Overblog
Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

10 décembre 2009 4 10 /12 /décembre /2009 21:17

 

Las estrategias para alargar la vida del contaminante combustible fósil del carbón son al menos de dos tipos: los experimentos con el "carbón limpio", y las subvenciones del estado a la minería extractiva del sucio carbón.

 

 carbon-banksymus13_3.jpg

 

El apoyo financiero de la Unión Europea a una planta piloto de secuestro de CO2 en León, en realidad no cambia en nada la gran equivocación cometida con la continuación de las ayudas públicas masivas a la extracción y quema del carbón español en las muy contaminantes centrales térmicas. 

El llamado proyecto de "carbón limpio" aunque se nos quiere adornar con tecnoptimismos de todo tipo, en realidad no cambia en nada el hecho de que el Real Decreto que prepara el Gobierno español vaya a aumentar en más de 20% las emisiones de CO2 del sector eléctrico. Las térmicas actuales en España seguirán escupiendo todo su contaminante humo ácido a la atmósfera, y las minas a cielo abierto seguirán destrozando unas montañas llenas de vida y el agua de los ríos y fuentes seguirá bajando llena de tóxicos peligrosos para la vida humana, vegetal y animal. 

carbon_no_cabron2.jpg

 

La inmadura tecnología del llamado "secuestro y almacenamiento de carbón", a día de hoy sigue siendo un sueño prometeico ya que no acaba de mostrar su viabilidad económica, energética y ambiental. Las inversiones económicas que necesita esta experimental y faústica tecnología son enormes hasta conseguir las metas de separación del CO2 de otras sustancias, de su conversión en liquido, de la construcción de unas enormes tuberías para el transporte y del mantenimiento de los almacenes subterráneos durante décadas.   

Tampoco está nada claro el balance energético final de este endiosado engendro tecnológico dado el enorme gasto energético implicado en la separación y la compresión de los gases, en el transporte y en la inyección en el subsuelo es tan sustancial que plantea dudas sobre la misma viabilidad y el objetivo de estas operaciones.

Desde el punto de vista ambiental se ha comprobado en EE.UU. que el contacto del CO2 concentrado con los acuíferos puede provocar una reacción química que contamina irreversiblemente las aguas subterráneas. Además, también se ha mostrado que es imposible evitar el escape al exterior de alrededor del 1% de los gases al año!   Según algunas voces de expertos también existe el peligro de explosiones. 

 

Ante el enorme gasto de recursos económicos implicados en los experimentos del "carbón limpio" y ante las grandes incertidumbres y riesgos que afectan a su viabilidad y eficacia  ¿Acaso  no sería mucho más sensato y mucho mejor dejar el carbón en el suelo? 

Partager cet article
Repost0
6 décembre 2009 7 06 /12 /décembre /2009 11:18


  A los defensores de los derechos fundamentales en Internet nos acusan falsamente de querer el "gratis total" de la cultura (como Julio Llamazares hoy afirma en El País) y dicen que buscamos la ruina de la cultura. Pero nada más lejos de la verdad.  Solo pedimos que la defensa legítima de los derechos de autor  en la actual época digital no vulneren las leyes importantes de un Estado de Derecho. Exigimos que los derechos individuales también se defiendan en las importantes redes sociales de comunicación e intercambio, que es lo que hoy día es Internet. Otra cosa muy distinta por completo sería la defensa de una amplia y organizada apropiación con una gran escala comercial que debe ser perseguida por la justicia. Lo que no queremos es aumentar la represión, el miedo  y las medidas policiales extra-judiciales por la red con vulneración de las garantías básicas de derechos ciudadanos individuales.

      
Claro que queremos que los artistas y los profesionales de la cultura tengan ingresos estables y puedan sufrir menos explotación por parte de los intermediarios, las grandes empresas discográficas y editoriales, y otras organizaciones como son la Sociedad General de Autores de España (SGAE).  Existen muchas otras formas para poder garantizar una recompensa económica justa para los autores mediante el fomento de una interacción más directa con los usuarios y públicos, y con la reducción del papel de intermediarios que realizan las grandes empresas y las organizaciones que gestionan la propiedad intelectual. 

Algunas soluciones "no represivas" que se plantean en otros países son las distintas propuestas de tarifas planas culturales, un impuesto de "un euro cultural" sobre el ADSL para ser repartido entre el contenido bajado, unas webs P2P voluntarias para los creadores, el fomento de las cooperativas de artistas y consumidores de cultura, unos mayores incentivos fiscales para la inversión en la cultura, la instauración de cada vez más premios a la innovación cultural y una multitud de iniciativas más.

