Bienvenidos al blog personal de

David Hammerstein

 

 

 


Lundi 14 février 2011 1 14 /02 /Fév /2011 10:57

“The creation of a civilized internet” is what French President Nicolás Sarkozy proposed a few days ago for the agenda of the upcoming G-8 meeting. President Obama has also agreed to give priority to the issue of “taming the web” at the meeting of the most powerful countries. There seems to be a certain coincidence of interests in favor of varying degrees of repressive digital measures from a broad coalition formed by intellectual property hardliners, rabid wikileaks critics and a number of big brother authoritarian governments like those of Egypt or China.

Along the same lines, Pedro Velasco Martín, in representation of the
European Commission opened Tuesday´s stakeholders meeting in Brussels
on ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) with a revealing and
loaded question: “Should the Internet be a haven for lawlessness or
should it be treated equally to the physical world?”
 

 

It seems rather shocking that one of the people who has been in charge of the
EU’s negotiating positions for the last three years on ACTA would
express such a lack of appreciation of the unique democratic, social and cultural
roles performed by the digital environment that are very distinct from
the workings of “the physical world”.

 

Before considering the content of the proposed treaty Mr. Velasco spoke of the timetable for its ratification. The ACTA agreement that has been hammered out by 37 countries (27 of which wererepresented by the European Commission and the EU Council) will be soon
officially adopted officially by the EU Council of Ministers and then
submitted to the European Parliament for its “assent” (a yes or no
vote). What is not clear, due to inconclusive legal interpretations by the Commission, is
whether ACTA must be approved by each of the 27 national parliaments of
EU member states. If member state parliament approval is required the
ratification process could last up to two years. If not, the fate of
ACTA could probably be decided within the next five or six months.

 

Also on an important procedural level, Mr. Velasco was asked why the European Commission “initialized” their approval of ACTA last November without first informing the European Parliament of this important decision as stipulated by the Lisbon Treaty.  After trying to dodge the question by mentioning the mere presence of Commissioner De Gucht in Strasbourg, he had to admit that he could not answer this without first consulting his legal services.
He would also not comment concerning the court case that has been brought before the European Court of Justice against the EC for its application of the “McCoy agreement” on the confidentiality of “maintaining the confidentiality of documents”. Curiously, McCoy is the US Trade Representative.  The EC is accused of not fulfilling the EU legal requirements of transparency and parliamentary information. Throughout the negotiation process the EC negotiators insisted that they had to be “loyal” to their US partners with regards to transparency. Apparently they might have been more loyal to Mr. McCoy that they were to EU law and to European Citizens.

 

Mr. Velasco’s double-speak became especially strong when he affirmed that while
ACTA did not change any “existing Community Acqui”,  EU member
states would be forced to change their laws to conform with the new treaty.
While ACTA does not harmonize criminal penalties in Intellectual Property enforcement on an
EU level, it could have an impact on the laws of 27 EU countries, one of
which he said was already in the process of changing its legislation. In
other words, the EC accepts that ACTA is a classic exercise in legislation
laundering in order to enact tough IP enforcement measures through the back door of an international negotiation. In this way a tough political debate on IP in the open arena is avoided and substituted by the opaque maneuverings and back-room horsetrading of EU member-state leaders who deeply fear the broad defense of fundamental rights in the digital sphere supported the majority of European public opinion. Needless to say, the ACTA “country club approach” that limits public debate much preferred by the lobbyists, like the US Chamber of Commerce, that are behind ACTA.

 

When asked about the binding nature of ACTA in the EU and the fact that it is not considered a binding agreement by the US, and is not even called a “Treaty”, he responded that it is not the EU´s problem if the US considers the ACTA treaty differently and the EU ignores the issue of  whether ACTA contradicts US law or not.  When Velasco was pressed on the issue of US official insistence that ACTA will not change a number of US laws that conflict with ACTA or with a recent US Supreme Court ruling on limits to IP damages and penalties that indirectly declares ACTA-like rules “unconstitutional”,  he showed a great deal of uneasiness and evasiveness. According to a number of reliable sources an official but confidential Library of Congress study commissioned by the US Senate has apparently certified that ACTA clearly goes beyond US law in a number of instances. At the same time, contrary to the intentions of the European Commission in Europe, the Obama Administration has no intention of enforcing the articles of ACTA on US territory and exclusively views ACTA as a “strong benchmark” to be imposed upon trading partners in Asia, Africa and Latin America by means of future free trade agreements.  The EC representative did not respond to the question of whether this “practice what I preach, not what I do”,  free-rider attitude by the US, along with its “fair use” norm, could give the EU´s main negotiating partner a competitive advantage of the EU in developing emerging business models.

 

Mr. Velasco was also asked about the ambiguous and potentially all-encompassing definition of “commercial scale” that in the ACTA text refers to any “direct or indirect economic gain” that can be applied to individual file-sharing with no commercial objectives.  He admitted that this definition of commercial scale contradicted the much narrower one approved by the European Parliament but dismissed the opinion of European democratic representatives with the argument that it was never enshrined into any existing legislation.

 

The EC also denied that the damages, injunctions or other remedies sections of ACTA would have any impact on the future access to orphan works in the EU by placing future legislation in a straightjacket. He repeatedly confused orphan works with “exceptions to copyright” that he stated the EC respected.  When asked about a possible future legal enshrinement of “fair use” of copyrighted works in the EU and how ACTA could inhibit this, he insisted that “fair use” was a non-European concept and practice that was not relevant for the EU. When queried a number of times about ACTA  possibly slowing the growth of new digital business models that need flexible rules as well as restricting the access to knowledge, he proclaimed that “history will show who was right.”

 

The EC representative admitted that ACTA is only one link in a much longer chain of EU new legislation related to IP enforcement with the same logic that will be presented in the coming months by the EC.  He was probably referring to new proposals on criminal measures (IPRED),  collective management of copyright, orphan works and data protection, among others.

