarrollo y la era del petróleo. El camino está en tratar de construir desde abajo, a nivel municipal, y poco a poco para crear las condiciones de existencia de una masa crítica de personas capaces a explicar el realismo y la urgencia de una política verde y aplicable a todos los campos de actividad humana. Este recorrido desde abajo hay que ensayarlo ya en el día a día y en decenas de municipios. lastima-verde-copie-1.jpg

 

 

 

 

Partager cet article

Repost0
16 mars 2008 7 16 /03 /mars /2008 11:33
 

Para resistir la embestida del voto útil una fuerza política debe tener un valor añadido, un capital propio y diferenciado bien claro, y una organización fuerte capaz de comunicarlo.  IU parece que solo ofrece la “política del más” al afirmar que está más a la izquierda que el resto de partidos, al tiempo que olvida que la palabra izquierda representa un amplio contenedor que quiere decir cada vez menos fuera de los gestos culturales e identitarios. En definitiva, se trata de una opción con programa más socialdemócrata que el PSOE pero sin la imagen de modernidad y sin la imagen tecnocrática de gestión responsable y eficaz. Además, IU sufre la fuerza del lastre anacrónico que palpita en su interior con constantes sacudidas fraticidas: un partido comunista escasamente renovado que ya no tiene horizontes ni utopías políticas creíbles.  Sin embargo, solo una pequeña minoría sociológica de los españoles apoya el estatalismo, la antimonarquía, el antieuropeismo del NO a los tratados, el anticapitalismo, y la simpatía hacia Hugo Chávez y Fidel Castro cada vez es más escasa.  Muchos de sus dirigentes se dirigen a un país que ya apenas existe.

 

Los augurios para el futuro próximo de IU no parecen ser demasiado optimistas.  Los "duros" del PC harán una llamada a la vuelta a las esencias comunistas, a la "refundazione comunista" a la italiana, y esto ayudará a empeorar las relaciones de IU con Iniciativa por Cataluña y  con otros sectores "renovadores" de IU.  De otro lado, está la minoría que quiere refundar IU junto a IC como una "Izquierda Verde" con identificación con  Los Verdes Europeos. Larvada o públicamente la batalla está servida para las próximas elecciones europeas. En la tensa lucha interna entre los "retros" y "los rojiverdes", y dada la actual mayoría de IU más cercana a los "retros", es previsible que IU no quiera dar ni agua a IC. Nada de hacer coalición con IC para las próximas elecciones europeas y con ello "regalar" un eurodiputado a IC, como ya hicieron en el 2004. Estas divisiones internas y luchas por el control del partido también han tenido mucho que ver en la escisión que según afirma el mismo  PC ha costado a IU un diputado por Valencia.  En solitario IC necesita demasiados votos para llegar al parlamento europeo, no puede sacar un eurodiputado por sí misma con los 175.000 votos que tiene ya que un diputado europeo "cuesta" 400.000 votos.  Es muy difícil que volvamos a ver a Willy Meyer (IU-PC) compartiendo lista con Raúl Romeva (IC) en las elecciones del 2009. Con este panorama, parece que se auguran tiempos muy revueltos para la izquierda del PSOE que intenta sobrevivir.

 

 

 

 

Partager cet article

Repost0
16 mars 2008 7 16 /03 /mars /2008 11:26
 

Como ha dicho Rajoy lo más importante es “la economía, la economía, y la economía".  Pero claro, al no haber grandes diferencias en política económica  entre el PSOE y el PP, la oposición al gobierno solo podía orientar su crítica a los puntos más alejados del programa socialista: los derechos individuales, los derechos de minorías ,y la política territorial con los nacionalistas.

   

El PSOE ha ganado la "guerra cultural" que Rajoy ha querido lanzar "a la americana" porque la "mayoría moral"  que inventaba Reagan en los ochenta en EE.UU. no existe en España.  Sobre el terreno de los derechos y oportunidades para mujeres, inmigrantes, homosexuales y sobre la memoria histórica recuperada, hoy por hoy, no hay en España una mayoría social conservadora. El PP ha leído mal los valores de la tolerancia y de diversidad que han calado en la mayoría de la sociedad. No se puede codearse tantas veces con los obispos, defender la familia tradicional, atacar la educación cívica, y al mismo tiempo tener esperanzas de forjar una mayoría política.   Más bien parece que han asustado y con ello han movilizado sin quererlo a muchos votantes contrarios. Con el  evocar tanto el imaginario de las "dos Españas" no pueden acertar en la diana. Al desmarcarse de los moderados como Gallardón y Piqué, el PP ha dificultado la construcción de una mayoría alternativa.