En lugar de poner limitaciones y persecuciones tan desproporcionadas como ineficaces, consideramos que para poder sobrevivir y adaptarse flexiblemente a los tiempos que corren, las industrias culturales necesitan considerar posibles alternativas modernas, eficaces, creíbles, asequibles y acopladas a las necesidades de pluralidad y libre circulación que demandan los nuevos usos sociales y digitales.

Cada vez hay más cineastas, músicos, intérpretes, cantantes y escritores que rechazan la vía autoritaria y están avanzando por nuevos caminos que combinan unas retribuciones económicas dignas con la defensa de los derechos digitales. Tendremos que ser capaces de seguir por este sensato camino y abandonar un debate distorsionado que favorece el fácil y maniquéo populismo.
Partager cet article
Repost0
3 décembre 2009 4 03 /12 /décembre /2009 15:50


En el Parlamento Europeo, Phillip Lowe, el Director General de Competencia de la Comisión Europea, presentó un informe sobre los comportamientos anti-competitivos de las empresas farmacéuticas. 

El europeo medio gasta alrededor de 430 euros en medicamentos cada año. Este gasto podría reducirse sustancialmente si hubiera más entradas al mercado de medicamentos genéricos. Más genéricos significaría, además, poder aliviar el enorme gasto farmacéutico de los sistemas estatales de salud pública. Es también una simple cuestión de acceso a medicamentos ya que el consumo de medicamentos se incrementa en 60% cuando se caduca una patente sobre un producto (20 años) y cuando entra en el mercado un nuevo genérico. Si extendemos el debate a los países empobrecidos del Sur la dramática realidad es que la ausencia de genéricos puede llegar a ser una cuestión de vida y muerte. En cuanto de los gastos de la propias empresas en el desarrollo de los medicamentos el Sr. Lowe apuntó que el 1.5% de sus gastos eran en investigación y el 15% en los ensayos clínicos.

 
  
En este contexto las grandes empresas farmacéuticas maniobran para retrasar al máximo la salida al mercado de versiones genéricas de sus productos. Según la Comisión Europea las empresas utilizan un abanico de "herramientas" para proteger sus medicamentos más rentables (blockbusters). En primer lugar, intentan crear un muro de protección con nuevas patentes parecidas (los "clusters" y "thickets") para complicar legalmente la comercialización de nuevos genéricos. Así oscurecen y dificultan la tarea de determinar qué patentes merecen protección. Muchas empresas de genéricos deciden finalmente no comercializar un producto  al no poder permitirse el lujo de pagar los grandes gastos judiciales de litigios largos y complicados sobre unas patentes con unos "pasos innovadores" muy discutibles. En el 2008 los gastos judiciales sobre las patentes supusieron unos 420 millones de euros.
 
Otras tácticas de las empresas para aumentar su monopolio sobre la fórmulas químicas son las de firmar acuerdos con las empresas de genéricos para con ello retrasar durante unos años la entrada al mercado de los productos económicos ("pay for delay"). Se trata de otra práctica anticompetitiva que distorsiona el mercado en contra de los consumidores, de los contribuyentes y de la salud. La Comisión documentó más de 200 de estos tratos de 2002-2008.
Finalmente, también se comentó la estrategia comercial de "evergreening" (verde perenne) mediante una planificación de unas muy pequeñas mejoras en cada producto para evitar la pérdida de mercado frente a los genéricos.
 
 En cuanto de los remedios se habló muy poco. El Director General Lowe no quería hablar de medidas fuertes de la Comisión contra las empresas y tachó los procedimientos de infracción de Derecho Comunitario como "tigres de papel", por ser muy lentos y poco eficaces. Dejó claro que la mayor responsabilidad sobre el control de estas prácticas era de los estados miembros, y que tampoco el ámbito de la competencia tenía todas las soluciones. Ante una pregunta sobre los "premios a la innovación" para fomentar los genéricos de última generación, respondió que era un concepto digno de consideración y estudio.
Partager cet article
Repost0
3 décembre 2009 4 03 /12 /décembre /2009 13:43

Los Estados Unidos están ejerciendo una fuerte presión sobre la Unión Europea para que acepte el Tratado de ACTA (Anti-counterfeiting Trade Agreement - el Tratado de comercio anti-contrabando).  Se trata de una negociación secreta entre EE.UU, la UE y de algunos países más que se lleva a cabo desde hace un año y medio en medio de opacidad, fuertes rumores y algunas filtraciones.