 

Velasco emphatically and repeatedly challenged the stakeholders present to present “one concrete case of how ACTA violates fundamental rights”. He insisted that IP enforcement measures “have nothing to do with fundamental rights”. When questioned about the EU´s Data Protection Supervisor´s scathing critique of ACTA with regards to privacy, he dismissed his complaints by saying the EC had responded to the Supervisor in a letter.  He affirmed that no one should worry about the violation of fundamental rights by ACTA because the text reaffirms its adherence to international human rights safeguards and guarantees. In consequence, no fundamental rights impact evaluation is necessary as has been requested by Commissioner Vivienne Redding.

 

The EC representative refused to answer why the EU was seeking binding IP enforcement measures but at the same time adamantly rejected the internationally recognized  fundamental “right to read” of the visually-impaired and print-disabled as demanded by the European Blind Union and the majority of non-EU countries in their proposal of a legally binding Treaty at WIPO in favor of an exception and limitation of copyright for millions of blind persons worldwide. Here there seems to be much more sensitivity shown by the European Commission to the requests of Hollywood (as revealed by Wikileaks) than a clear compliance by the EU with the UN Convention for the Rights of Disabled Persons.

 

Concerning third-party liability he said that internet service providers´ liability is no more in ACTA than in existing EU lawand that intermediaries already have to show more responsibility.

 

In order to justify bypassing the relevant UN institutions with ACTA and its new institutional instruments,  Mr. Velasco repeated the now classical and tiresome whining about the lack of cooperation and inoperancy of the World Trade Organization and the World Intellectual Property Organization: “We can´t even get our IP enforcement proposals on the agendas of the WTO and WIPO. They refuse to consider  new measures for the enforcement of existing international law.”

 

What a terrible burden European Commission officials like Pedro Velasco must bear in their historic crusade to “civilize” the internet!  Especially when the natives are restless in the wild digital jungle!


Dimanche 13 février 2011 7 13 /02 /Fév /2011 11:43


coches-roto.jpg

Los coches devoran la ciudad, envenenan el aire y la salud de nuestros cuerpos, y a la vez dañan nuestro clima. Mientras, la casi totalidad de la clase política se resigna ante la dictadura del coche o solo utiliza la peligrosa contaminación como una oportunista arma arrojadiza ante la próxima convocatoria electoral.
  
Es muy sorprendente de que el Ministerio de Sanidad haya encargado un estudio sobre "si la contaminación afecta la salud" cuando según estudios financiados por la Unión Europea cada año en Europa  más de 300.000 personas sufren muertes prematuras a causa de la contaminación atmosférica principalmente causada por el tráfico urbano.  Sin embargo, las fuerzas políticas representadas en Madrid y Barcelona no dan prioridad a la salud y sistemáticamente ignoran las contrastadas medidas europeas de gestión del tráfico urbano que favorecen el bienestar ciudadano y la responsabilidad climática.

1. PEAJES URBANOS: QUE PAGUE MÁS QUIEN MÁS ESPACIO OCUPA y MÁS CONTAMINA. Si tu pagas un peaje por tu contribución a la congestión habrá menos coches. Es de sentido común crear un peaje de congestión en grandes vías y zonas saturadas de coches con la recaudación destinada al transporte publico. Se trata de una medida que responsabiliza a los conductores individuales por su contribución a los múltiples daños ambientales y a la salud generados por el uso desbocado del coche.  La aplicación de un canon de entrada a determinadas zonas urbanas como pueden ser los centros históricos, o las zonas con altas "tasas de congestión" motorizada, se practica con éxito en Londres, Estocolmo y otras ciudades donde el tráfico ha descendido hasta un 25%. La recaudación de los peajes urbanos se dedicará a la mejora del transporte público municipal, convirtiéndola así en socialmente deseable y justa.  Esta medida también favorece especialmente a las mujeres y las personas mayores que utilizan en mayor medida el transporte público y los desplazamientos peatonales. Se podría aplicar con algunas limitadas excepciones laborales y comerciales También se puede desanimar el uso individual del coche particular y el colapso circulatorio  mediante el aumento del impuesto municipal de circulación sobre los coches de más consumo, más emisiones y más tamaño.

2. MÁS CERCANÍA, MÁS COMODIDAD Y MENOS VIAJES CON CIUDADES COMPACTAS Y TRANSPORTE BLANDO. Hay que potenciar la planificación de un urbanismo para la cercanía y el multiuso que haga menos necesario el coche. El modelo urbano típicamente mediterráneo de ciudades abigarradas satisface necesidades de todo tipo mediante una gran mezcla de usos y actividades en un mismo espacio y sin alargar las distancias ni favorecer el transporte rodado. Todos los proyectos de grandes construcciones, como pueden ser los centros comerciales y de ocio o las grandes infraestructuras viarias, deben tener estudios previos de impacto socio-ambiental sobre el tráfico, que incluye su impacto específico sobre mujeres, personas mayores y la infancia, y han de desarrollar planes de minimización de los daños colaterales generados.


3. PRIORIDAD AL PASO DEL TRANSPORTE PÚBLICO.  La calidad y eficacia del transporte público exige carriles reservados con bordillo de separación para los autobuses, tanto en las calles principales como en las autovías de acceso a las grandes ciudades. Tanto los autobuses como los tranvías deben tener prioridad en los pasos de semáforos. Hay que abaratar al transporte público y adaptarlos a las necesidades singulares de grupos específicos como por ejemplo pueden ser las mujeres. Es también viable introducir pases gratuitos o reglados para los estudiantes, los parados y las personas mayores.  La calidad del transporte ha de mejorarse con tablones digitales que informen de los horarios de paso de los autobuses en las paradas, como ocurre en otros países europeos.


4. DE LA ZONA AZUL A LAS ZONAS CALMADAS. Los aparcamientos en los centros urbanos han de favorecer a los residentes y no a los visitantes. Para desanimar el uso del coche en grandes ciudades hay que instaurar “zonas calmadas en superficie” en el centro de las ciudades, y donde los residentes paguen muy poco y los no residentes paguen comparativamente 15 o 20 veces más. Calmar el tráfico obliga a reducir la velocidad de circulación en las zonas residenciales y centros históricos a una velocidad máxima de 30Km/hora, y en las que el aparcamiento esté restringido o prohibido, y el peatón tenga la preferencia. También las campañas municipales de educación vial han de fortalecer a la defensa de los más débiles: peatones y ciclistas.


