Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

11 septembre 2009 5 11 /09 /septembre /2009 13:13
Opening remarks by David Hammerstein at Middle East workshop on CFSP review conference organised by SWP Foundation, Berlin     10-09-09
Ending the "blank cheque" in EU policy on the Palestinian-Israeli conflict
Costs and incentives in EU policy to end the "occupation business", growing Palestinian dependency and the case for political efficacy in financial aide to the Palestinian Authority and Israel.  Setting deadlines and phasing out EU aid as an expression of political pressure and budgetary coherence. 
The European Union's top foreign policy representative Javier Solana has recently called for the United Nations Security Council to recognise a Palestinian State and the two-state solution by a certain deadline even if Israel and others do not.  Many voices believe this initiative should be considered for support by the international community. Is this feasible? In any case, Solana´s proposal reflects a growing frustration over the meagre efficacy of present EU policy toward the conflict and the growing loss of hope in a viable two-state solution. 
New policy strategies are needed to forward a stable peace between Israel and the Palestinians.  
Should the EU and EU member states reconsider its present form of aide to the PA if there is no signficant  political progress on the ground and at the negotiating table? How can this aid create incentives and costs for moving toward a final peace agreement? Is the EU perpetuating the status quo and the dependency on the "occupation business" on both sides? Should Israel pay back for all or part of EU aide to the Palestinians? Should EU financial aide, aside from humanitarian, continue indefinitely despite the lack of political progress? In the case of no significant progress toward a final settlement should we not consider a phasing out of "state building" and structural aide to the Palestinian Authority? 
 The EU will provide 440 million euros to the PA in 2009. In 2008 the US gave 150 million to the PA and another 264 million in direct economic support and security) direct assistance to the PA. This does not include humanitarian aid. For example, the EU contributed 66 million euros de UNRWA in 2008 and the US over 150 million. 
Obviously this aid is not very effective in the present context. A political horizon is needed. Without a credible and unlimited freeze on settlement expansion in Jerusalem and the West Bank and without  a stable and legally viable agreement for Palestinian Unity, among other measures on the ground,  we must face the reality that the EU can not play the role of disguising an unsustainable situation.  
The basic elements of a possible peace agreement are known to all. At present Israel and Hamas reject these basic elements (concerning the international security guarantees,  borders, land swap, Jerusalem, refugees and water) while the leaders of the Palestinian Authority and the EU and probably President Obama accept them. At present the PA on the West  Bank is fulfulling the majority of the conditions of the Road Map while Israel, especially concerning sercurity, while Israel does not comply with most of the conditions, most notoriously concerning settlements. Should there not be costs and incentives in response to these positions and realities on the ground?

  

1.Liability, insurance and accountability
   If your house catches on fire the local or regional fire-brigade will come and put out the fire.  In most European countries either the insurance company or the home owner will have to pay for the cost of extinguishing the fire.  What happens if your house has another devastating fire six months later and yet two more bad fires the next year ? The consequences would be costly because the insurance company would raise its rates significantly and maybe even refuse to continue the coverage. Second of all, there would probably be an investigation on the part of the police and the fire department concerning the causes of such frequent fires and the lack of effective fire prevention or reduction measures on the part of the home owners. In Europe there is no such thing as no cost, no risk and no fault insurance in cases of repetitive liability over a number of years.  This only happens in the Middle East.
   Israel is a fairly wealthy developed industrialised country with a strong currency and growing economy.  Nevertheless, Israel´s financial accountability for the Palestinian territories it occupies is very small and despite being a wealthy country it receives massive International aid, in particular for the Palestinian territories under its control since 1967.  Contrary to its international legal obligations Israel does not supply most of the basic services to the Palestinian population of the West Bank and Gaza. This is because the majority of these services and humanitarian aide are provided by the European Union and its member states.  This EU aide has no strings attached, no conditions, no economic cost and no liability for Israel. There is also no end is sight for this aide due to the stalemate in the conflict.  Theoretically, EU aide to Palestinians is for "economic stimulation", "institution building", "policing", "humanitarian relief" and "conflict prevention", all within the general political objective of forwarding a peace agreement between Israelis and Palestinians. Most in the EU would consider this aid a good down payment for peace if a final agreement was finally reached. But what if the present aide is only softening a bit the occupation and there is no political perspective on the horizon? In reality, there is no direct link between European aid to the PA, the EU´s economic relationship with Israel and the concrete issues on the ground that block both peace and a significant improvement in the lives of Palestinians: settlements, the siege of Gaza and lack of movement of people and goods in general.  
 Are we paying Israel´s "free lunch" indefinitely with no political dividend in sight. Are we even strengthenng the perpetuation of the status quo?  Why should Israel risk exchanging today´s "best of all possible worlds"  (a properous society on this side of the wall with the other side cared for by others) for the risky business of withdrawals, internal conflicts and  volatile joint ventures with a faction of the Palestinians? 
The EU greatest allotment of aide per capita in the world is for the Palestinian Authority.  Teachers, nurses, civil servants, police and others all receive their monthly salaries from the EU. As well, tens of thousands of Palestinians depend on EU humanitarian aid.  Nevertheless, we should evaluate if this policy is a positive one that contributes to the building of institutions for peace or if it simply is a massive subsidy of the Israeli occupation that eliminates Israel´s legal responsibility of providing services to the occupied population. In other words, are we helping to make the occupation economically bearable and not costly for Israel, basically letting the occupier off the hook.  
Another question is if decades of massive "occupation business" made possible mainly by the EU is actually creating vested interests and dependency on both sides, both economical and political, for the indefinite continuation of the occupation. Where is the incentive for reaching a two-state solution? What would happen if the EU set a deadline to cut off all but humanitarian aid unless Israel took a number of measures to make life more bearable for Palestinians with regard to the siege of Gaza, movement and settlements.  Israel would dread the threat of withdrawal of aid and the possible collapse of Palestinian  institutions that could lead to chaotic situation. It is evident that the present status quo cannot continue. Since the EU pays it must play as well. 
An option for EU countries as well would be to consider the hundreds of millions of euros spent in the territories as a debt being accumulated by Israel if no peace agreement is reached. The accumulated debt should be published periodically, possibly to be recovered through a tax levied on Israeli goods or discounted from  participation in EU programmes. If we do not have accountability, at least we should have financial accounting and transparency as far as legal obligations. Until a Palestinian State is declared Israel must respond to the debt. With no economic incentive for peace, with no penalisation for obstruction, European policy is little more the that of an large NGO. 
   The present discussion on a  false and contradictory "settlement freeze" is symptomatic of the piecemeal approach of so-called "confidence building measures" that have permeating the conflict over the last ten years..  It borders on absurdity the fact that it could be considered a concession on the part of Israel to slow down just a bit the settlement process for a few months in the West Bank excluding Jerusalem while quickly building hundreds of new homes and legalising hundreds of others, maintaining the same pace of illegal colonisation as in past years.   There is a basic chasm between the International Community and Israel on the nature of the West Bank and Jerusalem . While the world considers them occupied territories, Israel acts  at best as if they were "disputed" lands and in the case of "Greater Jerusalem" or the " Jerusalem envelope" as if they were just another part of the State of Israel.  
  If Obama excludes Jerusalem from a settlement agreement with Israel he is making a tragic mistake. It could even be considered a step away from the Clinton Parameters on Jerusalem.  First of all it should be noted that when we speak of Jerusalem we are speaking of a municipal boundary that has grown four-fold under Israeli rule and that now even encompasses Palestinian towns and a number of settlements over 10 kilometers away from the Old City. No agreement to even the most moderate Arab leadership can be acceptable without Jerusalem.  It makes no sense to negotiate a "settlement freeze" without Jerusalem. 
  Obama intends to be ambiguous on the scope of the "settlement freeze" in order to give the impression of "back to the talks", but in reality we are back to the stationary bicycle - lots of sweat but no distance covered.  This present false "piece process" can only at best produce a few photo opportunities of Arab-Israeli handshakes but no real "peace process" that already has a bottom-line minimum of conditions as described in Taba or in the Geneva Initiative.  Dialogue for the sake of dialogue can produce more frustration and descrediting of leaders than any concrete progress. 
  The time has come for setting dates, demanding liability and ending financial dependency of Palestinians. 