El acuerdo propuesto está disfrazado como un acuerdo de comercio internacional pero realmente es una forma de engendrar una draconiana ley internacional sobre el derecho de autor, internet y la propiedad intelectual en general, sin la necesidad de haber pasado por los procedimientos democráticos normales en parlamentos estatales o en el Parlamento Europeo.

Existe una honda preocupación en la comunidad de usuarios de Internet sobre la falta de transparencia y de debate público sobre este oscuro intento de adoptar un acuerdo multilateral que pudiera tener un gran impacto represivo sobre el acceso a la cultura, al conocimiento, a los medicamentos y al flujo de información in Internet. Al intentar rubricar un tratado internacional que no podría ser modificado después por procesos democráticos ordinarios, se quiere meter por la puerta trasera y desde arriba de unas leyes que difícilmente serían aceptables si se presentaran ante la luz y taquígrafos de la ciudadanía.

Una filtración reciente de un documento reservado de la Comisión Europea arroja un poco de luz sobre el contenido del propuesto tratado. El capítulo sobre Internet propone una claras restricciones al acceso a la red con cortes de conexión extra-judiciales, vulnera la privacidad de los usuarios al legalizar filtro, amenaza la libertad de expresión e impone la responsabilidad civil y penal de los servidores de Internet por los contenidos que fluyen por sus redes. También en el borrador de tratado se propone eximir  a las empresas de la necesidad de tomar medidas a favor de la interoperabilidad lo que podría afectar negativamente tanto a los derechos de los consumidores como a la innovación económica.

Para los defensores de los derechos digitales se nos acumula la faena. 


Partager cet article
Repost0
2 décembre 2009 3 02 /12 /décembre /2009 22:28

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

 

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  1. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  1. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  1. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  1. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  1. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  1. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  1. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  1. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  1. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.


Partager cet article
Repost0
30 novembre 2009 1 30 /11 /novembre /2009 11:56
¡Más carbón!
El "extraño ecologismo" de la izquierda



Estoy perplejo ante tanta contradicción e hiprocresia practicada por gran parte de la izquierda ante el problema del Cambio Climático y el carbón. Hablan mucho del "nuevo modelo económico sostenible" y dicen abrazar las ideas ecologistas de Al Gore, pero a la hora de la verdad, en la política concreta se pliegan a clientelismos y a neocaciquismos ambientales que hacen la defensa de unos estrechos y particulares intereses localistas: los de tres o cuatro empresarios mineros y los de unos centenares de sindicalistas antediluvianos.         


El mismo Gobierno Español que ahora reivindica una "Economía Sostenible" y afirma estar en primera línea en la lucha contra el Cambio Climático, mediante un Real Decreto quiere imponer la extracción y quema obligatoria del carbón español en respuesta a su crónica falta de rentabilidad económica.  El carbón español es tan contaminante, tan caro y de tan poca calidad que se utiliza cada menos en el mix eléctrico. 
 
También la muy "verde" Izquierda Unida ahora resulta que está en primera línea de combate, y lucha a brazo partido por la energía del carbón bajo el eufemismo del empleo en las cuencas mineras. Esta desgastada izquierda comunista en realidad hace una defensa del apuntalamiento del decadente sector empresarial del carbón mediante el mantenimiento y la extensión de las inmensas ayudas públicas del Estado para empresarios mineros: piden miles de millones de euros para el carbón nacional hasta el 2018, violando con ello las actuales directrices europeas. 
 
A pesar de que actualmente la legalidad y el Reglamento aprobado por la Unión Europea exige que termine el proteccionismo del Estado Español en el año 2010, curiosamente también el sindicato de Comisiones Obreras (CC.OO) que afirma públicamente estar en lucha contra el Cambio Climático con su Departamento de Medio Ambiente a la cabeza, ahora resulta que se despacha públicamente con declaraciones en las que sus dirigentes aplauden enérgicamente todas las  subvenciones anunciadas por el Gobierno Español, es decir, las que fomentan la producción y quema del carbón. Ahora parece que olvidan sus habituales proclamas contra el Cambio Climático y defienden sin ninguna vergüenza pública el aumento de la energía fósil del carbón con todo tipo de falsedades ideológicas en los análisis y en los datos. Con ello también publicitan su peligrosa indiferencia ambiental al externalizar de sus análisis los efectos colaterales de la economía del carbón que tanto reclaman: el aumento de las emisiones de CO2 contaminantes a la atmósfera, las que suponen un 20% del conjunto de emisiones contaminantes generadas por el "mix eléctrico" en su conjunto. 
 