5. LA CIUDADANÍA DE A PIE GANA.  Las ciudades se hacen más saludables, más comunitarias y más seguras, cuando se dan todas las ventajas a los desplazamientos peatonales. La habitabilidad urbana, el encuentro social, la diversidad y el disfrute ciudadano ganan con más espacios públicos e itinerarios peatonales de penetración al centro y en los barrios. Hay que favorecer la ciudadanía peatonal con espacios verdes, plazas y entornos monumentales peatonalizados, paseos y aceras anchas, cruces más seguros con el pavimento levantado, itinerarios peatonales con continuidad para rutas infantiles y escolares seguras, y accesos adaptados para las personas mayores, los minusválidos y la infancia. Reequilibrar y ganar como mínimo un 50 % del espacio público para el peatón.


6. LAS BICICLETAS NO SON PARA EL VERANO, SON PARA TODO EL AÑO. Es urgente la aprobación de planes municipales para cambiar los hábitos motorizados mediante el fomento del uso la de la bicicleta en la vida laboral y actividades cotidianas. Los carriles-bicis han de tener continuidad, estar separados, seguros y rectos, y han de tener itinerarios que lleguen a los destinos más importantes reduciendo con ello la ocupación del espacio público por parte de los coches y no el de los peatones. Las instituciones públicas y las empresas deben dar facilidades y ventajas a sus empleados para el aparcamiento y el uso de la bicicleta , y deben incentivar estas prácticas saludables con múltiples medidas posibles.


7.  REDES INTERMODALES PARA UN TRANSPORTE RÁPIDO Y EFICIENTE. El transporte realmente intermodal ha de facilitar el paso de la bicicleta al tren o al autobús, y además debe ofrecer aparcamientos periféricos para el acceso a los trenes de cercanías. El uso del transporte público ha de tener un billete único intercambiable que oferte modalidades y comodidad en los usuarios. En las afueras de las ciudades han de potenciarse los aparcamientos disuasorios para los vehículos privados.


8. MORATORIA SOBRE LAS GRANDES INFRAESTRUCTURAS VIARIAS. Prioridad al gasto en el transporte público y en obras de pacificación urbana que favorezcan el transporte colectivo, el uso del ferrocarril, la bicicleta y el movimiento peatonal.  Hacen falta medidas para extender el peaje al uso de todas las autovías y con ello incentivar el uso alternativo del tren y el autobús. Reequilibrios del gasto público a favor del tren y en detrimento de las inversiones en grandes infraestructuras viarias y carreteras.


9. AIRE PURO PARA UNA RESPIRACIÓN URBANA RESPONSABLE CON EL CLIMA. El transporte motorizado con combustibles petrolíferos lesiona los metabolismos de la atmósfera, y por ello es un fenómeno y problema energético. Han de adoptarse medidas municipales de lucha contra el cambio climático global y el efecto invernadero en cumplimiento del Protocolo de Kyoto, con objetivos vinculantes de zonas y municipios responsables con el clima.  Se deben  aplicarse estrictamente las normativas europeas sobre la calidad del aire, el ozono, las partículas en suspensión, y el NO2.  Además, nos hace falta un cumplimiento estricto de la legislación europea sobre las emisiones atmosféricas de cada vehículo y sobre las normas de contaminación acústica. Hace falta una información pública, continuada y comprensiva sobre la calidad del aire en cada ciudad y en las zonas congestionadas de mayor riesgo.


10. VENTAJAS Y EJEMPLOS PARA MANTENER LA SALUD DEL PULMÓN URBANO. En nuestras ciudades ganamos habitabilidad ecológica colectiva e individual si se dan ventajas fiscales y ayudas directas a la compra de los coches más limpios, como son los híbridos. Todas las instituciones públicas y empresas deben de adoptar medidas de ejemplaridad ambiental comprando los vehículos menos contaminantes, más eficientes y más silenciosos del mercado, y como condiciones en las subcontrataciones de servicios.

David Hammerstein



Dimanche 13 février 2011 7 13 /02 /Fév /2011 11:30

20080611elpepivin_2.gif


De repente, en las últimas semanas,  algunos políticos españoles y europeos se han convertido en fervientes fans de la democracia árabe sin haber hecho primero la más mínima autocrítica de su vergonzoso comportamiento político durante los últimos tiempos hacia los de derechos humanos en los países vecinos de mediterráneo.

"A veces por prudencia hemos sido benevolentes con los tiranos" ha declarado nuestra Ministra de Defensa. 

Tiene Carme Chacón el mérito expresarse con cierta honestidad ya que por los menos admite lo más evidente: el respaldo diplomático y militar español a mandatarios autoritarios árabes. Sin embargo, la formulación de Chacón esconde bastante manipulación de la verdad y a la vez intenta perdonarse por una actuación política impresentable, además de contraproducente.

¿Solo "a veces" con los gobiernos dictatoriales de Tunez y Egipto, por ejemplo? No es la verdad. Durante las últimos décadas los responsables políticos españoles, como la mayoría de los europeos,  han dado una prioridad constante a las buenas relaciones con los dictadores más sangrientos al mismo tiempo que han dado la espalda a los principales opositores democráticos.

La Ministra se excusa por haber apoyado a los tiranos con la necesidad de "prudencia."   Sin duda alguna, los motivos del apoyo a los regímenes de Marruecos, Argelia, Túnez,  Libia y Egipto poco o nada tienen que ver con "la prudencia" sino unos intereses económicos, energéticos y inmigratorios puros y duros.   ¿Pero, sigue siendo  prudente apoyar indefinidamente el aplastamiento de la voluntad popular de millones de personas del norte de África? ¿Se puede utilizar el deseo de "la estabilidad" para reforzar unas  políticas petrificadas, corruptas y terriblemente injustas?

Igual una reformulación más ajustada con la realidad de la frase de Chacón seria: "Siempre por intereses propios hemos sido complacientes con los tiranos"

En contraste con toda la retórica sobre los principios democráticos europeos, la lamentable realidad de la actuación práctica de la Unión Europea y de sus estados miembros ha sido muy útil para fortalecer la tiranías del Norte de África.  Sin ir más lejos, podemos recordar un artículo publicado en un diario de Cairo hace solo dos meses por el embajador de la Unión Europea en Egipto, Marc Franco. Alabó las reformas democráticas de Hosni Mubarak y concluyó que "considerando los últimos años, es justo afirmar que Egipto ha dado pasos valientes hacia la promoción de una cultura de derechos humanos en todas las facetas de la sociedad egipcia." 