  

Partager cet article

Repost0
3 septembre 2009 4 03 /09 /septembre /2009 16:39
Estimado Sr. Hammerstein:

Soy un simple ciudadano de Huelva que le escribe por dos motivos. El primero es agradecerle la defensa de la salud de la población y el medio ambiente de mi ciudad que ha llevado a cabo en el parlamento europeo. Agradecimiento de mi parte y de la de mi padre, que murió el 16 de Mayo pasado por un cáncer de tiroides después de unos 30 años trabajando en la industria química. Ningún médico ha relacionado oficialmente los dos hechos pero, cuando en unos 10 años han muerto todos los miembros el equipo de mantenimiento en el que trabajaba mi padre por razones similares, comprenderá nuestras sospechas.

Yo, como uno de tantos onubenses que llevamos años criticando la contaminación de nuestra ciudad, me siento abandonado por la gente que se supone que debería defender nuestros intereses y últimamente hasta insultado por unos políticos que antes que al ciudadano que le ha depositado su confianza, prefiere defender al poder económico al que seguramente tendrán más que agradecer.

El segundo motivo es felicitarle por el éxito obtenido en el debate de hoy (ya ayer) del que tengo noticia a través de la página web Huelvadenuncia.org. No lo he comprobado todavía, pero algo me dice que los grandes medios no se harán eco en sus titulares de la noticia, y será cuando, ojalá, se lleve a cabo el desmantelamiento de las balsas de fosfoyesos cuando todos aquellos que tanto critican (en caso de los cargos políticos) e ignoran deliberadamente (en el caso de los medios informativos) las protestas, se suban al carro de las reivindicaciones y aplaudan la deseada limpieza de las marismas.

Agradeciéndole una vez más el trabajo realizado, se despide

César Campos Sánchez

Partager cet article

Repost0
3 septembre 2009 4 03 /09 /septembre /2009 13:31


Como cada año, asistimos resignados al mismo panorama. En la Península Ibérica, miles de hectáreas de bosque se han consumido, pero no todo queda aquí. En la prensa vemos como en otras partes de la Tierra: California, Grecia, Australia.. se repiten con más intensidad violentos incendios que lo devoran todo a su paso. Y es que el fuego no perdona; todavía menos, cuando cuenta con un aliado alimentado por el hombre, como el cambio climático. Los veranos, como demuestran las agencias metereológicas, cada vez son mas severos; caldo de cultivo para propiciar y propagar incendios forestales. Ahora que deberíamos estar mas preparados y alerta que nunca, seguimos sin tomarnos en serio este asunto y con políticas forestales superficiales y frágiles.

Todo esto ya lo sabemos, pero queda mucha gente que no conoce lo que está perdiendo con cada árbol que se convierte en cenizas. Cuando se pierde así nuestra diversidad natural, no solo se nos arranca violentamente nuestro futuro, sino que estamos perdiendo nuestra verdadera economía. La riqueza que queda, la que nos sustenta y no se convierte en chatarra al cabo de unos años, como los automóviles que con tanto empeño las autoridades se preocupan por salvar. Sería interesante que hubiera un PIB que añadiera las perdidas por la contaminación, los incendios forestales, y todos aquellos problemas derivados del cambio climático. Es decir, que el indicador económico tuviera en cuenta las consecuencias medioambientales del crecimiento económico. De tal forma, como apuntaba el economista Serge Latouche, observaríamos un Estado sumido en la más profunda y absoluta recesión.
Por eso, es el momento de pedirle al presidente del Gobierno, qué ha sido de su promesa de plantar 45 millones de árboles para luchar contra la desertificación, conservar la biodiversidad y así crear empleo rural. Desde que hizo tal promesa hace ya 2 años, no se ha plantado ni un solo árbol y lo que es peor, no hay noticias nuevas. Diversas personalidades y colectivos ecologistas estamos esperando que se cumpla dicha promesa. David Hammerstein, antiguo eurodiputado verde, afirmó que con los 90 millones de euros que costaría cumplir la promesa, se crearían unos tres mil empleos. Esto significa, 33 empleos por cada millón gastado, bastante más que los siete empleos por cada millón gastado en grandes infraestructuras o las inversiones industriales. Sin embargo, el motivo dado por el Gobierno para aplazar la plantación de árboles es la actual crisis económica. Obviamente, ni los ecosistemas forestales ni el empleo rural son prioridades para el Gobierno.