También el sindicato de la UGT compite con el de CC.OO en la dantesca carrera para llegar a ser el campeón en la extracción de este negro y sucio mineral. Este sindicalismo tan masculino olvida olímpicamente sus compromisos con el futuro del planeta, y por una puñado de empleos en las cuencas mineras está dispuesto a tirar por la ventana los valiosos bienes ambientales comunes del planeta.
 
 
Esta alianza sindical por el carbón al mismo tiempo juega al despiste, ya que nos dicen que ellos también se suben al carro de la sostenibilidad, y así, desde el metafísico reino de las palabras estas fuerzas sindicales juegan a la confusión social y cantan al unísono la melodía en defensa del planeta: afirman estar a favor de un "acuerdo ambicioso y vinculante" en la próxima Cumbre internacional de Copenhague contra el Cambio Climático. Pero la roca dura de la realidad y de los hechos prácticos les delata: ninguno de ellos quiere asumir las responsabilidades y los deberes ambientales en relación al carbón, en la propia casa y en el ahora.  
 
También resulta muy llamativo el inquietante silencio o la débil oposición al carbón practicada "solo con la boca pequeña y en muy pequeño comité" por parte de algunos grupos ecologistas más conocidos. Grupos ecologistas de gran implantación en el suelo español (Greenpeace es una magnífica y ejemplar excepción a esta inacción y pasividad) no están simpre actuando como actores sociales ambientalmente comprometidos contra el carbón. Sus sonoras campañas públicas y su necesaria presión política brillan por su ausencia cuando se trata de las subvenciones públicas al carbón español.


Parece ser que para algunos ecologistas no es "políticamente correcto" el apartarse de las posiciones de la izquierda tradicional y de los sindicatos, y prefieren no romper filas con esta vieja izquierda productivista y con ello optan por no opinar públicamente y por no dar prioridad alguna a la lucha y presión política del día a día contra el carbón, y a pesar de que son buenos conocedores de la capacidad destructiva de las centrales térmicas y de las minas a cielo abierto que causan la muerte y contaminación de ecosistemas locales y del clima global. Al estar algunos de sus líderes y portavoces demasiado identificados con las posiciones y discursos de los partidos de la izquierda también suelen tener obstáculos ideológicos para el adecuado análisis y la buena reflexividad ambiental. Parece que les resulta muy difícil el aceptar las características singulares que se dan en este concreto caso histórico de las subvenciones al carbón en España.

El problema central y la causa impulsora de la destrucción ambiental con el carbón no está directamente en el libre mercado globalizado, ni en las actuales políticas neoliberales, ni en las empresas multinacionales, ni en los acuerdos internacionales del libre comercio, sino que las raíces y causas determinantes de este específico problema de destrucción sociombiental están en la política económica intervencionista y proteccionista del Estado Español, empeñada como está en mantener e impulsar las economías y los cuantiosos negocios empresariales: de las minas de interior y de cielo abierto, de la quema del carbón en las centrales térmicas, y de  la electricidad del carbón con gigantescos beneficios para las empresas eléctricas que reciben primas para comprar la cara electricidad que viene de las térmicas de carbón. Es decir, todo un endemoniado ciclo del carbón (del subsuelo a la atmósfera) que se alimenta y mantiene artificialmente con las políticas económicas de un irresponsable Estado intervencionista y protector de estos deprimidos sectores productivos tan contaminantes como privilegiados. Aquí el mercado no es totalmente el problema, sino que puede que sea parte de la solución para acabar con este mortecino desarrollo industrial nacional impulsado y mantenido por las mismas instituciones públicas del Estado. 