Esperamos que las rebeliones de las últimas semanas provoquen una profunda reflexión en nuestros líderes  "prudentes" y "benevolentes"  para que den un giro democrático a un proyecto común  justo con nuestros vecinos más cercanos del Sur.


Vendredi 11 février 2011 5 11 /02 /Fév /2011 15:25

bensky.jpg

One of the often heard responses in Israel to the Egyptian popular
rebellion has been the consideration of the Muburak regime as a
necessary “lesser evil” to any form of democratic rule that would lead
inevitably to an unstable and dangerous radical Islamic alternative.
Obamaś support for “a democratic transition” and “free elections” in
Egypt is considered by many Israeli leaders and some right wing leaders
in the US as “throwing Egypt to the dogs.” Even some see “the fall
of Egypt” as creating a dire situation for Israel because “Israel can
only make peace with dictators” due to the endemic hate for Israel and
Jews among the Arab population.

These double-standard arguments that base “stability” on oppression are
at once incoherent, simplistic and, ultimately, dangerous
self-fulfilling prophecies  for the future and viability of Israel. Can
Israel"s security and certain supposed “western interests” justify
supporting the endless subjugation and hopelessness of tens of millions
of Egyptians and other Arab citizens? Can a combination of fear and
racist condescension justify saying “democracy is not for Arabs”? Can
Israel ever accept that it is a part of the Middle East and that it
cannot ignore the language, culture and public opinion of  neigbouring
arab countries?

It is true that the arduous and long task of creating democratic
institutions and a tolerant culture of political pluralism goes far
beyond the fall of a dictatorship and the organization of free
elections. This is especially true in a big country like Egypt where
tremendous poverty and illiteracy are very fertile ground for religious
extremism. But the greatest danger of extremism is precisely the lack of
hope for a better and freer society among millions of young people.

Nevertheless, many fallacies are being repeated. The Muslim Brotherhood,
while not a liberal party, is clearly not a copy of the Iranian
Ayatollahs or other fundamentalists. Many of them even say they want to
follow the example the moderate Turkish islamic leaders while others
insist that they will respect a pluralistic civil state and do not wish
to impose the Sharia or other radical measures. One must also keep in
mind the moderating influence of many smaller secular opposition groups
and the influence of the westerned trained Egyptian army that will
surely not favour the formation of a radical government that breaks with
the West. In fact, in the daily protests when some islamists shouted the
slogan “Islam is the answer”, the majority of the crowd drowned them out
with chants of “Moslems and Christians together for Egypt”. While most
Egyptians are deeply religious the present wave of protests across the
arab world has very little to do with an “Islamic revolution.”

Israel"s strategic position over the last 30 years has been based on a
close security relationship with Egypt. Needless to say, the changes
taking place in Egypt, will have a profound effect on the future
security and political possibilities of Israel. Since any future
Egyptian Government will be much more sensitive to the the pressure of
public opinion, there will obviously be more problems for close
Israeli-Egyptian security cooperation with regards to Gaza, the
Palestinians in general and the Sinai peninsula.

Even a slow transition toward democracy will create much greater
pressure in favour of a political solution to the Palestinian problem
and make the present Israeli entrenchment untenable.

While peace between Egypt and Israel will surely not be in danger,
there will be more turbulences in the up until now smooth workings of the
1979 Israel-Egypt peace agreement. From now on Israel will not be able
to almost ignore its southern security flank. Also placed in jeopardy is
the blockade of Gaza that requires Egyptian cooperation. Any
democratically elected Egyptian Government will have a hard time
accepting the present policy of intimate military cooperation
based on the status quo of the Palestinian-Israeli crisis.

A new regional order possibly is in the making in which Israel cannot
continue acting as if what is happening on the other side of the walls
and fences does not concern them. Israel and the Zionist movement has
always had a clear preference for the top-down approach of palace
politics or super-power protection.

As political thinker Hannah Arendt wrote in 1944: “Nationalism is bad
enough when it trusts in nothing but the rude force of the nation. A
nationalism that necessarily and admittedly depends upon the force of a
foreign power is certainly worse . . . the Zionists, if they continue to
ignore the Mediterranean peoples and watch out only for the big faraway
powers, will appear only as their tools, the agents of foreign and
hostile interests.”


Now, in the context of historic changes in the Arab world it is
essential for Israel to heed the writing on the wall, to open up to a
broader concept of politics, to quickly accept the challenge of a just
peace with the Palestinians by withdrawing from the West Bank and East
Jerusalem, to end the blockade of Gaza and to allow Palestinians to
breathe, to accept international security arrangements on the ground, to
look at the big picture of the Mid-East and to start ignoring the
smaller pictures of extremist settler groups and other narrow minded
nationalists.


The events in Egypt are a serious wake up call for Israel. The Tel Aviv
“bubble” has burst.

David Hammerstein


Dimanche 17 octobre 2010 7 17 /10 /Oct /2010 02:01

torero-carnicero.jpg


Jeudi 14 octobre 2010 4 14 /10 /Oct /2010 12:24

prozac_jpg.jpg


Public health systems in Europe can no longer pay their pharmaceutical bills and have started to do something about it.

What began in Spain and Greece  as a response to budget deficits has now become a general trend. Now national drug-pricing authorities across Europe are taking on run-away health spending in the context of severe financial constraints.


Underway is a new harmonization in the way governments assess the value of medicines.

Germany recently decided to cut up to 2 billion euros from drug purchases. Spain will have cut 1.6 billion from its 2010 bill while paying from 7.5% to 25% less for generic and patented medicines. Greece and Italy have announced cuts of 1.2 and 1.6 billion respectively in public drug expenditures. Other countries that have also decided to pay lower prices for frequently used health products are: Denmark (40m), Belgium (380 million), France (250m.), Ireland (170 m.), Portugal (80 m) and Switzerland (200 m.).

Big pharma firms such as Glazosmithkline are already crying wolf and claiming that they won´t be able to finance the research of new drugs.