A pocos meses de la Cumbre de Copenhague sobre el Cambio Climático, un encuentro decisivo para salvar el clima y que será el sustituto del Protocolo de Kyoto, es hora de tomarse en serio el asunto, y pasar de las palabras a los hechos, de reconvertir nuestras economías y bajarnos del tren que al grito de «más madera» acabará consumiéndose en su codicia. Obviamente, no vamos a salir de la crisis ecológica plantando árboles, pero como demostró la premio nobel de la paz, Wangari Maathai, son de gran ayuda para luchar contra la desertificación, asegurar la supervivencia de las poblaciones rurales, y luchar contra el cambio climático. Por eso, el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente se propuso plantar 7.000 millones de árboles para 2009 y ya llevan más de 4.000 millones.

Nuestro Presidente de Gobierno, debería ayudar a alcanzar este objetivo, y ponerse a la cabeza del liderazgo contra el cambio climático. Demostrar que las cuestiones ambientales son un eje vertebrador e inseparable de cualquier otro tipo de política, y que no puede haber salida de la crisis actual repitiendo los modelos grises y de cemento del pasado.

Dani Hernández

Coordinador de Jóvenes Verdes

Partager cet article

Repost0
31 juillet 2009 5 31 /07 /juillet /2009 07:32
    

  
Una de las virtudes del trabajo parlamentario del Grupo Verde en el Parlamento Europeo es su defensa incondicional de los derechos humanos en el mundo, sin hipotecas ideológicas de ningún tipo. Hemos sido igual de implacables frente a Bush con Guantánamo que con los presos políticos de Fidel Castro en Cuba, contra la opresión de la ocupación en Palestina, o contra la represión de libertades en China, ya sea en Chechenya como en Guatemala, en Peru, en Irán o  en Zimbabwe.


Consideramos que la política de la Unión Europea debe priorizar la defensa del los derechos de las personas por encima de intereses comerciales o de ventajas estratégicas sobre el control de recursos energéticos o mineros. Sin embargo, la Unión Eurpea se inhibe con el país totalitario más grande. Los líderes europeos fracasan estrepitosamente cuando se trata de China, un gigante económico y también un colosal violador de los derechos fundamentales de las personas. Ni siquiera conseguimos que hubiera un boicot simbólico a la ceremonia de apertura de las Olimpiadas del pasado verano del 2008. Para la mayoría de europarlamentari@s, resulta más fácil y menos comprometido el protestar ante países pequeños, como es Zimbabwe o Cuba, que enfrentarse a una superpotencia económica.

 

 

Con los países árabes sucede algo similar, debido a que están en juego los grandes yacimientos de petróleo y el gas  en el Golfo y en el Norte de África, y también incide la política europea del "mal menor" al apoyar a régimenes autoritarios y dictatoriales árabes por el miedo de unas alternativas que consideran peores. La Unión Europea tampoco presiona más a favor de los derechos humanos en los países árabes por miedo al islamismo radical, y a menudo se razona macabramente que es mejor un estado autoritario que el riesgo de un gobierno que pudiera favorecer el terrorismo islámico. El resultado paradójico de todo ello, es una política europea contradictoria y cínica, con un doble rasero de medir que acaba desacreditando a los países europeos y afianzando en razones a los mismos fundamentalistas que se quiere combatir. Una cosa son las grandes proclamas y otra es la realidad del realpolitik europea y de los gobiernos estatales. China es un caso ejemplar, donde se expresan estas contradicciones en toda su intensidad. 

Partager cet article

Repost0
28 juillet 2009 2 28 /07 /juillet /2009 17:39

      


Resulta escandaloso e inmoral. Solo el 5% de la literatura escrita en braile y en audio se encuentra en un formato accesible para las personas ciegas. Más de 300 millones de personas ciegas deben vivir sin el alimento espiritual de los libros por el solo negocio implicado en las reglas de propiedad intelectual. Cristopher Friend, lider del la Unión Mundial de Ciegos ha preguntado:

"¿Cuanto tiempo tardaremos hasta que el mundo se de cuenta de que cerrar el paso al acceso del conocimiento es vulnerar un derecho humano básico?"

  Las restricciones de los derecho al autor evitan que organizaciones de ciegos puedan compartir y circular recursos culturales y de lectura. Por ejemplo, las novelas de Harry Potter, tanto en sus versiones de braile en papel como en sus versiones en audio, solo tienen unas pocas copias maestras en inglés lo que hace inviable su circulación en otros paises por el alto coste.

Muchos otros libros no pueden circular por no existirse en formatos abiertos e interoperables. Mientras que cada vez se han extendido más los derechos privados en el mundo digital, no se ampliado la protección de los grupos más desfavorecidos como los ciegos. 

 En una coferencia celebrada el día 13  de julio sobre el acceso a la lectura de las personas ciegas se exigía un tratado internacional específico para crear excepciones a los derechos de propiedad intelectual.  Esta reivindicación  de limitar los derechos de autor para este grupo social marginado ha sido rechazada por la Asociación Internacional de Editores que prefiere soluciones determinadas  solo por la libertad del mercado.  

   La polémica está servida dentro la Organización Mundial de Propiedad Intelectual que actualmente tiene un su agenda, además de los derechos de las personas ciegas, el medio ambiente, el cambio climático, la salud y la seguridad alimentaria.

Partager cet article

Repost0
26 juillet 2009 7 26 /07 /juillet /2009 16:18



Ideas posed by the UN Conference on Palestine Geneva 22-24 of July




  There is a growing consensus that "business as usual" in the Israeli-Palestinian conflict is coming to an end and that Israel´s "free lunch"  might soon have a price on it. 