Si damos por buenas las viejas explicaciones heredadas sobre los problemas, sin querer podemos dar vida a ideas zombis que son impotentes y ciegas a la hora de comprender y captar las prioridades y retos ambientales del momento presente. Esta estrategia de repetición de viejos esquemas analíticos ante realidades radicalmente nuevas y muy complejas en sus múltiples niveles en interacción tiene a la vez unos desaconsejables efectos colaterales: la ceguera y el inmovilismo autocomplaciente. Quizás, detrás del culpar unidirecionalmente a las multinacionales, a los EE.UU, a la globalizacion capitalista, puede que solo haya un repetido error de comprensión y análisis, y no una premeditada opción política, normativa y moral, al menos yo quiero pensar esto.

Algo parece estar claro con las subvenciones al carbón nacional: si no hay ayudas estatales, aquí y en toda Europa, de seguro que se quemará menos carbón, y con ello, aunque sea como consecuencia no buscada, al menos se mejorará y saldrá ganando la vida global y local del planeta. Los cambios de mejora ambiental no pueden esperar, aunque sean avances parciales e insuficientes y aunque no se consigan al mismo tiempo todas las metas  de emancipación social y cambio económico.
       
       
Partager cet article
Repost0
30 novembre 2009 1 30 /11 /novembre /2009 11:35





  Las reglas de propiedad intelectual del siglo pasado no sirven para el mundo digital actual.  La represión no es la respuesta. Hay que defender el software libre y el Creative Commons como algo fundamental de ser "progresista" hoy en día. El ex-presidente de Extremadrura Rodriguez Ibarra da unos consejos sabios sobre Internet. A ver si sus compañeros del PSOE son capaces de escucharle y modificar los proyectos injustos y contraproducentes de propiedad intelectual que tienen en cartera para la Presidencia Española de la Unión Europea y  para la propia legislación española.

   A continuación cito algunas frases de un artículo publicado por Juan Carlos Rodriguez Ibarra hoy en El País.

      " En el mundo en el que movemos hoy, es una cuestión de supervivencia tener una posición nítida. Para poder articular una red social hace falta no titubear en aspectos claves como la gestión de la propiedad intelectual. Es difícil que los nativos digitales puedan ver un proyecto atractivo en aquellos que manejan los derechos de autor como si nada hubiese cambiado en este salto de siglo. Seguir manteniendo una posición ambigua ante los esquemas alternativos para la gestión de la propiedad intelectual, incluidas las Creative Commons y las licencias de software libre, no es nada comprensible para la sociedad del siglo XXI y para los jóvenes digitales, que se muestran incapaces de aceptar que los que se llaman progresistas sigan anclados en esquemas del pasado protegiendo derechos de autor gestionados por la analogia y la venta de formatos que ya no los necesita."

    "El socialismo digital tiene un futuro inmenso. Hablar de socialismo sigue siendo hablar de colectivismo, de compartir, cooperar y colaborar."
Partager cet article
Repost0
25 novembre 2009 3 25 /11 /novembre /2009 10:50

 

DIEZ RAZONES CONTRA EL REAL DECRETO DE AYUDAS A LA PRODUCCIÓN Y QUEMA DE CARBÓN

 

El Consejo de Ministros está a punto de aprobar un Real Decreto ayudas para la quema de carbón. El mundo parece estar al revés para el Gobierno Español ya que ahora prefiere que las empresas españolas de producción eléctrica dependan más del consumo del sucio carbón español y menos de las energías renovables mediante masivas subvenciones a una caduca minería extractiva sin viabilidad económica. Se trata de la defensa numantina de un particular sector industrial en declive económico en respuesta a las presiones neocaciquiles de empresas mineras y sindicatos mimados que históricamente subsisten gracias a  ingentes cantidades de dinero público. Con este alargamiento artificial y ruinoso de la minería del carbón en España no solo se impide el crecimiento de las energías renovables, también se tirarán por la borda los compromisos de reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, la real liberalización del mercado energético y el cumplimiento de la legislación europea ambiental por parte del Gobierno español. Toda una irracional política energética de proteccionismo estatal contra los intereses comunes del medio ambiente, l@s consumidor@s y la ciudadanía.

 

calaveras-carbon.jpg

 

1. El empleo debe salir del "nuevo modelo económico" sostenible, y no de la vieja y contaminante economía. Los dineros públicos han de dirigirse a los trabajadores y familias que sufren el cierre del anacrónico, contaminante y no rentable sector del carbón, y no para llenar de beneficios a los empresarios mineros y a las compañías eléctricas. Las gigantescas ayudas públicas al sucio sector del carbón, que actualmente salen a una media de 200 mil euros por cada minero empleado, deben separarse de las ayudas a las empresas. Han de dirigirse exclusivamente a destinos sociales y a nuevas alternativas económicas en las cuencas mineras.  Solo trabajan unas 5 mil personas en el sector del carbón mientras en el pujante sector de las energías renovables se generan 180 mil empleos que pueden ser los grandes perjudicados por la obligación de quemar más carbón.  

