Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

14 juillet 2008 1 14 /07 /juillet /2008 13:21

 

      Está muy bien que se reúnan de vez en cuando los líderes de las dos orillas del Mediterráneo y que hagan promesas de ser pacíficos, prósperos y limpios.  Estoy encantado de que por fin se creen unas sedes permanentes para gestionar los objetivos económicos y ambientales que se establecen en las cumbres.  Además, algunos de los proyectos son especialmente positivos: la extensión de los programas Erasmus y del intecambio de académicos a los países del Norte de Africa y Oriente Próximo, la creación de un Plan Solar para la transferencia de tecnología y la promoción de las plantas solares de alta temperatura en los países con gran insolación, y el plan de inversiones para descontaminar al mar mediterráneo mediante depuradoras y gestión de residuos.  Sí, ya toca ir al grano en el maltrecho proceso Euromed, o "proceso de Barcelona". 


     
En cambio otras iniciativas son  muy criticables, como la utilización por parte de Sarkozy de todo el proceso para intentar vender tecnología nuclear francesa a Marruecos, Argelia, Tunez, Libia y Egipto.   Es especialmente irresponsable el mercadeo de centrales nucleares en una región inestable. Los peligros de la proliferación de armamento nuclear, la masiva circulación de material radioactivo y la posibilidad de accidentes son inmensos. También se proyecta la construcción de grandes autovías por toda la región.

 

   Dicho lo anterior, debo admitir que los augurios para el éxito de los nobles propósitos de Euromed no son muy halagüeños.  El conflicto árabe-israelí parece no tener fin y envenena a toda la región.  Las relaciones bilaterales entre países claves como Marruecos y Argelia, entre otros,  son pésimas, con las fronteras prácticamente cerradas. Sin una mejora de las relaciones Sur-Sur es muy difícil fomentar las relaciones Norte-Sur. La falta de unas instituciones democráticas y eficientes también frenan la aplicación de políticas ambientales, obstaculizan la creación de mercados económicos con reglas estables y la situación de los derechos humanos sigue siendo lamentable en gran parte de la región. 

 

  Sin embargo, la realidad exige una respuesta conjunta y enérgica.  Millones de jóvenes magrebíes  buscarán oportunidades en Europa en los próximos años por la falta de perspectivas en sus países.  La calidad del agua de nuestro frágil mar común, y de su biodiversidad, empeoran año tras año. Los recursos hídricos escasean cada vez más.  Las mujeres buscarán cada vez más huir de la presión del machismo represor. 

 

  Ha llegado la hora de poner manos a la obra para cerrar la enorme brecha social y política que separa Europa de sus vecinos mediterráneos.

Partager cet article

Published by Europa en Verde - dans Internacional
commenter cet article

commentaires