 There are a number of new elements. Strengthened by a stronger US position, the Palestinian Authority seems determined not to renew negotiations unless there is a real freeze on settlement building.  The EU´s High Representative Javier Solana has suggested that the UN Security Council set a mandatory deadline for the establishment of a Palestinian State, whether there is a negotiated settlement or not, placing on the table the ultimate threat to impose a solution to the conflict with International forcese. The Quartet is pressuring heavily on Israel to ease the blockade and accept the entrance of construction material (11.5 million euros) for the completion of public works projects in Gaza that have been pending for years and there is growing pressure to start reconstruction work in Gaza as well.


   The  loud and frequent calls for war crimes trials against Isrrael will probably not go anywhere but for the first time the UN is pressing Israel seriously to pay reparations for the UN property and material destroyed during the Cast Lead operation. The EU is not vocal on this issue.  At the same time there seems to be growing criciticism among European Commission Officials that the present massive expenditure paid by taxpayers for maintaining Palestinian life under the occupation cannot continue indefinitely and without any costs for Israel.  The present status quo is not  successful "state building", with no final agreement in sight,  and it is not creating political progress on the ground. Instead, dependency on EU aide is creating a vast "occupation business" with vested lucrative interests while Israel pays little or nothing for the endless occupation. It was suggested in my presentation that the EU and the International Community should condition this form of indirect  aide to Israel (who should legally pay as the occupier) to concrete improvement in the situation on the ground, lifting the seige in Gaza and  the opening up a political perspective for peace. Obviously this threat of withdrawal o change in EU aide does not mean harming the well-being of the Palestinian civilian population nor cutting humanitarian aide but it does mean making Israel understand that the present situation is unsustainable both economically and politically.


   At the conference, there was an interesting presentation by Israeli and Palestinian journalists that showed the monolithic self-censorship of the Israeli press that covered up everything that went on in Gaza during the war and became uncritical spokesmen of the IDF.  They also spoke of the dehumanization and the invisibility of the Palestinians  in Israeli press and society. 


   The Palestinian Ambassador closed the conference  outlining  the concrete initiatives to start the reconstruction of Gaza, with or without an agreement with Hamas,  the procedures for seeking reparation for the Gaza operation and many diplomatic fronts to accelerate the process ot the creation of a Palestinian state. He was very clear that the ANP would not go back to an endless peace process while settlement building continues and the seige of Gaza was in place. 


 

   Everyone seems to be waiting the effect of US pressure on Isreal.  
Here is a summary of my intervention in the conference:

 

 THE ISRAELI - PALESTINIAN 
CONFLICT IN THE WAKE OF THE GAZA OPERATION 

 

How to break the status quo through international accountability, public pressure and the application of International Law.

 

THE GAZA CAST LEAD OPERATION:

 It should be noted that the operation against the civilian population continues.  The present humanitarian siege is an illegal form a warfare that denies fundamental rights to civilians.  I will not go into great detail because the impact of the Cast Lead operation and the violation of International Humanitarian Law is well documented in the Amnesty International report recently published and I coincide with its recommendations and demands toward Israel, Hamas and the International Community that include an arms embargo, reparations, a criminal investigation and international protection of civilians. 

 

WHAT WE SAW ON THE 10TH OF JANUARY IN GAZA:

We saw a helpless population totally dependent on international organisations, mainly UNRWA, for all basic necessities.  We saw the destruction of all public buildings that often affected the homes adjacent to them. There was no electricity nor potable running water. There was no rubbish collection No cars were in the street. There were no signs of armed people. We only saw military aircraft and other  aerial Israeli equipment. The bombing continued a few hundred metres from where we were. We picked up off the ground the leaflets launched by the Israelis warning the population of heavy bombing and to seek safe refuge.  Mothers with babies in their arms pulled on our arms asking for help to stop the bombing. We were the only European representatives to visit Gaza during the Cast Lead operation.  It is important to point out that the prohibition of the presence of international press and witnesses was one of the keys of impunity during this conflict that resulted in so many deaths of innocent civilians. 

 

POSITION OF THE EUROPEAN PARLIAMENT

The European Parliament has repeatedly supported the following positions over the last 5 years in different resolutions adopted by a wide majority:

 

-Lifting of the siege of Gaza and the end of collective punishment of the civilian population.

 

- The end to the use of disproportionate force, illegal weapons or indiscriminate victimisation of the civilian population on the part of Israel.

 

- The end to the firing of rockets by Palestinians from Gaza on the civilian population of Southern Israel.

 

- In favour of a unity agreement of Hamas and Fatah as a necessary step for international peacemaking measures in Gaza and the West Bank.

 

- A total suspension of the settlement building.

 

- The free movement of people and goods both in Gaza and the West Bank.

 

-  The conditioning of future EU policy to concrete progress on the ground.

 

- The investigation of possible war crimes committed by Israel and by Hamas in the Gaza conflict.

 

- The deployment of international forces in and around Gaza.

 

- The building of a large solar plant for electricity and desalinisation in or near Gaza for energy and water autonomy.

 

- Against the upgrading of relations with Israel under the present circumstances.

 

Note:  The Parliament has no foreign policy co-decision but can influence policy through its opinions and through the control of budgetary control.


 
 

What needs to be done:

 

UPHOLDING INTERNATIONAL HUMANITARIAN LAW NEEDS GREATER INTERNATIONAL SUPERVISION AND INVOLVEMENT

BREAK THE POLITICAL DEADLOCK: SET A DEADLINE BY UN SECURITY COUNCIL FOR THE "TWO STATE SOLUTION" WITH THE ACCEPTANCE OF PALESTINE IN THE UN

 

The European Union's top foreign policy representative Javier Solana has recently called for the United Nations Security Council to recognise a Palestinian State and the two-state solution by a certain deadline even if Israel and others do not.  This initiative should be considered for support by the international community.