What is evident is that the present model of medical innovation is more and more unable to deliver the affordable products that our society needs.  It is not only the poor countries of the global South or countries in eastern Europe, but even the wealthiest public health systems of the world that cannot bear the burden of exorbitant prices for medicine.

Maybe the time has come to stop leaving the future of access to medicines in the hands of a few pharmaceutical monopolies and to explore new models of making medicines that are fairer, more useful and more affordable.

This will be the objective of a conference in the European Parliament on November 18th organized by the TransAtlantic Consumer Diaolgue,  Health Action International, Oxfam and Knowledge Ecology International under the auspices of MEPs Eva Joly, Thijs Berman and Carl Schlyter.

 

David Hammerstein, TACD


Jeudi 14 octobre 2010 4 14 /10 /Oct /2010 12:10

 El documental en TV Cuatro "Futuro negro como el carbón", el periodismo superficial y mi pequeño papel

http://www.cuatro.com/rec/reportajes/segunda-temporada/futuro-negro-como-el-carbon/

 

2.jpg

 



Estimado Jon Sistiaga, Director del Programa REC - reporteros Cuatro:

 Estoy muy decepcionado y arrepentido de haber colaborado con el programa que hace un reportaje tan superficial y carente de todo rigor sobre el problema tratado, que lo enmarca y enmascara bajo una oleada panfletaria que solo representa al empleo de mineros y las arengas de los sindicatos y empresarios mineros aliados, que solo buscan mantener y reflotar indefinidamente una economía no rentable. No se aporta información ni análisis sobre el conflicto fundamental existente entre la extracción minera de carbón subvencionada faraónicamente con dinero público y sus indeseables consecuencias de destrucción y contaminación de la salud climática y de los bienes y ecosistemas ambientales que son colectivos y necesarios.

 Es un periodismo demasiado folklórico y rosa, centrado únicamente en unos mineros que son presentados como como superhéroes y grandes víctimas, repitiendo con ello los tópicos cansinos y haciendo de altavoz de los sindicatos y la patronal hasta hacerlos creíbles, cuando en realidad representan al sector económico más contaminante, paradógicamente más mimado por las políticas proteccionistas del gobierno y más corrupto de todo el estado.  

Desaparece la otra cara social, ambiental, política, ecologista, energética, empresarial, europea y de derechos colectivos al bienestar preservando la salud amiental y ciudadama. Los otros actores e intereses en juego dentro del conflicto del carbón en España son eliminados en el reportaje por arte de magia, como si no hubieran decenas de denuncias y sentencias judiciales por los destrozos ambientales de la minería en zonas de legalidad de máxima protección ambiental europea. No muestran las imágenes lunares espeluznantes de lo que son montañas protegidas por las directivas ambientales europeas y de reconocimiento internacional por su alto valor ambiental. Este patrimonio colectivo y europeo es rápidamente amputado con la dinamita y la maquinaria pesada de gigantes excavadoras y de hileras de camiones a causa de la minería de los cielos abiertos, la más subvencionada con las ayudas, muy intendiva en maquinaria pero minúscula en el empleo que genera, osea, el gran negocio para el mayor empresario minero Victorino Alonso) Tampoco se muestra el impactante paisaje de las falsas restauraciones de montaña en las que de manera irreversible ya no puede crecer ni la la hierba. No toda la minería son las galerías interiores donde se acumula el empleo minero pero no el gran negocio para las empresas mineras que sale de las minas a cielo abierto.En esto quedan convertidos lo que antes eran hábitats frondosos llenos de biodiversidad y en los que sobreviven los últimos santuarios del oso pardo y el urogallo en León y Villablino.

¿Y el futuro de la salud ciudadana y la salud del planeta además de estos daños a los ecosistemas locales? ¿Donde están las opiniones de científicos, economistas, ecologistas, partidos y concejales verdes que luchan desde hace años contra el carbón y las minas de cielo abierto en el valle de laciana y en Villablino? ¿Donde están los informes oficiales de las instituciones europeas y donde está el sector pujante de las energías renovables que ha perdido mucho más empleo (70.000) que los millares de empleos residuales que quedan en la minería del carbón? No se explica nada el porqué la UE, la OCDE, la CNE y la CNC, todas estas instituciones se enfrentan a las demandas del empleo minero y las subvenciones masivas a los empresarios y piden acabar por ley con las subvenciones al carbón. Tristemente en este lamentable reportaje se muestra solo un panfleto de los intereses particulares de unos miles de afectados por desempleo como si estuvieramos en la sucia industrialización del siglo XIX a favor de invertir más dinero público en época de crisis en el contaminante y anacrónico pozo sin fondo del carbón!.

 Gran parte del programa es una romantización simplista y lacrimógena de una realidad socialmente marginal, pero ambientalmente clave y central para la humanidad y cada pais por sus efectos dañinos multiplicados (con emisiones de CO2 masivas, lluvia ácida, destrucción masiva de bosques protegidos por las minas ilegales a cielo abiertos - 30% del carbón, contaminación de ríos y aquíferos...). De hecho ni se menciona el cambio climático y el atentado en contra de las leyes europeas de protección de la naturaleza Natura 2000 (con las 9 minas de Laciana ante el Tribunal de Justicia Europeo sin ninguna imagen de la destrucción en el reportaje!   Entrevistando a los afectados de un sector en declive de unos 6 mil mineros durante la mayoría del reportaje con música, huelgas de hambre y marchas no permite explicar ni objetivar nada de lo anunciado en el título del reportaje, más bien ayuda a confundir.  

El protagonismo de los personajes convertidos en héroes mineros que se repite una y otra vez con falsedades bien conocidas y documentadas: que solo se elige entre el carbón nacional o el de fuera (cuando el consumo general del carbón en España en global ha bajado mucho por la subida de las energias más limpias),  ... que necesitamos el carbón para la autonomia energética cuando la eólica muy española produjo 10 veces más electricidad que el carbón esta primavera pasada y cuando hay capacidad de sobreproducción de electricidad, ... que el que haya 75 mil personas que han perdido el trabajo en el sector de las renovables en los últimos, no merece reportaje alguno, y ahí también hay precarios y parados que podrían convertirse en héroes y protagonistas, al igual que el sector pujante de energías y actividades empresariales limpias. Claro, también si se hablara en un reportaje con el sector del zapato, textil o cemento, por decir algunos golpeados también en el empleo, se podría conseguir el mismo resultado unilateral y efectista de quejas y heroico empleo amenazado.  Se afirma una y otra vez que no hay alternativas, contribuyendo con ello a perpetuar el falso mito del carbón como única fuente de bienestar y futuro en la zona, a pesar de los inmensos daños colaterales, colectivos, sociales y ambientales en juego.