 

También el discurso del PP en contra del nacionalismo catalán y vasco ha sido poco afortunado para el cómputo electoral, parece que ha obviado el enraizamiento social, en distintos grados de aceptación,  de los nacionalismos culturales y políticos en sus respectivos territorios. No se pueden ganar unas elecciones en contra de Cataluña con discursos poco creíbles para amplias capas sociales, y que insisten en persecuciones del castellano, el independentismo y la rotura de España.  El PSOE ha ganado las elecciones en Cataluña al provocar el mismo Rajoy un Tsunami socialista mucho más allá de sus votantes tradicionales.  También la exageración cansina y dolorosa  sobre ETA, y la “debilidad” de Zapatero han acabado debilitando más al propio acusador. A pesar de todo, un 40 % de los votantes apoyan al PP, lo que significa un bloque social muy mayoritario fuera de Catalunya y Andalucía.

 

Partager cet article

Repost0
10 mars 2008 1 10 /03 /mars /2008 18:38

playa-y-bomba.JPGmalos-verdes.jpg 

 

La agenda verde fuera de la campaña

 

Una triste observación sobre las recientes elecciones generales:  ni el cambio climático ni cualquier otro grave problema sobre la creciente destrucción de los ecosistemas terrestres han asomado la cabeza seriamente en los debates electorales. Las propuestas sobre el medio ambiente en general han estado ausentes en la campaña electoral.  No se ha dado a la opinión pública ni una sola propuesta socio-ecológica importante en campos como son la fiscalidad, la economía, el empleo, la energía, la vivienda o el transporte. Propuestas en cómo producir y consumir de forma más limpia no han formado parte del debate público y electoral. Todo lo contrario, en el calor de la campaña ha dominado un amplio consenso entre las diferentes formaciones políticas dominado por el discurso economicista, desarrollista y consumista, y compitiendo en fáusticas promesas benefactoras sobre más infraestructuras, más consumo, más subvenciones a las actividades industriales contaminantes, más devoluciones fiscales, más crecimiento, y todo a precios más bajos. Como si se tratara de la peste, los principales candidatos han huido de dar respuestas solventes, realistas y comprometidas ante el cambio climático.  

 

Nada de este encantamiento político sin límites físicos y sin ética planetaria parece casual.  En nuestras sociedades y en sus narraciones, valores e ideologías dominantes, de todo tipo y color, se sigue manteniendo como valor central el consenso cultural y político a favor del crecimiento sin límites. En general se suelen ver bien  los principios y la acción ecologista en abstracto, o bien se tratan como un asunto exclusivamente sectorial encerrado en el contenedor del “medio ambiente”, pero siempre a condición de mantener los problemas ambientales alejados de compromisos que nos atañan directamente en lo concreto. La opinión pública suele  apreciar las luchas de ONGs cuando defienden algún espacio natural amenazado, o cuando se trata de las denuncias de plataformas de afectados. Pero casi nadie decide su voto priorizando la salud de los ecosistemas que sustentan toda vida humana.

 

A pesar del claro avance cultural de la conciencia ambiental y la preocupación por la protección y el cuidado de la naturaleza, el llamado “medioambiente” sigue teniendo un lugar marginal en nuestras prioridades prácticas como ciudadanos, consumidores y productores.  En otras palabras, en términos socioculturales y en términos políticos, al tiempo que se mete por la puerta el “problema ambiental” también se saca por la ventana. No se debaten opciones contrastadas entre partidos para enfrentarnos con el cambio climático a pesar de ser considerado ya como un gravísimo problema de escala global y local. 

 

Pero cuando la Tierra necesita políticas verdes más que nunca, paradójicamente los partidos centran su discurso en la "mejora social" en radical desconexión con los sistemas vivientes. Se trata de una ideología socialmente muy exitosa que entiende que el bienestar general y particular se consigue a base de más y más consumo, más y más crecimiento. Son ya muchas y claras las señales de un próximo choque de trenes entre el consenso del sobre-consumo y los ecosistemas básicos. Hasta ahora, no hay instituciones ni cuerpos políticos en el escenario español para plantear un freno sustancial a esta feliz borrachera.

 

Partager cet article

Repost0