 

We find ourselves in a dangerous stalemate and only the short-term interests of the Israeli Government and the most radical elements on both sides, not the long-term well-being of the Palestinian and Israeli peoples, are benefited by the perpetuation of status quo. The Palestinian Authority leadership currently refuses to enter negotiations with Israel until it stops construction of illegal West Bank settlements, recognises past agreements, and agrees to the creation of a sovereign Palestinian State. At the same time the uncompromising positions of Netanyahu on settlements, Jerusalem and Gaza are far from being a basis for any fruitful negotiations with any Palestinian counterparts. The Arab League Plan for a comprehensive peace in the Middle East is being ignored while the lack of Palestinian unity between Fatah and Hamas is a serious barrier to a serious political peace process.  After more that forty years of occupation the international community should take the initiative. 

 

After a fixed deadline, a UN Security Council resolution should proclaim the adoption of the two-state solution and the declaration should include the borders of the Palestinian State, the fate of Palestinian refugees, control over Jerusalem and security arrangements and international guarantees. 

It would accept the Palestinian State as a full member of the UN, and set a calendar for implementation. It would mandate the resolution of other remaining territorial disputes and legitimise the end of claims," 

 

The UN Security Council should mandate a return to Israel's borders before the 1967 war in which it occupied the West Bank and Gaza, except for agreed upon land swaps and mediators should set a timetable for a final peace agreement. If the parties are not able to stick to it (the timetable), then a solution backed by the international community should be put on the table. It is a time of action not a time for words but for deeds.  This conference should support Solana´s proposal that is basically in line with the proposals of the Arab Peace Initiative and other similiar proposals. 

 

EU Political Policy on the Mid-East does not really exist; it usually echoes US policy or plays the role of a "Sherpa" for Obama´s new policies

 

   It should be noted that Foreign Policy is competence of the Council of Ministers that must act with unanimity and the reality is that a number of countries have very different views on the Middle East. Italy and some Eastern European countries hold very uncritical positions toward present Israeli policy. 

 

IS THE EU  FINANCING THE "OCCUPATION BUSINESS" THROUGH ITS FINANCIAL AIDE? IS THERE AN ALTERNATIVE? If tHe EU pays it should also play. 


The EU greatest allotment of aide per capita is for the Palestinian authority. If this is added to money donated by member states the amount is staggering.  Teachers, nurses, civil servants, police and others all receive their monthly salaries from the EU. As well, tens of thousands of Palestinians depend on EU humanitarian aide.  Nevertheless, we should evaluate if this policy is a positive one that contributes to the building of institutions for peace or if it simply is a massive subsidy of the Israeli occupation that eliminates Israel´s legal responsibility of providing services to the occupied population. In other words, are we helping to make the occupation economically bearable and not costly for Israel, basically letting the occupier off the hook.  Another question is if decades of massive "occupation business" made possible mainly by the EU is actually creating vested interests and dependency on both sides, both economical and political, for the indefinite continuation of the occupation. Where is the incentive for reaching a two-state solution? What would happen if the EU decided to cut off all but humanitarian aide unless Israel took a number of measures to  make life more bearable for Palestinians with regard to the siege of Gaza, movement and settlements.  Israel would dread the threat of withdrawal of aide and the possible collapse of institutions. It is evident that the present status quo cannot continue. Since the EU pays it must play as well. 

 

A MORE POLITICAL EU POLICY ON MID-EAST PEACE?
 

    The EU should condition the continuation of its substantial economic aide to substantial improvement of conditions on the ground for Palestinian life in the occupied territories and concrete benchmarks with consequences for Israel concerning settlements, freedom of movement and changes in the status quo in Jerusalem.   The issues of rights for the Palestinian minority in Israel, the rule of law under the PA and Hamas,  freedom and equality of religion and non-discrimination in land laws, demolitions and building should shape economic relations and the participation in EU programmes.

 

  The EU is not a humanitarian NGO. It cannot continue to be a big payer but a very small player.  The lack of clear and effective EU policy reflects the absence of ambition and the great weakness of the present procedures of decision making in EU institutions.  To a great extent the outcome of the present conflict of the Obama Administration with the Israeli Government over settlement building and especially Jerusalem will express the possibilities of success of both US  and EU policy. 

 

  Only strong political and public pressure can bring EU leaders and member states to act more forcefully and in accordance with International law.

The alternative is to face the relentless pedagogy of catastrophe.  

 

  It is not a question of being pro-Palestinian or pro-Israeli.  It is in the interest of all to take steps toward the negotiated end of the conflict and to place strong international guarantees against violence and suffering of both Palestinians and Israelis. 

 

 

 

Partager cet article

Repost0
10 juillet 2009 5 10 /07 /juillet /2009 18:04


    Una vez estuve en un bar cercano al Parlamento mirando un partido de futbol de la Eurocopa, y llegó a mi mesa un jarra de cerveza sin que yo la hubiera pedido. A los pocos minutos apareció un lobbyista de una gran empresa española de telefonía con una gran sonrisa. La verdad es que en Bruselas hay lobbyistas industriales hasta en la sopa. En mucha menor medida hay representantes ciudadanos, consumidores, ecologistas y sindicatos.  

  Los lobbyistas de las grandes empresas, son omnipresentes en las salas de reuniones parlamentarias, pululan por las sesiones de la Comisiones parlamentarias y por los pasillos. ¡Hay una plaga de más de quince mil! A menudo, son los mismos lobbyistas quienes escriben y corrigen gran parte de la enmiendas presentadas por los grupos políticos a las leyes que se aprueban el Parlamento Europeo. Es habitual que los eurodiputados simplemente firmen la propuestas de ley elaboradas por una empresa química concreta, por un laboratorio farmacéutico, o por un fabricante de coches o de juguetes.  La ciudadanía europea nunca llega a conocer a estos protagonistas ocultos que redactan las propuestas de texto para las nuevas leyes que se aprueban, y desconoce que su representante político puede estar siguiendo al pie de la letra los intereses de lucro de una empresa privada, en lugar de orientarse por las necesidades colectivas como suele estar escrito en los programas electorales y las declaraciones públicas. 