  No se contrastan opiniones sobre el terreno con imparcialidad ni con análisis serio sobre las opciones y actores portavoces de conflicto e intereses en juego, solo se deja hablar una y otra vez a los afectados y amenazados en sus interes particulares de nóminas y empleo, no se muestran los intereses de los otros afectados. Solo se entrevistan a los concejales a favor del carbón y no se entrevista ni siquiera al singular y emblemático concejal verde de Villablino ni al grupo ecologista local: Filón Verde. No se menciona la continuada violencia y amenazas ejercidas y denunciadas en contra de los verdes y los ecologistas locales por "por piquetes mineros orquestados" (hasta se han declarado en contra de TVE - Escarabajo Verde por los reportajes emitidos sobre el conflicto).  Además, como anécdota, mientras la imagen de los mineros (o liberados sindicales o prejubilados) sale con todo el cariño, mi imagen particular sale torcida, oscura y casi grotesca, desmereciendo con ello también mi mensaje y discurso claramente anti-carbón y pro-ecología y salud.

  Lamento mucho haber servido solo para aportar tan ineficazmente unos breves contrapuntos prácticamente incomprensibles dentro de toda una sinfonía discursiva que solo se hace altavoz de los cortos e indecentes intereses de la minaría del carbón en España.

 

 Quisiera pedir un nuevo reportaje más crítico y equilibrado sobre la minería de carbón en España.

 



  Un saludo,  David Hammerstein


Mercredi 13 octobre 2010 3 13 /10 /Oct /2010 21:59

Una lectura ambiental de los Presupuestos 2011

            JUAN LÓPEZ DE URALDE  13/10/2010

 oso-polar-solitario.jpg

En los últimos meses se han sucedido diversas convocatorias electorales que han tenido un nexo común: el progresivo avance de opciones políticas que tienen el ecologismo como eje fundamental de su acción. El caso más reciente, y sonado ha sido el espectacular avance de la brasileña Marina Silva quien, a la cabeza del Partido Verde, ha rozado el 20% de los votos. Gracias a ello puede convertirse en árbitro del futuro de aquel país. El resultado de Marina Silva en un país clave en el tablero global acaba con el falso mito de que las políticas ecológicas son solo un lujo para los países ricos, poniendo de manifiesto que el sentido de identificación con ideas que buscan la sostenibilidad ecológica está cada vez más extendido por todo el globo.

 

El Ministerio de Agricultura solo dedicará el 2,3% de su presupuesto al cambio climático.

Pasados unos meses desde el fracaso de la Cumbre de Copenhague, parece que el mundo empieza a sacudirse la capa de tristeza y escepticismo que trajo el pobre resultado de aquella reunión sobre cambio climático. Y lo está haciendo de una forma inesperada, pero significativa: apoyando con el voto el avance de propuestas ecologistas. De hecho, ahora los problemas ambientales estarán en el centro del debate en la segunda vuelta electoral de Brasil, ya que ambos candidatos tratarán de arrastrar a su terreno los 20 millones de votos verdes.

De alguna manera, la incapacidad de los líderes mundiales para dar la respuesta adecuada y necesaria a problemas globales tan acuciantes como el cambio climático o el hambre y la pobreza, está generando corrientes de opinión que empiezan a aflorar a través de propuestas políticas que, como la brasileña, irrumpen de manera novedosa en el panorama. Y es que parece que la impotencia puede transformarse en acción positiva, si ese descontento se encauza hacia nuevas propuestas y nuevas formas de organización. Ello es lo que pretendemos también con Equo.

Esta nueva marea verde se produce mientras en España nos encontramos inmersos en el debate presupuestario. Unos Presupuestos, los de 2011, de marcado carácter restrictivo del gasto público. El giro antisocial del Gobierno de Zapatero ha sido respondido nada menos que con una huelga general, cuyas demandas, de momento, no parece escuchar el presidente del Gobierno. Desde mi punto de vista, este giro del Gobierno socialista comienza a percibirse cuando en el comienzo de la segunda legislatura, Zapatero fusiona los Ministerios de Medio Ambiente y Agricultura, y entrega su gestión a una persona, Elena Espinosa, totalmente alejada de cualquier planteamiento mínimamente cercano a posiciones ecologistas.

Desde entonces las cuestiones ambientales no han tenido un peso relevante en la acción del Gobierno de Zapatero. Por más que en 2008 anunciase que el cambio climático sería uno de los tres ejes de su actuación, lo cierto es que el proceso de abandono de lo ambiental ha sido evidente. La razón detrás de ese abandono no es otra que la aceptación de las presiones que se ejercieron desde distintos sectores económicos contra las políticas ambientales que pretendían lograr medidas tan poco revolucionarias como el control del urbanismo en la costa, la protección de los espacios naturales valiosos, el cumplimiento del Protocolo de Kioto, la defensa de los recursos marinos o el cierre progresivo de las centrales nucleares.

Los Presupuestos Generales presentados por el Gobierno para 2011 profundizan en este abandono. Ciertamente, el recorte presupuestario ha afectado a todos los Ministerios. Pero, después de Fomento, es Agricultura -que actualmente incluye Medio Ambiente- el segundo departamento que ha sufrido un mayor recorte. Pero todavía es más alarmante conocer que apenas el 5% del total presupuestario de este Ministerio se dedica a políticas de protección ambiental. Por ejemplo, para el cambio climático, el Ministerio dedicará en 2011 exactamente el 2,3% de su presupuesto. Con estos datos en la mano es muy difícil que temas que ocupan los primeros puestos entre las preocupaciones globales dejen de ser marginales en nuestro país.

Dedicando presupuestos tan exiguos es imposible alcanzar los ambiciosos objetivos de reducción de las emisiones contaminantes establecidas como necesarias por el IPCC.