 

2. Cada vez hay más energía limpia: mejor dejar el carbón en el suelo.  Resultan alarmantes las cuentas kafkianas del Gobierno Español: que convierte en un "problema" el hecho de tener demasiada energía producida y que por ello se queme menos carbón. La capacidad de generación eléctrica del Estado Español supera por cuatro la demanda media del 2009, y como la producción de energía renovable, sobretodo la eólica, ha crecido mucho no hace falta apenas carbón para quemar en las centrales térmicas. El Real Decreto propuesto por el gobierno de Zapatero obligará la quema de carbón español por parte de las centrales térmicas y aumentará la emisiones contaminantes de CO2 del sector eléctrico español en alrededor de un 20%. No es verdad que simplemente se sustituya el más barato carbón de fuera por el "carbón nacional" ya que se aumentará globalmente la quema de carbón en más del 20%. Carece de todo sentido el querer subvencionar con masivos fondos públicos la extracción de un carbón caro y altamente destructor del medio ambiente y la atmósfera. En términos puramente ambientales es altamente irracional el mantener el consumo de carbón mediante subvenciones cuando el actual mercado económico de la electricidad está expulsando del mix eléctrico a la fuente más contaminante.

 

 

3. Es falso y deshonesto el querer vender el muy incierto "carbón limpio" del futuro para justificar el carbón sucio en el presente. El llamado "carbón limpio" no existe, es solo una optimista promesa tecnocientífica para el futuro que hoy carece de viabilidad económica y técnica. No existe ni una sola planta comercial de secuestro y almacenamiento de carbón en el mundo. Solo existen plantas experimentales que ensayan unas técnicas muy discutibles a nivel ambiental, energético y económico. Hasta por lo menos el año 2020 no se sabrán los resultados de estos ensayos científicos muy inciertos. 

 

4.  Es una burda mentira afirmar que "el carbón sea la única fuente de energía autóctona".  ¡Acaso no son autóctonas otras fuentes energéticas como son la eólica, la solar, la biomasa, la geotérmia, la hidroelectricidad y la marmotriz! ¿Acaso no és autóctona la eficiencia, el ahorro, el reciclaje y la reutilización?  La autosufiencia energética solo se conseguirá meidante una fuerte gestión de la demanda eléctrica hacia abajo, con medidas institucionales y de mejora técnica para reducir el consumo energético, con una revolución en la eficiencia (hacer más con menos), y con una máxima expansión de las energías renovables. Para reducir la dependencia energética española se debería prescindir por completo del contaminante carbón, tanto del nacional como del importado. Es importante apuntar que el carbón español no sustituye la dependencia del petróleo. Se podría reducirse drásticamente la importación de petróleo mediante grandes cambios en el actual modelo de transporte que sigue favoreciendo al coche con motor de combustión.

 

5.  Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario europeo sobre el mercado único.  Se violan las reglas del libre mercado interno y la competencia que prohiben a los estados miembros las medidas proteccionistas que no hayan sido específicamente aprobadas por la Comisión Europea. Las subvenciones estatales a la extracción y quema del carbón propuestas para el periodo 2010-2012 incumplen las leyes y reglamentos europeos que prohiben el apuntalamiento de sectores económicos en declive y carentes de rentabilidad. Las leyes de la Unión Europea para la liberalización del mercado energético no permiten distorsiones del mercado salvo excepciones con una importante motivación social, como es la lucha contra el Cambio Climático para el caso de las ayudas públicas a las energías renovables. Además, organismos son la Comisión Nacional de la Competencia y la Comisión Nacional de Energía, han realizado fuertes críticas sobre la distorsión del mercado y las "incongruencias" de subvencionar la quema del carbón. 