 

  Cuando se consideran unos paquetes legislativos europeos fundamentales, como son de Telecomunicaciones o el de Energía,  la mayoría de l@s diputad@s europeos de los grandes partidos defienden a capa y espada los intereses de las empresas consideradas "campeonas nacionales". Es decir, hacen una defensa infatigable de los intereses económicos de las grandes empresas que ocupan posiciones dominantes en sus propios países, como pueden ser: Deutche Telecom, Telefónica, EON, Iberdrola, Siemens o Nokia. Dejan entonces de importar loa ciudadanía consumidora, el medio ambiente, o los derechos y garantías sociales, y así se protegen los intereses de sus "estrellas" nacionales por encima de cualquier otra apuesta política europeísta o ideológica. 


   Los propios gobiernos de los estados miembros ejercen también una presión asfixiante que limita radicalmente la correcta aplicación del Derecho Comunitario. Cuando existe algún procedimiento de infracción abierto contra un país por vulnerar alguna Directiva europea, las embajadas, los ministerios y los propios eurodiputados, ponen en marcha una tromba de declaraciones y presiones para evitar que el incumplimiento de la ley europea llegue al Tribunal Europeo de Justicia. Hay numerosos casos de verdadero escándalo por el repetido incumplimiento legal, como pueden ser los casos denunciados de las minas a cielo abierto en montañas ambientalmente protegidas, los puertos industriales, las contaminaciones por actividades químico-industriales, las urbanizaciones con una contratación pública sin concurso o publicidad, la pesca ilegal, etc.  

  No es sorprendente de que haya presiones de todo tipo sobre la legislación europea. Lo que  de verdad es inadmisible en una cultura democrática es la total falta de transparencia sobre las actividades de los lobbies,  la ausencia de información pública sobre qué empresas están detrás de qué ley y cuales de las enmiendas presentadas a voto en el Parlamento Europeo llevan el puño y letra de unos intereses muy privados.

 

Partager cet article

Repost0
4 juillet 2009 6 04 /07 /juillet /2009 12:47

 

POSDATA: NO ME VOY A NINGUNA PARTE Y SIGO EN LA BRECHA 


      
 

  A mii despedida como europarlamentario le sigue mi renacimiento como ecolgista.  Mi blog sigue funcionando, y mi web también, y mantengo el diálogo y todas las líneas abiertas con los contactos y correos que me llegan. ¡Que no haya malentendidos!. No, no voy a decepcionar a mis amigos y amigas. Tampoco voy a dar una gran alegría a mis enemigos. El final de mi mandato como eurodiputado no significa en absoluto el abandono de mi actividad y activismo en defensa de principios y objetivos verdes. Continuaré apoyando a las plataformas sociales en pie de guerra contra los proyectos destructivos de maldesarrollo, tramitando en las instituciones europeas preguntas y quejas, analizando el quehacer europeo y mundial, y haciendo redes con actores sociales colectivos ante el Parlamento Europeo y ante otras instituciones. Por tanto, esto no es una despedida como ecologista, sino que solo es un "hasta luego" como eurodiputado. Se trata de un final y también de un nuevo comienzo de actividad desde otros lugares y papeles. Las hibridaciones verdes pueden tener muchas caras, y ahora estoy en proceso de mutación para poder adaptarme a un nuevo contexto. 

 

Sigo creyendo que es posible y viable una opción nueva verde en España, y al margen de las viejas formaciones de izquierda o nacionalistas que suelen coincidir en el productivismo que esquilma nuestra casa planetaria. Por supuesto, estaré al servicio y prestaré mi ayuda a cualquier "big bang" verde serio e integrador que pudiera resurgir. Pero hay que tener cuidado con el peligro de reducir la necesaria y urgente integración y renovación del espacio verde en España con las ofertas de retiros espirituales para hablar en abstracto del programa y la ideología verde, y nunca de la acción política concreta a tomar. 


En el terreno de la llamada unidad y renovación verde puede aparecer por ahí mucha charlatanería malintencionada y con indecente agenda oculta. Porque en política funciona una ley newtoniana irrebatible: las buenas ideas a favor de la unidad pero sin piernas, no sirven. No andan ni llevan a ninguna parte, y solo nos hacen perder un tiempo precioso, y además refuerzan la crónica parálisis política y el inmovilismo que hoy atrapa al espacio verde. 


Los falsos "renacimientos desde las cenizas y desde las ideas", pero con escaso capital humano y sin estrategia concreta de actuacción, y basados en ingenuas "tabulas rasas desde cero", solo pueden significar un humo retórico que se niega a separar el polvo de la paja. Nada puede construirse así de forma creíble, con solo las ideas y los principios verdes, ya que en política además han de acompañarse de personas y de organización con legalidad, con capacidad y credibilidad pública, lo que obliga a rentabilizar y aprovechar al máximo los pocos recursos construidos a lo largo de nuestra historia verde. El capital político del que se parte es central para cualquier organización, y también en política ocurre esto, y la simple idea de arrasar con todo lo antiguo es simplemente peligrosa, irrealista, o infantil, cuando lo cierto es que no somos masa ni ejército.


También sería inútil volver a la supuesta unidad de una flora y fauna de siglas verdes y legalidades, con un reino de taifas ya ensayado en el actual modelo organizativo de la confederal de Los Verdes, y donde cada parte ejerce al máximo sus particulares poderes de veto y de demanda al conjunto, y bajo la amenaza de irse, y llevarse bajo el brazo la propia legalidad verde con la que se incrementa más el fraccionamiento electoral, y con ello la confusión ciudadana. Este camino sería como volver a coger un viejo tren que no tiene estación de llegada y que históricamente ya se ha cogido y malogrado. Esta tentación de vuelta regresiva hacia atrás crearía más problemas que ventajas para avanzar pasos en la consolidación del espacio verde en España, y la repetida unidad sería solo un simple esperpento retórico para encubrir el inmovilismo actual.