No existe justificación alguna para explicar esta marginación a la que el Gobierno ha llevado al medio ambiente. España, por su situación y sus condiciones geoclimáticas, está tan necesitada, o más, que el resto de Europa de políticas activas que tengan en consideración la necesidad de restablecer el equilibrio entre el entorno y la actividad humana.

En esta desidia, que se plasma en acuerdos que jamás llegan a cumplirse y que se convierten en meras declaraciones de intenciones; esta falta de un compromiso serio por nuestro planeta y por el presente y futuro de todos sus habitantes, está provocando una nueva corriente mundial que mira a la Tierra no solo como el proveedor de los recursos que necesitamos para subsistir, sino como el marco en el que vivimos y que es necesario preservar. España no debe seguir ajena a esta corriente, porque necesita, como ningún otro país, un giro ambiental.

 

Juan López de Uralde

De la Fundación Equo.


Mardi 12 octobre 2010 2 12 /10 /Oct /2010 22:33

LAS  POLÍTICAS  PARITARIAS  Y  VERDES  VAN  JUNTAS


 chica-y-perro-bailando.jpg

 

- La forma más ancestral de desigualdad

es la fundada en la diferencia sexual y anatómica de los seres humanos.

Ninguna persona ni grupo humano es ajeno a esta dolorosa división artificial de la humanidad. La opresión patriarcal de las mujeres es decimonónica y omnipresente, y se suma y superpone a cualquier otro tipo de forma de desigualdad y maltrato discriminador. Constituye un tronco unificador que traspasa fronteras, épocas, culturas, grupos y sociedades históricas de todo tipo, adoptando múltiples formas normativas, leyes y lenguajes según la particular  estructura social y cultural en cada sociedad y época.

 

- La dominación masculina tiene un carácter socialmente transversal:

es inter-cultural,  inter-clasista e inter-ideológica. 

La división y separación imperativa de los seres humanos en función de su sexo biológico en dos rígidas y antagónicas categorías de humanos adopta muchas formas a lo largo de la historia. Como mujeres que somos, entendemos que somos parte y nos afecta directamente este amplísimo ejercicio de violencia y desigualdad frente a la realidad de la diversidad y pluralidad humana, y por ello defendemos el derecho universal a un trato equitativo y justo para las mujeres. 

 

mujeres-arrastradas.jpg

 

- La enquistada y cotidiana discriminación y desigualdad entre hombres y mujeres.

A pesar de la existencia de leyes universalistas que sin discriminación sexual abogan por la protección y defensa de los derechos humanos igualitarios en sociedades como las nuestras, consideradas avanzadas y modernizadas, en las prácticas socioculturales y en las relaciones cotidianas entre mujeres y hombres se reproducen dos formas diferenciales y jerarquizadoras de socialización. Este doble sistema sociocultural adjudica normas de comportamiento diferentes y en relación de jerarquía y subordinación, donde lo masculino, con sus valores y prácticas asociadas se constituye en norma suprema de valor, poder y distinción frente a los valores designados como femeninos y sus éticas prácticas de donación hacia los otros próximos, que solo obtienen aprecio y reconocimiento en el encierro de los roles domésticos y mundos privados de relación entre los seres humanos. 

 

banksy-mona-lisa-y-su-culo.jpg

 

- La igualdad y la dignidad desde la diferencia

es un proyecto inacabado para las mujeres de cualquier condición. 

Defendemos el valor universalista de los derechos básicos de las personas y la ciudadanía, al margen de las diferencias por su condición anatómica y sexual, y con ello cuestionamos las muchas formas de minorización y subalternidad que vienen sufriendo las mujeres, y que aún perviven a menudo invisibilizadamente, en todos los espacios sociales, privados y públicos. La necesaria apuesta emancipatoria por unas formas de convivencia más equitativas y justas entre mujeres y hombres, ha de poder hacerse hueco y tomar protagonismo en cualquier agenda de acción y proyecto que se autoproclame a favor de la mejora y el bienestar común. Entendemos que el avance en el cumplimiento de los ideales igualitarios entre los seres humanos, y particularmente entre las mujeres y hombres, debe expresarse en todas las organizaciones, instituciones y grupos, que han de adoptar como propios los cambios igualitarios que cuestionen la jerarquía y la dominación masculina.

 

mujer-desnuda.jpg

 

- La política es un espacio hegemónicamente masculino.

 La deseable opción a favor de la equidad en el acceso y reparto de los bienes sociales entre hombres y mujeres se ha de poder expresar en las relaciones privadas y domésticas y también en las relaciones que se establecen en los espacios públicos, como es el político e institucional encargado de la regulación y la gobernabilidad colectiva. Con las históricas conquistas del derecho al voto para las mujeres a lo largo del siglo XX no han acabado las ancestrales discriminaciones políticas de las mujeres. Los partidos y organizaciones políticas de cualquier tinte y condición, que aspiran a representar a la ciudadanía en los procesos electorales y en las instituciones y políticas de gobierno, deben garantizar mediante reglas estrictas unas condiciones ejemplares de participación y equidad entre mujeres y hombres en sus formas de representación, liderazgo y decisión. Estas metas en defensa de los derechos de igualdad y equidad en el espacio propiamente político nos llevan a defender con fuerza y pasión su puesta en práctica mediante una variedad de fórmulas basadas en la "acción positiva", "la política paritaria" y "las organizaciones propias" de los colectivos de mujeres. Estas herramientas sirven para romper los duros “techos de cristal” que en política eliminan, individualizan o seleccionan arbitrariamente a las mujeres, en función de los particulares intereses y el poder de designación de las familias y grupos de hombres que dominan e imponen las reglas del campo político-institucional.

 

mujer--hombre-y-mesa.jpg


- Las políticas verdes y la paridad van juntas.

En “la nueva cultura política” defendida por los partidos y las organizaciones con fines de transformación ecológica para la sostenibilidad de las sociedades humanas, las políticas paritarias se hacen inevitables. Han de convertirse en distintivas y ejemplares para impulsar con ello avances reales contra la desigualdad patriarcal en la sociedad en general, y en cualquier contexto, organización y circunstancia política en particular.  Los mecanismos paritarios y de discriminación positiva a favor de las mujeres en el terreno de la participación, la decisión, la representatividad y el liderazgo, deben instituirse y asegurarse mediante reglas estatutarias de funcionamiento que marquen los hábitos de la cultura política de las organizaciones y de sus miembros, y pongan límites irrebasables a la acumulación de recursos políticos y de poder de dirección en manos de hombres y grupos de hombres.