 

6. Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario sobre las leyes ambientales europeas. Una parte muy importante del carbón subvencionado español proviene de minas a cielo abierto que destrozan impunemente ecosistemas, montañas y una valiosa biodiversidad a pesar de las numerosas denuncias ciudadanas y sentencias judiciales españolas contra estas actividades mineras. Hasta la misma Comisión Europea ha llevado ante el Tribunal Europeo de Justicia al Gobierno Español por vulnerar la Directiva Hábitat con la minería de cielo abierto en zonas de altísimo valor ambiental reconocido internacionalmente y dentro de la europea Red Natura 2000, como en el Valle de Laciana (León). ¿Como se puede otorgar masivas ayudas públicas al carbón extraído de minas de muy dudosa legalidad?

 

7. No se pueden justificar unas primas económicas para la quema del carbón nacional a partir del inexistente problema de "seguridad de suministro eléctrico". La retórica empleado por el Gobierno Español: "de garantizar la  seguridad de suministro" constituye una burda manipulación que oculta la sobreproducción eléctrica existente: la capacidad de generación eléctrica en España roza los 90 millones de KiloWatios mientras el consumo actual en noviembre de 2009 es alrededor de 20 millones de KiloWatios. Cada mes entra en funcionamiento más capacidad eólica y solar, además del gas natural, que está susituyendo la necesidad de quemar más carbón. Con la crisis económica la demanda eléctrica se ha reducido en el 5.6% en el último año. España sigue siendo un exportador neto de energía eléctrica al mandar mucha más energía a Portugal y Marruecos que la cantidad que entra desde Francia. 

 

8. Subirá el recibo de la luz  por las nuevas ayudas al carbón.  Las leyes europeas obligan reflejar en los precios finales las ayudas estatales recibidas. Como España ya ha sido objeto de fuertes críticas y amenazas judiciales por no internalizar en los precios el total de los costes de producción de energía (el "déficit tarifario"), tendrá que pasar al consumidor final cada euro de subvención que el Gobierno otorgue al sector minero. Esta  subida de las tarifas eléctricas (hasta el 6%) será la forma de socialiizar las pérdidas de las empresas mineras. Es decir, que paguemos todos la ciudadanía tres veces por el carbón: una vez en la subida de nuestro recibo de la luz,  otra vez en nuestros impuestos desviados a los empresarios mineros, y finalmente en los gastos sanitarios y ambientales por respirar un aire más contaminado y por contribuir más al Cambio Clímático. A cada contribuyente español le tocará pagar bastante más por comprar los derechos de emisión de CO2 marcados por el Tratado de Kyoto, puesto que con las primas al carbón serán cada vez más gravosas. 

 

9. .  Poca luz y mucho humo. El carbón en España produce menos de 15% del total de la luz eléctrica (según algunos cálculos recientes menos del 10%), pero este mortecino combustible fósil multiplica su capacidad destructiva ya que escupe  hasta  el 27% de las emisiones globales de CO2. En esta dantesca carrera ambiental, el carbón solo tiene por delante al sector de transporte motorizado que es responsable de un 33% de las emisiones contaminantes a la atmósfera. 

 

10.  España y el Gobierno Español serán la oveja negra ante la Cumbre de Copenhague contra el Cambio Climático. Al subvencionar masivamente al carbón España pierde credibilidad en la lucha contra el Cambio Climático, y no puede pedir a países del Sur que hagan el esfuerzo de reducir su dependencia del carbón. Tanto el G-20 como la OCDE como la Agencia Intenacional de Energía están en contras de estas ayudas al carbón.

Partager cet article
Repost0
24 novembre 2009 2 24 /11 /novembre /2009 11:45

   No hay demasiados motivos para celebrar el resultado final del Paquete Telecom que hoy ha sido votado y aprobado en el Parlamento Europeo. El texto final está muy lejos de ser satisfactorio ya que a pesar de que incluye algunos avances en el terreno de la protección de l@s consumidor@s, lo cierto es que en él pesan mucho más las amenazas e incertidumbres abiertas en contra de derechos fundamentales.

 
  
Algunos de los elementos especialmente preocupantes del texto finalmente aprobado pueden suponer en países como España un paso atrás en cuanto a la defensa del derecho al acceso a Internet:

1) Deja la puerta abierta a la restricción de la conexión a la red sin una decisión y orden judicial previa.

2) Otra debilidad importante de la nueva ley es que no garantiza la neutralidad de la red al permitir "la gestión del tráfico" por parte de los dueños de las infraestructuras mediante filtros de contenidos y el establecimiento de preferencias, lo que puede desembocar en la vulneración de la privacidad y en la discriminación en el servicio de Internet. 

