Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

20 février 2007 2 20 /02 /février /2007 14:50

1. Inmigración necesaria y no traumática  

 

España tiene capacidad económica, ambiental y social para integrar a más personas inmigrantes y en mejores condiciones. Las migraciones son movimientos humanos que han tenido lugar durante toda la historia y por muchas diversas causas, no son fenómenos modernos ni aislados, y son hoy una realidad que hay que reconocer y ha de ser tratada con normalidad, sin miedo ni campanas sensacionalistas.  

 2. No hay una inmigración "buena" y otra "mala"   

 No podemos "seleccionar" o establecer rangos y preferencias dentro de los propios grupos de inmigrantes. No hay ningún fundamento que legitime las discriminaciones de los africanos a favor de los latinos en razón de la existencia de mayor cercanía cultural. No es ética ni políticamente aceptable el que haya un trato de discriminación basado en la raza, la religión y o lengua de las personas.  

 

3. Organizar la Inmigración es mejor que el tráfico ilegal de seres humanos  

 

Las migraciones irregulares a menudo causan muertos o son víctimas de mafias internacionales, generan sufrimiento y marginación social. Una forma de prevenirla y aliviarla con eficacia es posible mediante su ordenación legal. La migración circular que proporciona trabajo y visados temporales, beneficia tanto al país receptor como a los países de origen, donde revierten la experiencia ganada por los trabajadores y su salario. Para organizar inmigraciones la UE debe negociar tratados país a país, confeccionar nuevos cupos más generosos de visados, abrir oficinas específicas en África, y consultar a las patronales y sindicatos sobre sus necesidades de mano de obra. El reclutamiento ha de organizar cursos previos de formación y lenguas. Para desanimar a la inmigración irregular es mejor canalizarla desde los países de origen no de llegada mediante visados y cupos.  

 

4. Relaciones cívicas y democráticas entre la UE y África

 Hay que fomentar la cooperación entre sindicatos y organizaciones de emigrantes en Europa y en los países de origen. Debemos proporcionar más y mejor información sobre el proceso migratorio a las personas interesadas, a través de sus respectivos gobiernos y embajadas,  mediante la participación de la diversidad de actores de la sociedad civil. El fomento de una imagen más realista sobre el "paraíso europeo" actualmente existente en África, puede hacerse mediante  campañas informativas. Es imprescindible orientar nuestra política exterior para apoyar más activamente la lucha contra la corrupción y la violencia en las sociedades africanas, y favorecer gobiernos más democráticos mediante el apoyo directo a los grupos ciudadanos de la sociedad civil.  

 

 5.  Por una Política Agraria Europea que no lesione África   

Hay que modificar la política agraria europea para evitar el "dumping" de productos subvencionados que arruinan a mercados locales y regionales en África. El 60% de la población africana vive y trabaja en el campo. El dumping europeo y americano empujan al éxodo masivo a las ciudades donde tampoco hay trabajo ni servicios suficientes para el exceso poblacional, creando enormes cinturones de pobreza y marginación que se convierten en caldo de cultivo del "sueño europeo" para la migración a Europa. Sólo un desarrollo rural propio, con una soberanía alimentaria y unos precios justos para productos básicos pueden dar esperanza a millones de agricultores africanos abocados a la inmigración, la pobreza y el sufrimiento extremos. También sería es una forma de evitar que arriesguen la vida para venir al espejismo del "paraíso europeo". Pedimos el fin de las ayudas y subvenciones europeas a la exportación de sus productos agrícolas que arruinan con sus bajos precios la competitividad de las producciones de los países africanos, y se ha de dar una apertura europea escalonada para productos africanos de calidad.  

 

6.  Pesca Ilegal: Cayucos para pescar y no para inmigrar   

 

 

Los barcos pesqueros europeos y asiáticos esquilman los caladeros de pesca africanos, reducen sus tasas de renovación y destruyen los ecosistemas marinos que dan sustento de miles de pescadores artesanos y redes familiares. Urge un mayor control europeo e internacional de la pesca ilegal para evitar que pueda ser utilizar  los puertos españoles como vía de entrada a la Unión Europea. Además, es inaceptable que  mucha de la pesca "legal", acordada en los acuerdos de pesca de la UE, permita arrojar al mar muchas  toneladas de peces muertos por cada tonelada pescada en la práctica de "By-catch". No podemos permitir que África pierda más proteínas por el saqueo de su mar.  

 

7. Política económica y exterior coherente

 Europa tiene que comprometerse con los derechos y las reglas de democracia en África, tiene que dejar de participar en el negocio armamentístico que alimenta la espiral de conflictos armados. La seguridad y el arraigo se han de fomentar mediante gobiernos democráticos, la mediación en los conflictos, y la lucha contra la corrupción y la represión. Ni Europa ni España pueden utilizar la aceptación de convenios de devolución de inmigrantes irregulares como moneda de cambio para respaldar a nivel financiero a gobiernos despóticos.  Los países africanos deben poder proteger sus mercados incipientes del influjo masivo de productos baratos, y no han de estar obligados a aceptar las condiciones leoninas de comercio libre global que imponen un intercambio desigual entre las materias primas, los recursos naturales y los productos manufacturados.   

8. Más y mejor cooperación con  África  

 

Cooperar no significa sólo dedicar más del 0.7% del PIB y apoyar a la necesaria labor de solidaridad y cooperación desarrolladas por grupos ciudadanos como son las ONGs. La cooperación debe significar también la condonación de la deuda económica que arruina las economías locales, significa además el fomento acuerdos de comercio justo y de protección en lo social y en lo ambiental en el intercambio con nuestras sociedades europeas.  El freno de la fuga de personas cualificadas hacía Europa podría iniciarse con programas de reinserción laboral estable en África. La UE debe tomar la iniciativa con la creación de Los Cuerpos Civiles de la Paz, que podrían convertirse en un servicio voluntario a escala europea para la cooperación, y en esfuerzo solidario coordinado.  

 

9. Luchar a favor del medio ambiente es luchar contra la pobreza     

 

Las personas más pobres de África son las que más dependen de la renovación y salud de los ecosistemas: los bosques, ríos y tierras fértiles. Cada vez hay más migraciones ambientales fruto conjunto del daño social y ecológico infringido. La lucha contra la desertificación y la deforestación, la defensa de la biodiversidad, y la transferencia de tecnologías limpias y apropiadas deben estar al centro de la política europea y española hacia África. Las mujeres africanas deben ser las prioridades centrales de estas políticas de sustentabilidad socio-ambiental y de derechos básicos al sustento. Los objetivos del Milenio, y el acceso al agua potable y la electricidad básica solo pueden ser cubiertos con las energías renovables tan abundantes en África.  

 

10.  Derechos aquí y ahora  

 

Las personas inmigradas y residentes en nuestras ciudades europeas deben gozar de los mismos derechos de ciudadanía: políticos, sociales y culturales. Mantener durante mucho tiempo una situación de irregularidad ciudadana es una invitación a la sobreexplotación laboral y a la marginación.  Garantizar a los inmigrantes derechos como el voto. También son importantes los derechos individuales de las mujeres inmigradas, tanto dentro como fuera de sus familias, hábitos culturales y comunidades.  

 

David Hammerstein

Partager cet article

Published by Europa en Verde - dans Crisis social y económica
commenter cet article

commentaires