 

 

- Sin organizaciones autónomas de mujeres las políticas de paridad no andan.

Las reglas paritarias de una organización pueden ser ineficientes o incluso contraproducentes para las mujeres si en su aplicación se pervierte el sentido original de las mismas: dividir equitativamente los bienes y recursos asegurando que las mujeres como colectivo tengan el acceso continuado a los mismos. La experiencia histórica de las mujeres muestra la necesidad política que tienen de dotarse de organizaciones propias y autónomas para dar forma y expresión a sus intereses y metas colectivas, y también para impedir la posibilidad de un uso contradictorio e ilegítimo de las fórmulas paritarias: cuando se utilizan con la finalidad de validar solo a las mujeres individuales que previamente han sido seleccionadas y designadas por los grupos de poder y los liderazgos masculinos. 

 

chica-cara.jpg

 

. La feminización de la sociedad 

es necesaria para la responsabilidad ecológica y la transición verde

Aunque nos consideramos parte y continuadoras de la genealogía de mujeres y de sus históricas luchas en favor de los derechos políticos y sociales igualitarios para las mujeres, además percibimos como los valores masculinos de conquista, autonomía y libertad, y desarrollados desde los ideales modernos de progreso y desarrollo ilimitado, están esquilmando aceleradamente las limitadas y frágiles condiciones de salud y vida del conjunto de ecosistemas del planeta. Para evitar que las mujeres participemos también en la delirante y faústica fiesta del maldesarrollo destructivo del conjunto de la vida terrestre, y ante la gravedad de la crisis de supervivencia ecológica que hoy atraviesa la humanidad en su conjunto, las históricas metas liberales y socialistas para el avance igualitario de las mujeres deben armonizarse e integrarse con urgencia en los objetivos y las restricciones que impone la preservación ecológica y el decrecimiento físico de nuestras necesidades y formas de vivir. Ante la degradación y pérdida de los servicios y bienes ambientales vitales y necesarios para nuestra continuidad y existencia común y colectiva, entendemos que las mujeres no deben “travestirse” emulando los antropocéntricos valores masculinos de éxito y riqueza. Al contrario, entendemos que podemos revalorizar, reconstruir e irradiar nuestras culturas e identidades femeninas fruto de los imperativos patriarcales, con la finalidad de afrontar mejor los necesarios cambios verdes en nuestras formas de organización, producción, estilos de vida y consumo, y en el pensamiento y la cultura. 

 

mujeres que aman libres

 

Desde los valores diferenciales de la feminidad, pero autoreconstruidos y autodesignados, queremos tejer puentes que favorezcan la transición consciente hacia una nueva y ampliada moral de responsabilidad y cuidado hacia la vida natural, que es la fuente matricial para cualquier sociedad humana y futuro. 

 

Como mujeres que somos, no queremos contribuir a usurpar ni lesionar las oportunidades y los derechos de la vida natural y de los seres humanos en el futuro, ni queremos sumarnos a la insensata destrucción de los bienes y servicios ambientales que son condición de nuestra propia existencia y bienestar. 

 

Como  mujeres verdes  que somos, optamos por una nueva responsabilidad y ética femenina del cuidado y ampliada a la vida natural que enferma y muere. 

 

Como ecofeministas que somos, defendemos los nuevos derechos ambientales, como guías y principios fundamentales de toda acción y proyecto humano a la vez que luchamos por unas formas de convivencia benignas y equitativas entre mujeres y hombres en un planeta finito y común.

 

 mujer-y-bici.jpg

 

 

Materiales del Grupo  ECOFÉMINAS

Octubre del 2010



Samedi 9 octobre 2010 6 09 /10 /Oct /2010 07:49



       Los casi veinte millones de votos cosechados por Marina Silva  son un hito para el movimiento verde global.  Demuestra que la ecologia política no es "un lujo" para las sociedades opulentas del Norte y que se puede combinar con éxito un discurso social coherente de ecologia y de economía en un país con grandes bolsas de pobreza y analfebetismo.  Contradice las voces que consideran el movimiento verde como "una expresión post-materialista"  solo apta para los tiempos de bonanza económica.


    La campaña de Marina Silva fue especialmente transversal ya que conseguía votos de muy distintas procedencias, desde los jóvenes desencantados con la polarización izquierda-derecha de los dos grandes partidos, los votantes de izquierdas defraudados por las promesas incumplidas de los gobiernos de Lula,  del movimiento ecologista que rechaza la terrible política productivista de destrucción de las amazonas,  de las clases medias cultas que huyen de la retórica ideológica - sea populista o conservadora,  de comunidades cristianas de base que respetan la profunda devoción religiosa de Marina Silva, de sectores empresariales que apoyan las llamadas a favor de un fuerte mercado de "economía verde", de luchadores sindicales de las amazonas que siguen el ejemplo del martir Chico Mendés... y muchos más.

   Marina Silva ha sido atacada durante la campaña desde la izquierda como "eco-capitalista" y por tener como candidato a la vice-presidencia a un empresario de la industria cosmética (lider de WWF).  Le acusaban de hacer el juego a la derecha, de dividir la izquierda, de buscar la venganza personal por su marginación dentro del Gobierno de Lula.


No hay que olvidar que la actual candidata a la presidencia del Partido de los Trabajadores Dilma Roussef es una enemiga acerrima de cualquier política ambiental y en su cargo de jefa del gabinete de Lula se dedicaba a boicotear todas las propuestas ambientalistas y en defensa de las amazonas de la entonces ministra de Medio Ambiente Marina Silva.


  Ahora el Partido Verde debe decidir si pedirá el voto para otr@ candidat@ en la segunda ronda de las elecciones. Una decisión difícil.

Créer un blog gratuit sur over-blog.com - Contact - C.G.U. - Rémunération en droits d'auteur - Signaler un abus - Articles les plus commentés