3) Tampoco se acota la intervención en los flujos de información según los intereses comerciales de las grandes empresas de telecom con posiciones dominantes en el mercado. Mientras en Estados Unidos se prepara una normativa sobre la neutralidad de la red, el Parlamento Europeo se queda muy corto en la defensa de este principio básico democrático.

 Las ambigüedades e incertidumbres abiertas sobre muchos aspectos de la legislación deja lugar a diferentes interpretaciones judiciales en el futuro. Esta falta de claridad de la ley aprobada exigirá un esfuerzo de control estricto de todo el proceso de la transposición y la aplicación del nuevo marco legal europeo.

 
    Es claro que se ha perdido una oportunidad histórica para afirmar los derechos básicos de un Internet abierto, libre y competitivo. El Parlamento Europeo ha cedido a las presiones de algunos gobiernos y algunas grandes empresas que quieren controlar el flujo de información en la red. El Paquete de Telecom aprobado está muy lejos de reflejar el compromiso y las aspiraciones de millones de europeos y de europeas a favor de la libertad digital.

Para más información y links institucionales: www.laquadrature.net
Partager cet article
Repost0
20 novembre 2009 5 20 /11 /novembre /2009 01:23

 

 

Preguntas al Presidente Zapatero
ante la aprobación del Real Decreto de ayudas públicas al carbón


 

 

 


1. ¿Como justifica usted el dar primas económicas públicas para quemar el carbón extraído de las minas a cielo abierto del Valle de Laciana en León, cuando estas actividades mineras extractivas a cielo abierto a la vez se encuentran ante el Tribunal Europeo de Justicia a iniciativa de la propia Comisión Europea por vulnerar el derecho ambiental europeo, y que además ya han sido consideradas ilegales por distintas sentencias judiciales  en España debido a sus impactos destructivos sobre maravillosos espacios naturales protegidos?


2. ¿Cual es su relación política y personal con un importante empresario minero leonés,  el mismo que se beneficiará más que ningún otro empresario de las masivas ayudas públicas a la electricidad producida por el carbón? ¿Acaso no conoce usted los antecedentes judiciales y las sentencias condenatorias del mencionado empresario minero, que tiene en su haber numerosas dictámenes judiciales firmes, con multas a efecto de las denuncias y acusaciones penales en su contra?


 3. ¿ Está usted de acuerdo con la reciente propuesta de la Comisión Nacional de Energía (CNE) de excluir a las explotaciones de carbón a cielo abierto de las masivas ayudas públicas propuestas por su gobierno? 


4.  ¿Por qué su gobierno no desacopla las ayudas económicas a las empresas mineras de las ayudas a los trabajadores y familias mineras? ¿Por qué no destina las subvenciones públicas únicamente a fines sociales y económicos para las cuencas mineras y para la reconversión de la actividad minera del carbón, en lugar de tratar de apuntalar una actividad empresarial sin rentabilidad económica y ambientalmente destructiva del clima y de valiosos ecosistemas locales?  


5. ¿Por qué utiliza usted una optimista promesa de futuro sobre el llamado "carbón limpio", pero que en realidad aún está en fase de experimentación y estudio, para justificar en el presente la quema del altamente contaminante carbón? ¿Porqué justifica usted la continuidad extractiva del carbón nacional cuando sabe que en realidad es una tecnología todavía muy inmadura y que hasta dentro de muchos años no se sabrá si tiene alguna mínima viabilidad económica y técnica?


6.  ¿Cómo espera usted luchar contra el cambio climático tal y como afirma en sus discursos públicos si a la vez fomenta la fuente energética más sucia que produce hasta el 27% de las emisiones de CO2 de España?


7. ¿Como puede usted anteponer los menos de 5 mil empleos del sector minero a los 180 mil que genera el sector de energías renovables? ¿Por qué teme la expansión de las energías  renovables y limpias?


8. ¿Como justifica usted las medidas de proteccionismo del carbón nacional dentro de las reglas y directrices europeas del libre mercado interno europeo? ¿Por qué no ha solicitado usted la opinión y el permiso obligado que ha de otorgar la Comisión Europea antes de aprobar el Real Decreto de ayudas a la electricidad del carbón?


9. ¿Todos l@s consumidor@s deberemos tener que pagar más en las facturas del consumo de electricidad debido a las innecesarias, insensatas y contraproducentes subvenciones al carbón?

 

    

 

Partager cet article
Repost0