  Claro que hay que trabajar con buen rollo y sumando con tranquilidad, pero sin una ingenuidad fácilmente manipulable (Take it easy, but take it). Donde yo de seguro que no estaré, es con grupos o personas que no tengan claro lo que es el espacio verde ni tengan el interés de crear un fuerte actor político, propio y diferenciado de fuerzas anacrónicas que poco tienen que ver con el proyecto verde europeo. 

Partager cet article

Repost0
30 juin 2009 2 30 /06 /juin /2009 17:22
       

      
He sido un eurodiputado singular y molesto por muchas razones. Nunca un eurodiputado español se ha comprometido tan activamente desde el trabajo parlamentario con numerosas causas y luchas ciudadanas, ni ha contrariado tanto las inercias y los hábitos políticos del resto de los europarlamentarios españoles. También me he mantenido muy alejado de "ping-pong" de la habitual retórica política practicada entre los políticos del PP y el PSOE.
 
En la historia política del Parlamento Europeo, nunca un eurodiputado español ha dado una prioridad sin hipotecas a las exigencias de la crisis ecológica y a la protección de la biodiversidad, y por encima de cualquier otro tipo de intereses, bien sean los de partido, bien sean los del sacrosanto "interés económico", o cualquier otro tipo de intereses ligados al gobierno del propio estado y al país de pertenencia.  
 
He representado y me he hecho portavoz en el Parlamento Europeo de centenares de peticiones de la ciudadanía europea ante los incumplimientos legislativos de muchos proyectos de maldesarrollo: urbanizaciones, puertos, carreteras, minas, fábricas humeantes. Desde este papel de aguafiestas del neodesarrollismo desbocado, he puesto toda la carne en el asador para cortar y reducir la llegada de fondos europeos para proyectos socioambientalmente nocivos, y me he personado con denuncias "políticamente incorrectas" en procesos judiciales penales que continúan abiertos. Por la amplia geografía española he asistido y dado todo mi apoyo a incontables asambleas populares en centenares de municipios. 

Una cosa es utilizar un conflicto ambiental circunscrito a la lucha ideológica y al desgaste del adversario, y usar así el argumento ambiental de forma instrumental, como una simple herramienta para otros fines ajenos y no declarados, y como un arma arrojadiza para dañar y debilitar al adversario en la contienda, y otra cosa muy distinta, es el luchar quijotescamente con todos los recursos institucionales en mi mano, para poder llevar hasta sus últimas consecuencias la defensa del derecho comunitario y el cumplimiento estricto de la legislación ambiental europea.

Para muchos de mis colegas españoles en el Parlamento Europeo, es un principio incuestionable el que desde Bruselas siempre se ha de sacar tajada financiera para España, y para ello hacen imperativa la defensa férrea de los intereses económicos de las grandes empresas españolas, y así también buscan la obtención de unos pocos beneficios políticos en la contienda y el desgaste contra los partidos adversarios. De hecho, en realidad entienden la política europea como una simple lucha para la obtención comparativamente ventajosa de los recursos europeos en juego. Europa es así considerada como una fuente de recursos supeditada a los intereses del estado nacional, y el trabajo de los europolíticos se hace bajo la prioridad de favorecer como sea el desarrollo y el crecimiento económico de las empresas afincadas en el suelo patrio.
 
A pesar de la inflamada retórica europeista utilizada por los presidentes de gobierno y los líderes políticos, este consenso práctico, de tinte economicista, desarrollista, y propio de un anacrónico nacionalismo estatal, hoy corroe y obstaculiza gravemente el avance integrador y la fuerza de las instituciones europeas. La inmensa mayoría de europarlamentari@s cierran filas como soldados serviles ante las prioridades particulares del propio estado, y en una perversa dinámica de efectos en cadena se convierten así en simples lectores de discursos preparados y acartonados, y en orquestados brazos de madera ante cada votación parlamentaria.
 
La defensa de las posiciones europeístas y el cumplimiento de la ley comunitaria por encima de los particulares intereses puramente nacionales, ha sido la excepción en la eurocámara, y no la regla. Mi permanente ruptura con este consenso que reduce la Unión Europea a una simple competencia entre un selecto club de estados, me ha colocado a menudo en un lugar muy incómodo y de rechazo, lleno de piedras y contratiempos políticos.

Ha sido insólito el hecho de que un eurodiputado español dedicara tiempo a problemas tan alejados de las mentalidades y prioridades políticas al uso, como son la defensa del bienestar animal en un país donde la fiesta taurina es emblema nacional, y para unos eurodiputados que ven en la crueldad y la muerte ritualizada de un grandioso animal sintiente un simple espectáculo popular y festivo, y además, buscan el apoyo y la comprensión europea bajo el ignominioso argumento de que la fiesta taurina debe protegerse y subvencionarse por ser tan solo una alta y singular expresión de la cultura del propio país.
 
Con la defensa sin fisuras de la libertad digital me he rodeado de muchas incomprensiones y tensiones políticas, y he tenido que enfrentarme a los muchos  acólitos de Microsoft y de la Sociedad General de Autores de España (SGAE) para hacer defensa de los intereses de los consumidores en un país como España, donde el cuasi-monopolio de Telefónica es considerado por los europolíticos españoles con orgullo: la empresa ejemplar y "campeona nacional".

La defensa de una ciencia crítica y encarnada en objetivos sociales y ambientales, también ha sido otra anomalía política que he llevado adelante en el terreno de las políticas europeas de inversiones científicas, donde bajo el amparo de la ideología cientifista de neutralidad metodológica, nadie entra a mirar lo que ocurre, para que fines, y a donde van a parar realmente los fondos económicos destinados a laboratorios y universidades.
 
Ha resultado muy incómodo el posicionarse en contra de una política agraria productivista empeñada en la producción de más y más kilos, con más y más subvenciones públicas, y con más y más peligrosos herbicidas, pesticidas y plaguicidas de origen industrial, además, viniendo yo como vengo, de un país donde existe un fuerte consenso a favor de los subsidios agrarios europeos a la producción químico-intensiva mediante el actual sistema de Política Agraria Europea (PAC).
 
