Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

3 avril 2021 6 03 /04 /avril /2021 18:35
La estrategia europea de adaptación al cambio climático o la estrategia del avestruz

 

 
Al mismo tiempo que intentamos hacer todo lo que podemos para mitigar y evitar los peores impactos del colapso climático en curso, también debemos estar más preparados para enfrentarnos a unas duras consecuencias climáticas que ya son inevitables e irreversibles.  En este sentido hace unas semanas se presentó la nueva “Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Unión Europea.” https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/qanda_21_664

 

Hay que dar la bienvenida a la nueva Estrategia de Adaptación de la UE por contener un  enfoque orientado a soluciones basadas en la naturaleza al resaltar la importancia de la conservación de la biodiversidad y la restauración de la naturaleza.   En teoría la estrategia se asemeja al pensamiento del gran biólogo Edward.O. Wilson en su libro Medio Planeta: la lucha por las tierras salvajes en la era de la sexta extinción. que apuesta por el aumento de la protección de la biosfera y su biodiversidad como la mejor forma de protegernos y tener resiliencia frente  los embates climáticos  También parece positivo el hecho de que la adaptación es reconocida como una prioridad en los planes de recuperación económica de Covid-19. Sin embargo, lo que es realmente decepcionante e irresponsable es que la nueva Estrategia de Adaptación no establezca objetivos legales concretos y medibles con plazos determinados para que la UE y sus Estados miembros se vuelavan más resistentes al desorden climático.

 

El texto de la Estrategia está lleno de palabras vagas y vacías como “estimular”, “fomentar” e “incentivar” mientras no establece instrumentos, objetivos y fechas topes que son  legalmente vinculantes. Desgraciamente, la estrategia puede correr la misma suerte que la mayoría de los grandes planes ambientales fracasados de la UE que tienen un nivel bajo de cumplimiento como atestigua un informe reciente de la Agencia Ambiental Europea que lamenta el pobre estado los ríos, la continua pérdida de hábitats y especies y un modelo agrícola subvencionado muy contaminante y biocida. https://www.eea.europa.eu/publications/state-of-nature-in-the-eu-2020/.  Como botón de muestra la recientemente aprobada Política Agraria Común ha eliminado de su texto legal las obligaciones de reducir radicalmente el uso de agrotoxicos (presentes en la estrategia “de la granja a la mesa”) y de respetar la biodiversidad como condiciones para recibir las ayudas públicas de miles de millones de euros. Sin medidas obligatorias no puede haber ni un Nuevo Trato Verde (Green New Deal)  ni una Estratega de Adaptación mínimamente creíbles y eficaces.

 

Tampoco hay objetivos concretos asociados con las promesas lograr fuertes sinergías con la importante Estrategia de Biodiversidad de la UE para el 2030 cuando más del 80% de los habitats europeos se encuentran deteriorados o muy deteriorados según la Agencia Ambiental Europea que también ha documentado el fracaso del anterior plan de biodiversidad de 2013-2020.  Por ejemplo, solamente se conseguirá una gestión del agua más resistente al clima mediante la reducción de consumos de agua y una aplicación estricta de la Directiva Marco del Agua (DMA) para la regeneración de los ríos y las zonas húmedas lo que actualmente brilla por su ausencia en países como España ante la pasividad de la Comisión Europea que debe velar por su cumplimiento.


 También  la Estrategia de Biodiversidad 2030 plantea la liberación de las barreras de hormigón y la recuperación del caudal natural en 25.000 kilómetros de ríos europeos lo que sería un avance fundamental para la estrategia de adaptación.

 

 Mientras la UE reconoce la adaptación climática como una prioridad para la recuperación económica verde posterior al Covid-19 el contenido concreto de la financiación no es muy prometedor. Hay una mención específica de la adaptación para el 37% de la financiación de los Planes de Recuperación y Resiliencia  pero muchos de los proyectos considerados para la financiación (que incluyen iniciativas energéticas de macro-proyectos de las grandes eléctricas) no serán positivos para una adaptación climática basada en la naturaleza y una protección de la biodiversidad.

Mientras la retórica política y empresarial de “mitigación”, “adaptación” y “sostenibilidad” se oyen por todas partes la tozuda realidad es de un negacionismo práctico y una irresponsabilidad institucionalizada que no corresponden en absoluto con la creciente preocupación ciudadana por el devenir de nuestro planeta vivo. Si no se remedia en su tramitación legislativa “La Estrategia Europea para la Adaptación al Cambio Climático” será otro brindis al sol “verde” basado en medidas voluntarias, “buenas prácticas” y planes vagos que no toman en serio una emergencia climática que reclama unas medidas excepcionales y urgentes que no se ven por ninguna parte.

 

Partager cet article
Repost0

commentaires