Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Búsqueda

Los Verdes

6 novembre 2015 5 06 /11 /novembre /2015 00:22

Debajo del asfalto está la tierra: la ciudad permeable

 

En Valencia ciudad, como ocurre en muchas otras grandes ciudades, pisamos poco la tierra. De hecho, en medio del frenesí urbano a menudo ignoramos casi totalmente nuestros intercambios con el suelo y las funciones vitales de la tierra que palpita bajo nuestros pies. El urbanismo dominante empeñado como está en la inflación del cemento se ha dedicado a desconectarnos asfaltando la vida que podría florecer por todas partes.

 

La planificación urbanística mayoritaria impermeabiliza y hace desaparecer la tierra con hormigón y asfalto. A los árboles de las calles se les estrangula autoritariamente por su base aprisionándola con las baldosas de las aceras. Bajo este uniforme feismo gris también languidece la conexión natural de la tierra con las personas, el aire y el clima en muchos cascos urbanos de pueblos y ciudades. Pero a pesar de esta planificada negación urbanita, la defensa municipal de la tierra permeable en el corazón y en las extremidades de la ciudad podría ofrecer unos bienes y servicios ambientales muy valiosos para la ciudadanía y la sostenibilidad ecológica. 

 

Una tierra permeable tiene vivacidad y un variado paisaje de color que cambia al ritmos de las estaciones. Transpira la humedad, absorbe, filtra y limpia el agua creando hábitats para mucha biodiversidad, sobretodo en su forma más menuda. Cuanto más suelo permeable tiene una zona urbana, más disfrute hay en sus calles y plazas y menos sufre por el fenómeno de «isla de calor» causado por la ciudad construida durante el verano. Cuanto más agua es absorbida por la tierra, menos dinero hay que gastar en la depuración y más se previenen las inundaciones. En los centros históricos y en otros barrios antiguos, más permeabilidad en las calles, plazas, paseos y aceras significa menos humedades que trepan por los muros antiguos de los edificios.

 

Resulta imprescindible contar con mucho más suelo permeable que conecte cielo con tierra recogiendo aguas, regulando y dulcificando la temperatura y facilitando la regeneración natural de la ciudad.

 
Debajo del asfalto está la tierra: la ciudad permeable

 

Desde hace décadas muchas ciudades europeas han establecido estrictas normativas urbanísticas municipales y territoriales para garantizar que un porcentaje importante del suelo público o privado sea permeable. No es el caso de la mayoría de las ciudades españolas. Por ejemplo en el caso de Valencia, incluso se ha asfaltado por encima de los adoquines centenarios del centro história. Esta compulsión impermeabilizadora también ha cubierto miles de metros cuadrados del Jardín del Turia con telas asfálticas para crear un cesped artificial plastificado que quiere imitar la hierba verde de los campos de fútbol. En general ocurre que se urbanizan plazas, aceras y avenidas sin ningúna consideración hacia funciones vitales de respiración de la tierra.

 

Hace ya casi 40 años que el urbanista italiano Giussepe Campos Venuti fue pionero en establecer los criterios para la permeabilidad urbana en las ciudades italianas. Esperamos que ahora que ha cambiado el color político de muchos Ayuntamientos y gobiernos autonómicos crezcan las buenas intervenciones urbanas en favor de ganar permeabilidad y se establezcan estrictas normativas reguladoras del suelo permeable en la obras publicas y privadas. 

 

DAVID HAMMERSTEIN

Partager cet article

Published by Europa en Verde - dans urbanismo
commenter cet article

commentaires