También he molestado por posicionarme en contra de la sobre-explotación pesquera que perjudica la seguridad y suficiencia alimentaria de las sociedades del Sur, y al tiempo arruina los ecosistemas marinos. Entre casi todos los eurodiputados españoles, tampoco es habitual el adoptar posiciones de oposición contra las subvenciones a las cosechas de tabaco, o el votar en contra de los acuerdos pesqueros con Marruecos o Madagascar.
 
Tampoco ha sido nada fácil la defensa de la reducción de las horas y condiciones de transporte de los animales de crianza industrial intensiva, y dirigidos al consumo humano de carne, en medio de mentalidades antropocéntricas con radical desconexión del resto de seres vivos. Nada sencillo ha sido el estar en contra de la investigación y promoción de la producción atómica de fusión y de fisión, y en medio del actual renacimiento pronuclear, cuyos intereses se apoyan en los falaces argumentos de favorecer la lucha contra el cambio climático. 

Desde la defensa de opciones éticas de carácter universalista, el intento de llevar esta coherencia a la defensa política de los derechos humanos, tampoco ha sido un camino de rosas, como tampoco lo ha sido el apostar por las energías renovables en el mundo árabe, o el protestar por la violación de los derechos humanos en China durante las pasadas olimpiadas. Asistir en directo y denunciar los bombardeos israelís sobre Gaza, puede resultar ser tan arriesgado como el caminar por los campos de minas en el Líbano, ...


   Finalmente, he sido un diputado solitario, ya que apenas he tenido el respaldo de un partido y de una organización real, más allá del nominalismo de las siglas y el logo. Sin apenas estructura organizativa ni capital humano, y con una escasa o nula racionalidad política y estratégica, Los Verdes en España son un terreno abonado para las patologías que amenazan a cualquier vida asociativa organizada: la fragmentación, el sectarismo, el estalinismo, el cainismo. Tristemente, estas son características que hoy describen el embrionario y multifraccionado espacio político verde en España.

  Al mismo tiempo he apoyado con todas mis fuerzas a docenas de magníficos grupos locales de Los Verdes, tanto en campañas electorales como en  conferencias y luchas de todo tipo.  El trabajar con ellos en positivo sí que merecía la pena.  

Pero el que haya trabajado a tumba abierta, sin distinciones de sectores, colores, organizaciones, o personas, también ha sido uno de mis principales activos políticos, lo que a su vez ha hecho posible mi acercamiento y apoyo a las numerosas resistencias y luchas ciudadanas en defensa del mundo viviente al que pertenecemos.

David Hammerstein

Partager cet article

Repost0
29 juin 2009 1 29 /06 /juin /2009 10:03

 



La demagogia y el populismo xenófobo abundan en el debate europeo sobre la inmigración. Lo que escasea es una discusión rigurosa sobre las causas y soluciones prácticas del movimiento de millones de personas de paises del Sur hacia Europa.
 
En tiempos de boom económico impulsado por el cemento, la construcción, y el turismo, los desplazados inmigrantes son bienvenidos en su faceta de mano de obra barata, y las leyes de frontera hacen manga ancha. Otro cantar muy distinto sería el reconocer en las personas inmigrantes unos derechos de ciudadanía que les capacitara como actores políticos y culturales, o como una vecindad que ha de recibir un similar trato en derechos que la ciudadanía del propio territorio.

Pero en el actual contexto de la crisis económica, la inmigración parece implicar demasiados inconvenientes y gastos sociales para los países de acogida. Se olvida demasiado rápidamente la base social y económica de "la prosperidad propia" que descansa sobre una emigración económica y ambiental, sobre una mano de obra domesticada y pobremente remunerada.
 

Con la crisis económica, ha llegado la hora de las rebajas. La invitación a hacer las maletas con toda la familia, a aceptar unos raquíticos finiquitos por el tiempo de trabajo realizado y después de años de cotizaciones para las arcas públicas del estado. Con este imperativo de desarraigo, han de abandonar de repente los colegios, las amistades y empresas, todo al son del  bajón de la economía especulativa. Ahora son personas sobrantes, y se convierten en residuos de usar y tirar para las sociedades de acogida. 
 

En todo el proceso de la inmigración nuestra responsabilidad y nuestro injusto trato con las sociedades del Sur se suele encubrir y callar de mil maneras. Se esconden las injustas políticas comerciales y el proteccionismo económico practicado hacia los propios productos y mercados, que arruina las economías locales más allá de nuestras fronteras. También se oculta nuestro saqueo ecológico en nombre de la extracción de materias primas que exigen nuestros estilos suntuosos de vida y consumo. Se realizan acuerdos pesqueros que roban y acaban con las proteínas y el alimento a otras sociedades mediante la sobre-explotación de los ecosistemas marinos. Es gigantesca nuestra responsabilidad con millones de refugiados ambientales y sociales, que están obligados a desplazarse ante las dramáticas alteraciones ecológicas producidas por las emisiones industriales de CO2 y los gases invernadero de la minoritaria población del autoproclamado primer mundo. Hay toda una diplomacia europea que calla y respalda las dictaduras corruptas. Abundan unas políticas de cooperación que a menudo se orientan a favorecer un neocolonialismo económico liderado por los intereses de unas pocas grandes empresas del Norte, o que dependen de unos designios y estrategias geopolíticas, que no tienen en cuenta las necesidades de subsistencia y de bienestar de unas poblaciones jovenes del Sur, que sobreviven entre grandes esperanzas y enormes frustraciones.  
 

Parece una obviedad el hecho de que no puede haber "papeles para todos" ya que sería imposible una avalancha de millones de persona en búsqueda de condiciones de vida digna. Pero en cambio, si puede haber reconocimiento y protección, papeles y derechos, para las personas que ya llevan tiempo viviendo y trabajando aquí. En definitiva, es posible y es urgente una nueva política que opte por afrontar la inmigración ya desde los países de origen, con inversiones sociales, formativas, y culturales.  La forma de parar el terrible comercio con seres humanos es abrir las puertas de la Unión Europea de forma legal y con una mayor justicia. La inmigración ilegal es el resultado de una política solo basada en la represión.

Partager cet article

Repost0